RebeldeMule

Los Guanches (Santiago y Teodoro Ríos, 1996)

Historia, ciencia, sociedad, política y esos conceptos.
Los Guanches
Entre la realidad y el mito
Santiago Ríos, Teodoro Ríos (España, 1996) [36 min]

Portada


Sinopsis:

    Un Pueblo milenario al que los expertos aún no han podido dar un origen cierto. Las teorías son múltiples aunque, las más modernas investigaciones, se dirigen. mayoritariamente, a pueblos navegantes del norte de Africa que colonizaron conscientemente la isla de Tenerife.

    El nombre de Tenerife proviene de dos vocablos: Tener, que significaba nieve y la palabra Ife, monte... En relación al Volcán Teide... Los antiguos guanches llamaban a la isla Achineche y ellos eran los Uan-achineche, hombres de la Isla, de donde se cree que procede la palabra guanche.Sin embargo, ahí queda toda certeza, puesto que el resto, se ve envuelto en una bruma de tiempo que sólo deja misterios para los arqueólogos...
    Misterios... y muchas contradicciones, ya que aún creyendo que procedían del pueblo bereber, los guanches eran rubios, de ojos azules, fornidos y extremadamente altos, hecho que acercaría su origen a pueblos vikingos...

    Sus costumbres, su lenguaje, su forma de vida son analizadas espléndidamente en el siguiente Documental: Los Guanches, entre la Realidad y el Mito, utilizando las últimas investigaciones científicas y arqueológicas y ofreciendo recreaciones con actores, que lo hacen ameno y muy interesante...

Imagen


En guanches.org se escribió:La conquista de Tenerife 1494-1496

En diciembre de 1493, Alonso Fernández de Lugo obtuvo de los Reyes Católicos la confirmación de sus derechos de conquista sobre la isla de Tenerife y, a cambio de renunciar a la prima prometida por la conquista de La Palma, reclamó el gobierno de la isla, aunque no obtuvo participación en el quinto real.

La financiación de la conquista fue llevada a cabo con la venta de sus plantaciones de azúcar en el valle de Agaete, obtenido tras la conquista de Gran Canaria, y asociándose con comerciantes italianos asentados en Sevilla.

Tenerife estaba dividida en el momento de la conquista en nueve menceyatos. Por su actitud ante los castellanos, cabe distinguir el bando de paz, que se mostró neutral o proclive a los castellanos. Eran los menceyatos del sur y del este (Anaga, Güimar, Abona y Adeje), es decir, aquellos que habían tenido más contacto con los castellanos a través de la actividad misionera (Candelaria). El bando de guerra agrupaba a los menceyatos del norte (Tegueste, Tacoronte, Taoro, Icoden y Daute). Mantuvieron una resistencia tenaz a la invasión.

En abril de 1494, y procedente de Gran Canaria, desembarcó el conquistador en la costa de la actual Santa Cruz con una tropa de peninsulares y canarios (gomeros y grancanarios, sobre todo) formada por unos dos mil hombres de a pie y 200 a caballo. Tras levantar un fortín se dispuso a adentrarse hacia el interior de la isla. Intentó un acercamiento a los bandos de guerra y a Bencomo, mencey del más importante menceyato hostil le ofreció amistad, la aceptación del cristianismo y el sometimiento a la autoridad de los Reyes Católicos. El rechazo de las dos últimas condiciones hizo inevitable el enfrentamiento.

El primer encuentro armado tuvo lugar en el barranco de Acentejo, en el municipio de La Matanza. Una tropa invasora de más de dos mil hombres se adentró por el norte de la isla en dirección al valle de Taoro (valle de La Orotava). El objetivo era doblegar a los guanches en el núcleo de su resistencia. Los guanches esperaron emboscados a los castellanos que, sorprendidos sufrieron un grave descalabro, perdiendo en la batalla el ochenta por ciento de sus fuerzas. Alonso Fernández de Lugo pudo escapar hacia Gran Canaria, donde preparó un nuevo asalto con tropas mejor adiestradas y más recursos financieros aportados por comerciantes genoveses y nobles castellanos. Los guanches, dueños de la situación, destruyeron el fortín construido por los castellanos.

Con un ejército mejor armado y entrenado, el Adelantado retornó a Tenerife en 1495. Tras reconstruir el fortín de Añaza, se dirigió hacia los llanos de Aguere (La Laguna), donde en noviembre derrotó a Bencomo, que, cometió el error de presentar batalla en una zona llana. La caballería y los refuerzos aportados por Fernando Guanarteme, fueron decisivos para la victoria castellana. 1700 guanches, entre ellos Bencomo, quedaron muertos en el campo de batalla. Una epidemia posterior diezmó a los isleños.

Un mes más tarde, los castellanos volvieron a penetrar por el norte de la isla en dirección a Taoro. Varios miles de guanches los esperaban en un barranco del actual municipio de La Victoria de Acentejo. La victoria castellana facilitó el hundimiento de la resistencia aborigen y el acceso al valle de Taoro quedó abierto. Bentor, hijo de Bencomo se tiró por la ladera de Tigaiga, consumándose la conquista de Tenerife y su incorporación a la corona de Castilla en la primavera de de 1496, en la zona de actual municipio de Los Realejos.

Los guanches vencidos de los bandos de guerra fueron vendidos como esclavos o trasladados a Gran Canaria, donde muchos escaparon y se mantuvieron alzados durante algún tiempo. Otros escaparon hacia la zona sur de la isla donde encontraron refugio entre los guanches de aquella zona. En agosto de 1502 se produce un pequeño rebrote de rebelión: Ichasagua es proclamado mencey de Adeje, restableciendo lo que se dio en denominar el "trono universal de Tenerife". Una expedición militar española contra los rebeldes, somete la sublevación tras varios meses y tras un acuerdo final con los sublevados, cuyo líder, Ichasagua, se suicida ante los ojos de los emisarios.


Una de tantas curiosidades

El arma preferido de los Guanches eran unos largos garrotes que manejaban con gran maestría (también se practica en la actualidad la lucha de “garrote canario”) y aprendieron a usarlos de un modo “pelín” especial que se convirtió en el terror de los invasores. Consistía en agarrarlo con los pies, tensarlo con las manos y soltarlo, saliendo el garrote disparado y siendo incluso capaz de atravesar cascos y escudos.

Portada



Ficha técnica

    Guión: Carmelo Martín.
    Música: Armando Capote, Raúl Capote.
    Producción: Ricardo Ramos, Marián Lorenzo.
    Locución: José Manuel Cervino.




DVDRip VO - AVI





:str: Reproducción:


Nota Vie Mar 05, 2010 1:26 pm
Lo que hay dibujado en el chiste de Forges no tiene absolutamente nada que ver con el garrote canario.

En cuanto al documental, financiado por el Cabildo de Tenerife, tiene una serie de problemas. Dentro de la polémica en el seno de la historiografía canaria, se pocisiona por una teoría concreta, la llamada "zanatista", defendida por una serie de arqueólogos, pero también criticada por la mayoría de la comunidad científica. Esta teoría está elaborada a partir de una pieza sin contexto arqueológico, en la cual aparecen las letras del alfabeto tifinagh Z-N-T. A partir de esta pieza, en alfabeto y lengua amazigh (bereber) y de su supuesta forma de pescado, se montaron toda una teoría del poblamiento de Canarias por amazighes (eso sí está demostrado) traídos por los fenicios que instalaron factorías para la pesca en Canarias (y aquí está el problema). La cuestión es que no existe ni una sóla evidencia ni arqueológica ni escrita que demuestre, no ya la presencia, ni si quiera tan sólo el conocimiento de Canarias por parte de los fenicios.

Nota Jue Mar 25, 2010 7:23 pm
Tamanca escribió:Lo que hay dibujado en el chiste de Forges no tiene absolutamente nada que ver con el garrote canario.

En cuanto al documental, financiado por el Cabildo de Tenerife, tiene una serie de problemas. Dentro de la polémica en el seno de la historiografía canaria, se pocisiona por una teoría concreta, la llamada "zanatista", defendida por una serie de arqueólogos, pero también criticada por la mayoría de la comunidad científica. Esta teoría está elaborada a partir de una pieza sin contexto arqueológico, en la cual aparecen las letras del alfabeto tifinagh Z-N-T. A partir de esta pieza, en alfabeto y lengua amazigh (bereber) y de su supuesta forma de pescado, se montaron toda una teoría del poblamiento de Canarias por amazighes (eso sí está demostrado) traídos por los fenicios que instalaron factorías para la pesca en Canarias (y aquí está el problema). La cuestión es que no existe ni una sóla evidencia ni arqueológica ni escrita que demuestre, no ya la presencia, ni si quiera tan sólo el conocimiento de Canarias por parte de los fenicios.


Muy interesante tu comentario. La verdad es que me lo pensé mucho antes de publicarlo, pero como no hay otro docu más sobre el tema, que yo conozca ...

Lo de Forges, algo tiene ver con el garrote canario, creo yo...

La Lucha del Garrote Canario, fue un recurso defensivo de los antiguos canarios, los Guanches, que eran eminentemente pastores. La pugna por los mejores pastos y los continuos robos de ganado les permitió desarrollar un sistema de combate con la herramienta que usaban para trasladarse con sus ganados por la orografía de las islas, su Garrote o Lanza de pastor.
Esta técnica de combate se fue perfeccionando en los enfrentamientos contra piratas y conquistadores. Transmitida de generación en generación en núcleos reducidos o familiares, siempre ligado al mundo de los cabreros, es rescatada en la década de los años ochenta del pasado siglo, por Don Jorge Domínguez Naranjo, que recopiló, ordenó y catalogó las técnicas, desarrollando un método de enseñanza y entrenamiento.
En la actualidad existe la Federación de Lucha del Garrote Canario, que integra a los club o Pilas de esta modalidad autóctona de combate, realizando actividades como la formación de técnicos deportivos, escuelas municipales para actividades extraescolares, exhibiciones, cursos, jornadas técnicas, o las competiciones deportivas, que ha permitido que este recurso defensivo de los Guanches, se halla convertido en uno de los deportes canarios de combate de mayor proyección internacional, prueba de ello es el título de Campeones de Europa en Técnicas con Armas 2001 obtenido por nuestros garrotistas.

http://www.microlapalma.com/deportes/garrote.htm

Nota Dom Sep 19, 2010 6:12 pm
El garrote no se lanza, se empuña en la mano, es un arte de esgrima. Ahora bien, luego están las discusiones entre los jugadores de palo y los luchadores de garrote.
Pero bueno, esto no viene al caso.


Volver a Cine documental

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.