RebeldeMule

La fuerza de los débiles (Amador Fernández-Savater, 2018)

Conferencias, charlas-debate, monólogos, discursos. Si Mahoma no va a la montaña...
La fuerza de los débiles: otro modo de pensar estratégicamente
Amador Fernández-Savater (España, 2018)

Portada


Sinopsis:

    [fuente] ¿Pueden vencer lxs débiles? ¿Pero cómo, si no tienen fuerzas? ¿Cuál es la fuerza de lxs débiles? Lxs débiles no tienen poder físico, numérico, militar, institucional o tecnológico. No pueden confrontar. No pueden entrar en una guerra simétrica. No pueden plantearse como sujeto: clase, ejército o partido. Sería su final, su perdición. No están en el mismo plano que el adversario, ni siquiera pelean la misma guerra.

    Ni causa ni motor, ni origen ni actor. La fuerza de los débiles está y sólo puede estar fuera de ellos mismos: en el conocimiento del terreno, en el manejo del tiempo, en la simpatía de las poblaciones, incluso en el empuje del adversario vuelto contra él. Cuando no se tiene fuerza, cuando toda la fuerza está fuera-de-sí, hay que detectarla, impregnarse de ella, dejarla pasar. La fuerza de los débiles no es la fuerza de voluntad, sino la escucha y la pasividad, el tacto o la capacidad de amistarse. Todas las cualidades extáticas que nos sacan de nosotros mismos y nos ponen en relación con las fuerzas del mundo. Pensaremos esta fuerza de los débiles a partir de tres figuras o estrategias.

    Sesión 1. La "guerrilla" de Lawrence de Arabia.
    En 1929, los responsables de la Enciclopedia Británica propusieron a T .E. Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, que redactara la voz "guerrilla" de su decimocuarta edición. Lawrence expuso en el texto los fundamentos teóricos de la guerrilla árabe contra el dominio turco que él mismo dirigió entre 1916 y 1918, una guerrilla cuya línea de conducta era no defender nada ni disparar contra nadie, cuyas bazas no pasaban por la potencia de fuego, sino por la rapidez y el tiempo.

    Sesión 2. La vía china del no-hacer: wu wei.
    No-hacer no significa no hacer nada o dejar de hacer, sino hacer de otro modo. Evitando a la vez la impaciencia ansiosa y la inercia, el voluntarismo y la pasividad. La vía china del no-hacer no se guía por un fin proyectado de antemano que se trata de "aterrizar" en la realidad mediante la fuerza de voluntad, sino que pasa más por detectar los "factores facilitadores" o los "potenciales de situación" que ya existen y que nos pueden llevar.

    Sesión 3. El "disimulo" según Jean-François Lyotard.
    Atrapados. ¿Cómo escapar cuando no hay salida? ¿Si no existe el afuera, cómo fugarnos? El disimulo renuncia a la pureza y se la juega en medio, en medio de las líneas y defensas enemigas. Carece de esperanza, pero no se resigna. Cultiva la duplicidad, una sensibilidad táctica con la realidad. Arte de la pillería, el desvío, la astucia, el apaño, el rebusque, la brega. Las estrategias informales de conservación y supervivencia, mía y de los míos.

Ficha técnica


Intervenciones:





WEBRip - MP3 (fuente)



[ Add all 3 links to your ed2k client ]

Volver a Ponencias y diálogos

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.