RebeldeMule

Arma X

Contra la ignorancia.

Arma X

Nota Lun Oct 30, 2017 11:40 am
Arma X
Asturias / España

Portada
(Twitter | Facebook)


Introducción

Víctor Lenore, en "Arma X, el rapero salvaje de las cuencas mineras: «España es una fantasía distópica»", en El Confidencial, el 27 de octubre de 2017, escribió:Francisco Carrio, alias Arma X, nació en la cuenca minera en 1981. Esa zona de Asturias siempre fue un problema para cualquier gobierno, desde la revolución de los años treinta hasta los duros enfrentamientos de 2012, pasando por el franquismo o la resistencia a la reconversión industrial del PSOE. Carrio empezó a destacar como rapero en los dosmil, como la mitad del grupo Stoned Atmosphere, autores del himno 'Patria sin sol', que refleja con crudeza el desamparo de los antiguos centros obreros. “La juventud ahogada, la prejubilación ahorcada/ ¿cómo te puedes creer que Asturias es la farsa que canta Melendi?”, escupía. Sus crónicas descarnadas siguen hasta hoy mismo, cuando publica 'Primera sangre', un álbum devastador sobre los estragos en las clases más vulnerables.

Sus rimas tratan con el mismo desprecio de los abusos de la patronal y las traiciones de la izquierda, empezando por el procesamiento por corrupción de José Ángel Fernández Villa, líder sindical cercado por la justicia. “En las cuencas ya se sabía. La peña o bien callaba por miedo a represalias o porque estaban chupando del bote”, lamenta. Sus rimas denunciaban hace años el sindicalismo podrido, pero ahora arremete a lo grande en 'Soma', donde repasa los asuntos turbios de Villa. “Vente en Iberia, rumbo a Cuba/ cien delegados se van de putas/ follan, beben, comen y esnifan con tu sueldo”, denuncia. “Cachopos, cursos y sobresueldos/ me parto la UGT con sus redondeos”. No hay un minuto de tregua en 'Primera sangre', su nuevo trabajo discográfico.


Enchufismo y apaños bancarios

Vayamos al grano: comparado con Arma X, Eminem suena como La Oreja de Van Gogh. En 'Anticonstitucional', uno de sus discos emblemáticos, abundan proclamas salvajes tipo “un McDonalds lleno/ napalm y queroseno” (tranquilos, es ficción). Su proyecto Factor Canadá es el que le trajo más problemas, sobre todo por un himno donde describía a Francisco Álvarez-Cascos con dos pinceladas: “Cara de Furby, mentalidad de Mussolini”. En esta misma canción de 2012 insultaba a Carmen Moriyón, alcaldesa de Gijón.

Acusa a la regidora de crear un ambiente de enchufismo, apaños bancarios y privatizaciones. Adivinen a quién no van a llamar para tocar en las próximas fiestas de la ciudad donde vive. Debido a esta letra, Carrio fue objeto de acoso policial y detectó afines del Foro grabando sus actuaciones para ver cómo podían denunciarle. A pesar del mal trago, no baja el pistón en el nuevo álbum, donde carga contra Andrea Levy. ¿Por qué ella en vez de cualquier otro miembro del PP? “Levy es como el Señor Burns apuntándose a Greenpeace. Ir de guay no quita que defiendas las cunetas, el cortijo y las cajas B. Al menos otros voceros del PP tienen la decencia de mostrar su autentica cara y convicciones”, señala.


El pijerío de Podemos

El rapero asturiano suena como un leninista con síndrome de Tourette. Su velocidad para insultar a los de arriba excede muchas veces la capacidad del oyente para procesar la información que dispara. Entre sus dardos, por supuesto, no escapa Podemos, a quienes considera parte del sistema. “La dicotomia izquierda/derecha no deja de ser un concepto burgués extendido a todo el mundo en interés de las élites”, señala. El partido de Pablo Iglesias recibe de lo lindo, por ejemplo en 'Negro', pieza donde colabora Igor Paskual, guitarrista de Loquillo. Allí se habla de “obreros hasta los cojones de los vendehumos sin callo en las manos de universidad”. La tesis es que solo un movimiento de abajo puede tumbar la hegemonía existente. “Tenemos lo mismo que ver con Arturo Fernández que con Bardem”, proclama la letra.

En sus nuevas canciones, solo encontramos verdadera alegría en '80s Player', donde recuerda su niñez, aquellos maravillosos años en los que “éramos felices/ aún no veíamos la trampa”. Entre flashes de Spiderman, Espinete y Rambo, llegan rimas brillantes para resumir los ochenta. ¿Un ejemplo? “Bruce Willis en sitcoms, puesto de cocaína/ «Luz de luna» en la tele y caballo en la esquina”. Tras la revolución elitista de Reagan y Thatcher, la desigualdad no ha parado de crecer.

Arma X es algo más que las rajadas brutales contra triunfadores. También enlaza con la tradición de artistas radicales que han contribuido a educar políticamente a los oyentes. Esta faceta queda clara en 'Banca', donde utiliza un monólogo del humorista Eugenio para denunciar las estafas del sector. “La canción iba a titularse ‘capitalismo para dummies’. Cuando creces en un barrio minero, te interesa conocer las herramientas de los que mandan para poder defenderte”. La letra explica la usura, la capacidad de los bancos para crear dinero y otras artimañas financieras. “Mi compañera Estela estudió Económicas, de hecho cuando leí El capital no hubiese pillado muchas cosas de no ser por ella”, reconoce. Aunque Carrio tiene trabajo, da gracias a su pareja por el apoyo material de estos años, que le ha permitido dedicarse al hip-hop.


La sombra de la cárcel

A estas alturas, no sonará extraño que Francisco tenga en su círculo de afinidad a Pablo Hásel y Valtonyc, dos raperos a quienes la justicia española ha condenado por sus rimas. “¿Miedo a una denuncia? Depende del día. No voy a sacrificar mi libertad por una falsa seguridad dentro de los marcos de sus leyes. Además los límites cambian a su antojo”, opina. En realidad, Arma X merece ser mucho más conocido, pero su salto comercial nunca acaba de ocurrir. “El márketing no es lo mío”, admite. Como mínimo, se ha ganado el respeto de la comunidad artística, queda claro en el vídeoclip de “O.T.R.O.”, donde aparecen artistas de renombre como Nacho Vegas, Ignatius Farray y Jorge Ilegal.

Entre otras aventuras, Arma X vio cómo la policía madrileña desplegaba todo su poder -más de veinte “lecheras”, desde Atocha hasta Legazpi- para frenar en 2013 el Irreductibles Fest, donde él estaba anunciado. Se trataba de un concierto colectivo para recaudar fondos para la fianza de Alfonso Fernández Ortega, más conocido como “Alfon”, detenido en la huelga del año anterior. Sobre el momento actual, a Carrio le preocupa la impunidad de los grupos de extrema derecha. “Llevo años diciendo que el fascismo más descarado se está abriendo paso en nuestra sociedad. Se reían de mí, pero creo que estos días hemos visto incidentes donde se han borrado los límites entre patriota y fascista. Si España deja de tener como archienemigos a los catalanes, alguno nos vamos a comer muchas hostias entre la policía y los nazis. España se está convirtiendo en una fantasía distópica. Esto pinta feo”, concluye.


Ficha técnica





Discografía





:str: Reproducción:






Relacionado:


Volver a Música

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.