RebeldeMule

ANGELOPOULOS, Theo (1935-2012)

Aquí recopilamos toda clase de material relacionado con un tema o un director concretos.
Theo Angelopoulos

Portada
(Wikipedia | IMDb)



«Mis películas son lentas para poder degustar el tiempo»

Theodoros Angelopoulos



Director de cine griego. Nació en Atenas el 17 de abril de 1935 , hijo de un pequeño comerciante, estudió Derecho en su ciudad natal y, después del servicio militar, se trasladó a París para estudiar con el antropólogo Claude Lévi-Strauss en la Universidad de la Sorbona. Realizó muchos y variados trabajos, y así, entró en contacto con el cine. Volvió a su país en 1964, donde trabajó como crítico cinematográfico para el periódico de izquierdas Dimokratiki Allaghi hasta su cierre en 1967. Después de fracasar en su intento de rodar un corto sobre un grupo de músicos pop, en 1968 consiguió realizar uno de 23 minutos, “Ekpombi”, nunca exhibido fuera de Grecia, en el que ya se vislumbraba el estilo del autor: utilización de tiempos muertos, de planos secuencia y alteración del eje cronológico, con dilataciones del ritmo espacio-temporal. Con “Días del 36” (1972), primera parte de una trilogía que continuó con “El viaje de los comediantes” (1975), considerada su obra maestra, y “Los cazadores” (1977), Angelopoulos comenzó una reflexión crítica sobre la historia contemporánea de Grecia, concretamente sobre el periodo que terminó con la dictadura de los coroneles. Siguió “Alejandro el Grande” (1980), que ganó el León de Oro del Festival Internacional de Cine de Venecia. Marcello Mastroianni protagonizó dos películas suyas: “El apicultor” (1986) y “El paso suspendido de las cigueñas” (1991). Entre estas dos películas conoció a Tonino Guerra, con el que trabajó en “Paisaje en la niebla” (1988) y en la más reciente “La mirada de Ulises” (1995). En 1998 ganó la Palma de Oro del Festival de Cannes con la película “La eternidad y un día”.

Desde sus comienzos “Reconstrucción” (1970), la obra de Angelopoulos se ha centrado en la relación con el pasado, tejiendo incansablemente el tiempo de los hombres, el tiempo de los pueblos y el tiempo de los mitos para construir un conjunto de reflexiones cinematográficas. Sus complejas construcciones narrativas y las amplias composiciones de los planos han propuesto una de las más ricas reflexiones sobre la historia del siglo XX de las que el cine ha sido capaz. Demostrado por sus películas de referencia que son “Los cazadores”, “El viaje de los comediantes”, “Viaje a Cítera”, “El paso suspendido de la cigüeña” y “La mirada de Ulises”, el trabajo del cineasta griego constituye sin duda alguna la única tentativa sistemática, en el contexto del cine europeo, de afrontar como una totalidad la historia moderna de este continente.

Angelopoulos no ha inventado solamente los relatos cinematográficos de la derrota de las esperanzas surgidas de la resistencia antifascista, del final del comunismo como ideología en decadencia en Europa del Este, y del final del bloque del Este como realidad geopolítica, con sus consecuencias sobre las relaciones entre generaciones, pueblos y países durante el transcurso del siglo XX. Angelopoulos ha inventado las formas cinematográficas necesarias para construir mediante el cine una reflexión singular sobre todas estas cuestiones. Lúcida, pesimista, esta búsqueda tomaba prestada las fuentes de la epopeya antigua, con el impulso panteísta del vínculo con la naturaleza, con la sensibilidad de los instantes de gracia, realistas u oníricos, extraídos del transcurso de la gran historia. Sirva como ejemplo la emocionante humanidad de Marcello Mastroianni caminando hacia la luz solar al tiempo que lo hacía hacia su destino en El apicultor, o la obstinada esperanza en otro lugar de los dos pequeños de Paisaje en la niebla.

Fuera de campo, se encontraban las tragedias, las traiciones, las renuncias, que saturaban el plano de soledad y melancolía; pero también se hallaba la infancia, los dioses, la repetida fórmula de la obstinación frente a la utopía, el extraño milagro de una mano sensual, de un cuerpo deseado, de una nieve para el encuentro o de un reflejo luminoso. Fuera de campo, a partir de ahora, en el cine de Angelopoulos ya no existe nada. La eternidad y un día, su película precedente ("enguantada de mármol, calzada con plomo", como dice Cirano en el instante de su muerte).

Theo Angelopoulos, historia viva del cine con mayúsculas y afortunadamente en plena actividad creativa, transmite un enorme entusiasmo por la grandeza de su oficio, pero al mismo tiempo una terrible preocupación por el futuro del mismo. "Soy muy pesimista, temo por las nuevas generaciones de cineastas, sobre todo si han elegido, como yo lo he hecho, la vía personal", El director de La mirada de Ulises enmarcó su inquietud por el mañana del cine en un escenario en el que, lamentó, "Hollywood acapara todas las carteleras; no sólo las europeas, sino las del mundo entero". Recordó el cineasta griego que, antes de la caída del bloque socialista, en los países del Este "se hacía un cine muy importante", que además era apreciado por los espectadores. "Ahora, en cambio", deploró, "el público, desgraciadamente, acude en masa a ver películas americanas, mientras que las de Alexander Sokurov, por poner un ejemplo, tienen muy poca asistencia".

Angelopoulos, que descubrió su vocación por el cine a finales de la década de los sesenta, después de haber abandonado la carrera de abogado y licenciarse en Literatura en París, abundó en que los creadores de su edad y condición, es decir, la de autor, tienen mucha suerte porque todavía pueden filmar con independencia y libertad. "En el futuro", insistió, "no sé yo si eso va a ser posible". Él volverá pronto a ponerse detrás de una cámara. Se le nota feliz explicando los últimos preparativos del rodaje de su próxima película -la segunda parte de la trilogía iniciada con Eleni-, que empezará a finales de octubre. La cinta se titulará El polvo del tiempo y la protagonizarán reputados actores como los estadounidenses Willem Dafoe y Harvey Keitel, el suizo Bruno Ganz y la italiana Valeria Golino.

Keitel y Ganz, que ya estuvieron a las órdenes de Angelopoulos en La mirada de Ulises y La eternidad y un día, respectivamente, conservan una buena amistad con este amable y extremadamente educado director. Éste suele contar que el protagonista de El piano cree que su papel del cineasta americano que recorre los Balcanes en busca de sus orígenes es uno de sus mejores trabajos. Aún hoy, de vez en cuando, el actor lo llama por teléfono y, como el inglés del director no es precisamente ideal, acostumbra a decirle con cariño: "Theo, no siempre te entiendo, pero siempre te siento".

El polvo del tiempo, según contó Angelopoulos, abordará "50 años de historia del mundo", desde 1953, y por primera vez en su carrera el director rodará íntegramente fuera de Grecia, en distintos territorios de la ex Unión Soviética, Alemania, Italia, Canadá y Estados Unidos. "Mi aventura continúa ahora fuera de la tierra materna, pero llevándola siempre en el recuerdo", comentó. ¿El motivo? "La historia lo requiere, y las historias no las elijo yo, son ellas las que me eligen a mí. Nunca he sabido muy bien cómo sucede, pero pienso que quizás ya existen, y en algunos momentos privilegiados, a mí me pasa cuando duermo y justo antes de despertar, se manifiestan", respondió con una sonrisa.

A lo largo de todos estos años, Angelopoulos ha creado lo que podría llamarse el método brechtiano de la cinematografía; el constante movimiento de la cámara une el espacio, el tiempo y las distintas acciones; los planos secuencia, la falta de continuidad, la evocación de las acciones "fuera de campo"; el uso poco ortodoxo de la música, las canciones y el silencio crean un extraordinario modelo de composición.

Fue miembro del jurado del festival de cine de Cannes en 1987.





Citas:

“En USA siempre están haciendo la misma película pero con distintos actores.”

“El cine de hoy es como un rebaño de ovejas.”

“Estoy de acuerdo en que hay un cine de poesía y un cine de prosa, y luego el cine americano, que no es ni una cosa ni la otra. Una película tiene que ser una propuesta de diálogo, y las películas cerradas, como las que hacen los norteamericanos, son para idiotas.”





Filmografía

    Portada
    Ekpombi
    Cortos de ficción. (Grecia, 1968)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    El programa radifónico Caras y Ritmos de 1967 sale a la calle para preguntar a la mujer griega cómo es su hombre ideal. A partir de la descripción, los reporteros buscarán al hombre que encarne este ideal, que será premiado con una cita a solas con una fa...
    Portada
    Anaparastasi
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1970)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    En una pequeña villa del norte de grecia, una mujer mata a su marido con la complicidad de su amante. A pesar de su cautela una pariente de la víctima sospecha y da aviso a la policía. Los asesinos confiesan al ser arrestados. La reconstrucción, ordenada...
    Portada
    Meres Tou '36
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1972)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Poco antes de que el militar y político Ioannis Metaxas implante un regimen dictatorial en Grecia, Sofianos, un extraficante y confidente policial, cumple condena por el asesinato de un sindicalista en un mitin...
    Portada
    O Thiassos
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1975)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    A través del itinerario de un grupo de actores ambulantes que recorre el país representando un drama tradicional, se va mostrando la historia griega desde 1939 [la dictadura del general Metaxanas] hasta 1952 [el orden nuevo instaurado por el mariscal Papa...
    Portada
    Oi Kynighoi
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1977)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Durante una partida de caza, un grupo de burgueses descubren el cadáver de un maquis, muerto treinta años antes. Uno a uno son interrogados por la policía....
    Portada
    O Megalexandros
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1980)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    La historia de un bandido macedonio famoso en el siglo XIX, que cree ser la reencarnación de Alejandro Magno, es utilizada por el director Theo Angelopoulos para reflexionar sobre el culto a la personalidad durante el siglo XX. Una película, donde Theo...
    Portada
    Taxidi sta Kythira
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1984)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Un director de cine trata de hacer una película sobre su padre, un anciano comunista que regresa a Grecia luego de más de treinta años de exilio en la Unión Soviética. Durante todo este tiempo, su esposa lo ha estado esperando. Cuando ambos intentan huir...
    Portada
    O Melissokomos
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1986)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Un hombre de 60 años regresa al oficio de su padre y de su abuelo: apicultor. A comienzos de primavera, carga 50 colmenas en un camión y viaja al sur hacia el Peloponeso. El viaje, es también un recorrido introspectivo explorando su conflictiva relación...
    Portada
    Topio stin omichli / Τοπίο στην Ομίχλη
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1988)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Voula, una niña de once años, y su hermanito Alexandros, de cinco, se van de su casa en un barrio popular de Atenas para ir a encontrarse con su presunto padre que ha emigrado a Alemania. Toman un tren y reencuentran, en el transcurso de su iniciático...
    Portada
    To Meteoro vima tou pelargou
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1991)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Aléxandros, un joven periodista, viaja a una población del norte griego que limita con Albania. La localidad es conocida como la sala de espera, y alberga a refugiados kurdos, turcos, albaneses, polacos, rumanos, iraníes... que se dejan estar en la espera...
    Portada
    To Vlemma tou Odyssea
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1995)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Harvey Keitel da vida, genialmente, a un director de cine que comienza un viaje, una travesía inesperada y sorprendente por una ingente diversidad de paisajes, costumbres y culturas. Múltiples son los personajes que interactúan con él durante este viaje,...
    Portada
    Mia aioniotita kai mia mera
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 1998)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Cuando a Alexander, un escritor griego, le quedan pocos días de vida, necesita resolver un dilema: morir como alguien ajeno a los demás o aprender a amarlos y a comprometerse con ellos. Elegida la segunda vía, lee las cartas de Anna, su esposa fallecida,...
    Portada
    Trilogia I: To Livadi pou dakryzei (Eleni)
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 2004)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    1921. Tras la entrada del Ejército Rojo en Odessa, los refugiados griegos vuelven a su país. Comienza entonces la historia de amor entre Alexis y Eleni, que se criaron juntos. Pero el padre de Alexis, que se siente muy solo tras la muerte de...
    Portada
    Largometrajes de ficción. (Suecia, Francia, España, Dinamarca, 1995)
    Dirección: Varios directores
    Con motivo de la conmemoración del primer centenario del cine, se pidió a 40 reputados directores que filmasen un corto utilizando la cámara original inventada por los hermanos Lumière y trabajando en condiciones similares a las de 1895...
    Portada
    Chacun son cinéma
    Cortos de ficción. (Francia, 2007)
    Dirección: Varios Directores
    Reunión de 33 cortometrajes de unos tres minutos cada uno realizados por 35 directores con motivo del 60 aniversario del Festival de Cannes. La edición francesa en DVD cuenta con un corto extra de David Lynch...
    Portada
    Trilogia II: I skoni tou hronou
    Largometrajes de ficción. (Grecia, 2008)
    Dirección: Theo Angelopoulos
    Un cineasta norteamericano de origen griego llamado A está rodando una película sobre sus padres, Eleni y Spiros. Una y otra vez, la historia de amor de estos dos inmigrantes griegos se ve condicionada por los acontecimientos históricos...




Sitios consultados para completar esta filmografía:

Filmo de Angelopoulos en cine-clásico.
La Zona - Cine contemporáneo de DivxClásico
http://www.filmaffinity.com / T. Angelopoulos
http://www.imdb.es / http://www.imdb.es/name/nm0000766


Salud

Nota Jue Sep 06, 2007 1:54 pm
Formidable Colin.

Con Angelopoulos se unen arte y compromiso con los seres humanos.

Un puntazo.



No das la posibilidad de saborear un cine al que no estamos acostumbrados.

Gracias

(personalmente me encantó Paisaje en la Niebla)

Nota Mié Ene 25, 2012 2:34 am
fuente: http://cultura.elpais.com/cultura/2012/ ... 28094.html



Muere en un accidente el director de cine griego Theo Angelopoulos






Gregorio Belinchón

El País. Cultura // 25 de enero de 2012




Que Theo Angelopoulos haya muerto atropellado por la moto de un policía en Atenas es una cruel ironía del destino. Porque el cineasta griego, Palma de Oro en Cannes en 1998 con "La eternidad y un día", era uno de los líderes del cine pausado, de que la acción transcurriera parsimoniosamente delante de la cámara, como en algunos de los más bellos momentos de "La mirada de Ulises" (1995), su trabajo más conocido en España. Y de un policía, además, él, que sufrió la dictadura militar para bien y para mal: para mal, porque cerró el periódico en el que trabajaba; para bien, porque eso le impulsó a hacer cine. Angelopoulos, de 76 años, fue atropellado por una motocicleta cuando cruzaba una calle en el barrio de Kératsini, en Atenas.

Nacido allí en 1935, el director descubrió su vocación por el cine a finales de la década de los sesenta, después de haber abandonado la carrera de abogado y licenciarse en Literatura en París. En la capital francesa llegó a apuntarse a una escuela de cine, pero decidió volver a su patria y dedicarse al periodismo. Trabajaba como crítico de cine en el diario Demokratiki Allaghi cuando los militares dieron el golpe de estado en Grecia en 1967 y el periódico fue clausurado. Y se pasó al cine. “En mi infancia, yo iba a las salas como a una fiesta, con amigos, vecinos... Era una acción social, surgían amigos, amores... La televisión destruyó todo ese tejido social, porque la ves solo”, recordaba en 2008 en Madrid, cuando estrenó el documental "Un lugar en el cine", de Alberto Morais, que coprotagonizaba junto a Víctor Erice. Angelopoulos, cuyas películas solían ser de gran duración, echaba de menos el éxito en taquilla de filmes de tres horas, “hecho que sí ocurría hace décadas”, e insistía en la importancia de la educación. “Tanto en general como en que en las escuelas se vea cine, se hable de cine, se enseñe a ver cine”. Un cine como el suyo. Su primer largometraje, "Anaparastasi" (1970), logró el suficiente reconocimiento como para que pudiera filmar la trilogía conformada por "Días del 36" (1972), "El viaje de los comediantes" (1975), y "Los cazadores" (1977), que describían la historia de Grecia desde los años treinta a los setenta. El éxito internacional le granjeó un nombre en el panorama europeo. “Soy un hombre pesimista, porque creo que las nuevas generaciones de cineastas no lograrán sacar adelante sus trabajos, más aún si optan como yo por una visión muy personal”, solía repetir en las entrevistas. En los ochenta realizó películas menos políticas, como "Viaje a Cythera" (1984) (Premio al mejor guion en Cannes) o "Paisaje en la niebla" (1988) (León de Plata en Venecia) antes de volver a ponerse de moda con sus tomas largas , bajo la lluvia o brumosas, que marcaban "La mirada de Ulises" (1995) (premio de la crítica en Cannes), protagonizada por Harvey Keitel, y "La eternidad y un día" (1998), con Bruno Ganza, Palma de Oro en Cannes. Pero cada vez le costaba más sacar financiar sus trabajos, y hubo que esperar hasta 2004 para que arrancara una trilogía con "Eleni". Volvía el Angelopoulos más político, que hablaba de la inmigración y enclavaba sus historias de amor en mitad de momentos importantes de la historia de Grecia. Cuatro años después llegó su continuación, "El polvo del tiempo", en la que Willem Dafoe encarnaba a un director estadounidense que rodaba un filme sobre sus padres, griegos. Junto a Dafoe también actuaban Irene Jacob y Michel Piccoli. El coguionista era otro grande, Tonino Guerra, ejemplo del profundo amor de Angelopoulos por Italia: muchos de sus filmes fueron coproducciones habitualmente financiadas por la RAI.

El pasado mes de septiembre recibió en Barcelona el premio Terenci Moix a la Trayectoria Cinematográfica por "su poderoso lenguaje visual" y su capacidad para hermanar poesía y cine. Allí volvió a dar muestra de su lucidez y de su pesimismo. Casado y con tres hijas, Angelopoulos no solo ha dejado inacabada su última trilogía, sino que nunca podremos ver el incisivo análisis que prometía ser "El otro mar", filme que preparaba sobre la crisis en su país.

Todas las películas en fichas independientes.

Ayúdanos a completar esta Filmografía: Películas que faltan


Volver a Monografías

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.