RebeldeMule

GUERRA, Armand (1886-1939)

Aquí recopilamos toda clase de material relacionado con un tema o un director de cine concretos.
Armand Guerra
José Estívalis Cabo

Portada
(Wikipedia | IMDB)


Biografía (1)

    [fuente] José Estívalis Cabo nació en Valencia en 1886, su vida es difícil de rastrear debido a la falta de documentos. Nacido en el seno de una familia de campesinos, de joven abandonó un seminario donde había ingresado, debido a su creciente sentimiento anticlerical. Trabajó como tipógrafo en Valencia y participó en huelgas de la CNT. Tras ser encarcelado por su militancia, huyó a Francia y a Suiza y contactó con círculos anarquistas.

    Viajó a través de numerosos países e incluso participaría en la Semana Trágica, escribe en francés e italiano en algunas publicaciones con el pseudónimo José Silavitse y traduce textos anarquistas del alemán y del francés. En París y en Berlín empieza a dirigir cine y a trabajar también como actor bajo el pseudónimo por el que será conocido en la historia del cine: Armand Guerra. Concretamente en París, rueda diferentes películas de cine mudo como "Les miséres de l’aiguille", "Un cri dans la jungle", "Le vieux docker", "La Commune I", todas ellas con fondos de la cooperativa Le Cinéma du Peuple. En los años veinte trabaja para la UFA, el estudio cinematográfico más importante de Berlín. Hace todos los oficios de cine, como rotulador, director de doblaje, productor, realizador, guionista y actor. En 1925 trabaja en los primeros ensayos de cine sonoro y presenta en varios viajes a Valencia algunos documentales sonoros en 1926. En 1932, los visos del auge del nazismo en Alemania le hacen regresar a Madrid.

    El golpe franquista de julio de 1936, contrarrestado por la respuesta popular, le sorprende en mitad del rodaje de su película "Carne de fieras". El equipo cinematográfico se encontraba en Madrid; Armand Guerra, quiso abandonarlo todo y alistarse a la milicia o donde más falta hiciera. Sin embargo, pasados los primeros días, decidió que lo mejor era proseguir con el rodaje bajo la intención de que los trabajadores implicados en su producción, y los futuros trabajadores de las salas de proyección, mantuvieran sus sueldos, ya que se avecinaban tiempos de carestía.

    A finales de 1936, realizó una serie de documentales en el frente, bajo el título de "Estampas guerreras", de los que se ha perdido gran parte del material. Tras acabar este trabajo y haber luchado en el frente de guerra en la región de La Mancha, la CNT necesitó de su talento de orador y Armand Guerra abandonó la filmación. Era un conferenciante muy notable, de esta manera, en los primeros meses de 1937 mientras sus reportajes "Estampas guerreras" se proyectaban en Madrid, participó sin descanso en una serie de conferencias en el sur de Francia hablando sobre la Revolución social española. Además, Armand Guerra escribe A través de la metralla. Escenas vividas en los frentes y en la retaguardia en 1937. Con una hija en París, se exilia al acabar la guerra y fallece en París a causa de un aneurisma en 1939.

    En 1942, en Perpignan, cuando los nazis invadieron el sur de Francia, su compañera hizo desaparecer los últimos escritos que le quedaban, temiendo que el pasado de este anarquista, que había vivido durante más de diez años en Alemania, aflorase de nuevo y pudiera ser el pretexto de posteriores represalias. Durante más de cincuenta años Armand Guerra permaneció en el olvido, hasta que su más reconocida película, "Carne de fieras", es descubierta en 1992 por la filmoteca de Zaragoza. Su vida se puede reconstruir, mejor o peor, a través de sus artículos en la prensa libertaria, en revistas de cine, a través de los archivos policiales y de las filmotecas.

Biografía (2)

    [fuente] Su nombre real era José Estívalis Cab, y se dedicaba sobre todo al periodismo. Nació en 1886, mas su origen no importa, pues siempre fue un trotamundo. Esto le permitió estar presenta para la conformación del ya citado Le Cinéma du Peuple, donde actuó y dirigió. Ciertamente, lejos estamos de establecer un juicio acerca de si era un buen cineasta o no, si su obra tiene un valor artístico dentro de la historia del cine. Eric Jarry, que escribió un artículo para el periódico Le Monde Libertaire sobre Armand Guerra, señala el motivo: “¿Fue Armand Guerra un buen cineasta? Desgraciadamente, ningún otro film suyo se ha encontrado en la cinetecas, salvo fragmentos de sus primeras películas realizadas con medios míseros (…)”. Ciertamente, se sabe que hizo varias películas, pero pocas de ellas se han conservado, como el corto documental “Estampas Guerreras”, que rodó durante la guerra civil española, mientras luchaba en el frente, y que se ha perdido (ver su libro A través de la metralla, editado por La Malatesta, Madrid, 2005). Además, también fallece demasiado joven, en 1939, a causa de una crisis cerebral que lo aquejó en París.

    A pesar de esto, es posible emitir algunas ideas, sobre todo por su film “Carne de fieras”, de 1936, el cual también presenta escenas insospechadas por el cine hasta ese entonces. Esta particular historia de un boxeador recién divorciado que se enamora de Marlene, una artista que baila desnuda entre leones que son domados por su cónyuge Marck, no sólo es un hito del cine en guerra, sino también una particular forma de ver la familia tradicional y el desnudo femenino.

    “Carne de fieras”, en efecto, terminó de rodarse cuando ya había estallado la Guerra Civil española, teniendo que lidiar con los cortes de luz, los bombardeos y el hambre de los leones, quienes estuvieron a punto de devorarse a la artista Marlene. Debido a que el sindicato de Armand había decidido que el rodaje de este film debía continuar pese a los sucesos recientes y gracias a que los actores, franceses algunos, eran simpatizantes de la causa, “Carne de fieras” pudo concluir su filmación durante la guerra. Ciertamente, este proceso fue acelerado no por las circunstancias, sino porque Armand quería ir al frente de lucha “para impresionar nuestras gestas”.

    De esta forma, Armand Guerra concluía un film donde se cuestionaba el concepto de familia tradicional (crítica no menos interesante para una sociedad católica, como era la España de ese entonces), en cuanto finalizaba con la escena de un boxeador divorciado que forma pareja con una bailarina nudista de un circo, adoptando ambos a un niño de la calle. La familia, entonces, no es el lazo natural que surge del matrimonio, sino la simple comunión entre individuos diversos y extraños entre sí. Al mismo tiempo, en “Carne de fieras” podemos ver a la bella Marlene Grey caminar desnuda sin necesidad de provocar el instinto sexual, sino simplemente como la contemplación de un cuerpo desnudo, es decir, la presencia del nudismo como algo natural del hombre. Otra imagen desconocida en el cine de esos años y que muestra fuertemente la libertad creativa del pensamiento anárquico.

    No obstante, los negativos de este film se perdieron una vez terminado el film. Nadie vio este film en 1936. Era casi imposible, las prioridades eran otras. Tuvieron que pasar 56 años para que apareciera nuevamente. Sin embargo, 56 años después su contenido no eran tan rupturista como en el ’36.

    Pero si bien es cierto que en 1936 no se logra divulgar un film tan memorable, es igualmente cierto que en ese año comienza el proceso más fecundo para el séptimo arte y la anarquía: la colectivización del cine y los sindicatos de la industria del espectáculo. Efectivamente, esta es una larga historia. No es ahora el momento para enumerar los diversos hitos y producciones que se elaboraron durante este período. Basta retomar todo lo señalado hasta ahora, para notar que el cine anarquista del ’36 es la consolidación de una perspectiva cinematográfica que abogaba por la innovación y la propaganda política.

Referencias y consultas:





Filmografía

    Portada
    Le vieux docker
    Cortos de ficción. (Francia, 1914)
    Dirección: Armand Guerra
    Última producción de Le Cinéma du Peuple, Le Vieux docker describe la difícil vida de un viejo trabajador que, después de 30 años de trabajo y servicio leal, es despedido. La película representa un testimonio de solidaridad con el anarquista Jules Durand...
    Portada
    La Commune
    Cine documental. (Francia, 1914)
    Dirección: Armand Guerra
    Cortometraje que reconstruye en planos fijos, alternando escenas interiores y exteriores, el episodio que desencadenó en París un período insurreccional de cerca de dos meses: La Comuna de París, en 1871....
    Portada
    Largometrajes de ficción. (España, 1936)
    Dirección: Armand Guerra
    Pablo es un boxeador casado con Aurora, una cantante de varietés. Un día, después de pasear por el Retiro y conocer a un domador de leones, vuelve a su casa y sorprende a Aurora con su amante. Pablo desconsolado va a ver el espectáculo del domador......
    Portada
    Escenas vividas en los frentes y en la retaguardia
    Biblioteca. (España, 1937)
    Autor: Armand Guerra
    A través de la metralla es algo más que un libro, algo más que un diario de guerra, algo más que los recuerdos de un cineasta en la confrontación civil de 1936, es, por encima de todas las cosas un testamento vital...




Relacionado:

    Portada
    Monografías. (España, 1936-1939)
    Durante la guerra de 1936-1939, la industria del cine es colectivizada por la CNT que rueda abundante material cinematográfico....

fuente: http://reflexionesdesdeanarres.blogspot ... uerra.html



Armand Guerra


Portada



Capi Vidal / José María Fernández

Reflexiones desde Anarres // 14 de noviembre de 2011




Como decía en la entrada anterior, la personalidad de Armand Guerra, cineasta, escritor y periodista, bien merecía un texto aparte. José Estivalis Cabo, nombre real de Guerra, nació en el pueblo valenciano de Liria el 4 de febrero de 1886. No se conoce demasiado sobre sus humildes orígenes, sí que fue monaguillo y enseguida se hizo furibundo anticlerical cambiando la iglesia por la imprenta y el teatro. Sin que pueda asegurarse la fecha exacta, a partir de 1906, se sabe que su participación en huelgas le conduce a la cárcel y luego a Francia. En Marsella, contacta con los principales anarquistas franceses e italianos, y pasa también por Lyon y París. Ya en septiembre de 1908, y sin que sepa por qué, se dirige a Ginebra donde también contacta con revolucionarios ácratas formando parte del grupo Germinal. A pesar de la intensa vigilancia policial, Estivalis se muestra activo trabajando y escribiendo. En 1909, aparece una colaboración suya en Tierra y libertad de Barcelona, publicación en la que acabará figurando como director, dedicando gran parte de su labor a favorecer la campaña para que se libere al finalmente ejecutado Ferrer Guardia. También colabora con artículos en el semanario ¡Tierra! de La Habana y en publicaciones italianas y francesas, al dominar ya ambas lenguas.

Continúa una vida de aventuras por diversas partes del mundo. En 1911, se dirige a Italia permaneciendo unas semanas en Milán. Tal y como escribe en ¡Tierra!: "He visto Milán: su miseria y sus riquezas, sus alturas y sus bajos, su intelecto y su ignorancia(). Y parto. Parto sin ninguna esperanza definida, a la ventura, empujado por la sed de correr a través de los pueblos, de admirar las bellezas de Natura, de estudiar a los hombres, de sembrar rebeldías, de gozar a mis anchas". Venecia le impacta, acaba en Alejandría (Egipto) e, increíblemente, contacta con un grupo de libertarios de distintas razas y países. Visita también El Cairo, donde crea en mayo de 1911 un periódico trilingüe, en francés, italiano y griego, llamado L'Idea. Desgraciadamente, se les prohíbe utilizar el árabe, por lo que el alcance de la propaganda es limitado. Su interés por el periódico va decreciendo y le acaba afectando el clima de miseria e ignorancia de El Cairo, por lo que parte hacia Grecia. Desde Atenas, embarca hacia Constantinopla prosiguiendo por el Mar Negro y después por el Danubio. En el puerto rumano de Constantza, comienza una auténtica osadía para nuestro protagonista esperándole la policía en cada lugar que visita de Rumanía, Serbia y, de nuevo, Grecia. 1911 es un año intenso, cuyas aventuras son descritas por Estivalis en amenos textos.

En 1913, debuta como cineasta. Su película "Un grito en la selva" recibe elogios de Yves Bidamant, secretario de la Unión de Sindicatos de Francia, que señala lo necesario de un cine de temática social. Así, nace entre la clase obrera la cooperativa Le Cinéma du Peuple, para la que rueda "Les Miséres de l'aiguille", "Le Vieux Docker" y "La Commune", las cuales han sido recuperados, total o parcialmente, por la Cinémathéque de París. Román Gubern, en el documenal "El cine libertario...", señala su cortometraje sobre la Comuna como una obra brillante. Estas películas, junto a "Carne de fieras", de la que ya hablé en la entrada anterior, son el único patrimonio cinematográfico existente dentro de la gran producción que realizó Armand Guerra. En 1917, crea en Madrid Cervantes Films, para la que dirige y protagoniza "El crimen del bosque azul", "La zarpa del paralítico" y "La maldición de la gitana", las cuales se desconoce cuándo pasaron por las salas o si lo hicieron. Es otra experiencia que tiene que llevar a cabo prácticamente solo, por lo que apenas dura un año. En 1920, trabajará en Alemania, en los estudios de la UFA de Babelsberg haciendo todo tipo de trabajos como director de doblaje, productor, realizador, guionista, rotulador e, incluso, siendo corresponsal de la revista Popular Films de Barcelona. Su película "Luis Candelas, el bandido de Madrid" data de 1926, a la que sigue "Batalla de damas" (1927). Parece que en 1931 va a realizarse su deseo de instalarse definitivamente en España, por lo que adquiere unos terrenos en Valencia para los estudios Hispano-Cineson. A pesar de que Mateo Santos le dedica un reportaje en Popular Films, es otro proyecto que se viene abajo sin que se conozca muy bien por qué.

Los años previos a la Guerra Civil Española, los calificó él mismo de "ostracismo", aunque realizara importantes trabajo como traductor y afianzara su vida personal al lado de su pareja Isabel Anglada y con el nacimiento de una niña en 1934. Existen unas memorias de Armand Guerra llamadas A través de la metralla, escritas de manera muy amena casi con seguridad en 1937, sobre sus experiencias en los primeros meses después del alzamiento militar de julio de 1936. Ese libro, reeditado en 2005 por La Malatesta Editorial, son el único documento escrito que ha quedado en el que se relate las peripecias de aquel equipo que filmó tres documentales llamados "Estampas guerreras", dirigidos por Guerra, y que no se han recuperado. Es un testimonio audiovisual desgraciadamente desaparecido, sobre la lucha de los milicianos y la obra constructiva de la Revolución española, pero ahí está el libro de Guerra para evidenciarlo. Este cineasta, periodista y anarquista falleció prematuramente en marzo de 1939 debido a una mala salud consecuencia de malas experiencias carcelarias. Sin embargo, forma ya parte de la historia gracias también al recuperado film "Carne de fieras", convertido en patrimonio cultural del cine, que comenzó solo dos días antes de la sublevación y que terminó rápidamente antes de partir con su equipo al frente. Un hombre de múltiples facetas, de vida en gran parte misteriosa y siempre aventurera, trotamundos infatigable, propagador del ideal ácrata y "sembrador de rebeldías", como fueron siempre los libertarios.


Volver a Monografías

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.