RebeldeMule

Mi cuerpo, mi libertad (Héctor Hernández, 2007)

Historia, ciencia, sociedad, política y esos conceptos.
Mi cuerpo, mi libertad
Interrupción Legal del Embarazo en la Ciudad de México
Héctor Hernández (México, 2007) [42 min]

Portada


Sinopsis: El 24 de abril de 2007, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó reformas al Código Penal y a la Ley de Salud. A partir de esa fecha histórica, las mujeres en la Ciudad de México tienen derecho a decidir interrumpir un embarazo, dentro de las primeras doce semanas de gestación, y los hospitales públicos tienen el deber de atenderlas.

Este documental relata el proceso histórico, legal y social que llevó a dichas reformas. Con entrevistas centradas en la dimensión humana, se da voz a quienes constituyen más del cincuenta por ciento de la población mexicana: las mujeres.

Aquí se escribió:Despenalización del aborto en el Distrito Federal
Marta Lamas

Después de cinco meses de intensa discusión, y luego de desechar la posibilidad de meter presas cada año a cientos de miles de mexicanas por abortar ilegalmente, lo cual requeriría la construcción de más cárceles, 46 de los 66 legisladores que conforman la Asamblea de Representantes del Distrito Federal votaron a favor de la despenalización del aborto antes de la doceava semana de gestación. Estos votos provienen de los cinco partidos de la Coalición de izquierdas (PRD, PT, Convergencia, PRI y Alternativa) y del PANAL. En contra estuvieron los 17 diputados del PAN y 2 del Verde Ecologista (el único partido verde en el mundo con posturas conservadoras). Sólo hubo una abstención: la de un diputado del PRI.

El establecimiento de este marco despenalizador, una prioridad de justicia social en todo el país, se logró gracias a tres cuestiones: a) una mayoría de izquierda que expresa sus convicciones éticas en acciones legislativas; b) el trabajo de los grupos feministas que asesoraron y acompañaron el proceso; y c) la polarización post-electoral, que sigue caldeando los ánimos y que ha propiciado tomas de posición radicales. Así, con la confrontación PRD/PAN como telón de fondo, distintos actores sociales actuaron con un ánimo nuevo: mostrar que la disputa por el aborto expresa también la contraposición de dos proyectos de nación.

El debate, que sacó a la calle a ciudadanos posicionados en los dos lados de la disputa, reedita la antigua confrontación entre conservadores y liberales. De un lado, la Iglesia católica profirió amenazas de excomunión, peregrinó con estandartes de la Virgen de Guadalupe que decían ¡Ya me mataron a un hijo! ¿Me van a matar más? y -¡oh sorpresa!- hizo pública una carta de Joseph Ratzinger instruyendo a los Obispos a proteger y defender la vida “desde el momento de la concepción”. Pero quien se llevó la palma de lo grotesco no fueron los ultras con sus imágenes de fetos sangrantes sino el secretario adjunto del PAN (el partido en el poder), y anterior Ministro del Interior, Carlos Abascal Carranza, quien declaró: “un pobre es un aborto de la vida”. Monseñor Abascal, como lo llaman irónicamente los jóvenes de su partido, aspira no sólo a ser el dirigente nacional del PAN sino a regresar a México a la situación en que se encontraba antes de que Benito Juárez lograra la separación Estado/Iglesia en el siglo XIX.

Del otro lado, los intelectuales y los científicos del país manifestaron su apoyo con inserciones pagadas en la prensa y con apariciones en los medios masivos de comunicación. Especialmente relevante fue el desplegado que publicó El Colegio de Bioética, que introdujo elementos de racionalidad al afirmar, entre otras cuestiones, que a las 12 semanas el embrión no ha desarrollado la corteza cerebral ni las conexiones nerviosas indispensables para sentir. Por su lado los grupos feministas marcharon acompañados de sindicalistas, estudiantes y ciudadanía amplia y sencilla, usando consignas de todo tipo, desde “Anticonceptivos para no abortar, aborto libre para no morir” hasta otras más alusivas al intervencionismo católico, como “Quiten sus rosarios de mis ovarios”.

Esta despenalización pone a la Ciudad de México a la vanguardia del tratamiento jurídico en relación al aborto, con argumentos que calan hondo en el imaginario colectivo y con una experiencia de organización ciudadana que puede ser llevada a otros estados de la República. Pero mientras la Secretaría de Salud del D. F. se apresta a dar el servicio, el PAN y la Iglesia católica maquinan cómo plantear un recurso de anti-constitucionalidad, que invalide la reforma recién votada. Sus actitudes fundamentalistas impiden un diálogo en torno al grave problema de justicia social de los abortos clandestinos al mismo tiempo que nutren la violencia (verbal hasta ahora) de los fanáticos. El fanatismo, según Richard Hare, es “la actitud de quien persigue la afirmación de los propios principios morales dejando que estos prevalezcan sobre los intereses reales de las personas de carne y hueso al mismo tiempo que permanece indiferente frente a los enormes daños que su actuación ocasiona a millones de seres humanos”.

Esa definición le queda como guante a los grupos conservadores, manipulados por una jerarquía de la Iglesia católica cada vez más oscurantista, de la que cada día se alejan más los católicos con actitudes compasivas, verdaderamente cristianas, al igual que muchos curas y monjas. Hans Küng, en su paso por México, habló del aborto y la pobreza desde una óptica radicalmente distinta de la de Monseñor Abascal. El teólogo Küng afirmó que prohibir el aborto puede representar un problema serio, sobre todo para las mujeres pobres y que sería mejor para la Iglesia católica tener una posición de misericordia, pues permanecer radicalizada “no es una posición cristiana”.

Es de aplaudir el republicanismo laico con el que la Coalición de Izquierdas se negó a cerrar los ojos ante los gravísimos problemas que causa la clandestinidad y enfrentó la estridencia clerical. Como es mejor prevenir que lamentar, la despenalización viene dentro de una amplia propuesta de educación sexual y de uso de anticonceptivos, para impulsar la responsabilidad reproductiva. Y, convencidos de que la interrupción voluntaria del embarazo plantea dilemas relativos a la calidad de la vida, la responsabilidad individual y la libertad de conciencia, los partidos de la Coalición de Izquierdas refrendaron con su voto que en el derecho a decidir sobre el propio cuerpo se encuentran vivos los principios políticos de una democracia moderna pluralista.

Por último, en el lema que condensa la aspiración feminista en materia de aborto – Las mujeres deciden, la sociedad respeta, el Estado garantiza y la Iglesia no interviene- se encuentra definida la agenda política para los próximos años. Ojalá el ejemplo de la Coalición de Izquierdas cunda en otros estados del país.

Marta Lamas es Antropóloga, profesora del Departamento de Ciencia Política del ITAM, fundadora del Grupo de Información en Reproducción Asistida, directora de la revista Debate Feminista, editorialista de la revista Proceso, fundadora de La Jornada.


Ficha técnica
Guión: Laura Hernández, María Robles Martínez.
Fotografía: Denisse Stilley.
Producción: Rafael Santamaría .
Productora: Secretaría de Desarrollo Social : Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México.

Reparto: Alejandra Hernández, María Consuelo Mejía, Lucía Lagunes, Ruy Pérez Tamayo, Martha Mícher, Leticia Quezada.





DVDRip VO - AVI (XviD+MP3)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Imagen
Imagen
Imagen

Detalles del archivo:
=====================


Archivo:
--------
Nombre de archivo: Mi.cuerpo,mi.libertad.[Documental.2007].[DVDRip.Xvid.Mp3.ES].[41m58s].avi
Tamaño (en megabytes): 350.00 MB


Información del Contenedor:
---------------------------
Tipo Base: AVI(.AVI)
Subtype: OpenDML (AVI v2.0),
Número de Pistas de Audio: 1


Información de Video:
---------------------
Nombre y tipo de Códec: XviD ISO MPEG-4 - XVID
Duración (hh:mm:ss): 41:58.329
Cantidad de Frames: 60380
Dimensión (en píxeles): 608x288
Frames Por Segundo: 23.976
Bitrate de Video (en kbps): 1032
MPEG-4: MPEG-4
Presencia de B-VOP: B-VOP


Información de Audio:
---------------------
Audio Códec: 0x0055 MPEG-1 Layer 3
Audio Sample Rate (Hz): 48000
Bitrate de Audio (en kbps): 128
Tipo de Bitrate: CBR
Canales de Audio: 2 (stereo)


Volver a Cine documental

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.