RebeldeMule

A la deriva (por los circuitos de la precariedad...) (2003)

Historia, ciencia, sociedad, política y esos conceptos.
A la deriva
(por los circuitos de la precariedad femenina)
Precarias a la Deriva (España, 2003) [50 min]

Portada


Sinopsis:

    "A la deriva (por los circuitos de la precariedad femenina)" es un vídeo de instantáneas y collages sobre la precarización de la existencia dicha en femenino. Una experimentación de narración coral e inacabada, en nombre propio, en busca de nombres comunes que hablen de nuestras precariedades y movilidades, pero que hablen de ellas lejos de los fetiches y de los iconos: que cuenten de qué cuerpos, tiempos y espacios están hechas, que digan qué deseos, trayectorias y rechazos las conforman...

En Tercer Ojo se escribió:Precarias a la Deriva, colectivo vinculado a la casa okupada de mujeres La Eskalera Karakola (Madrid), toman la idea de la deriva para establecer una cartografía de las condiciones precarias del trabajo en femenino. El proyecto nace con la llamada a la huelga que los sindicatos convocaron para el día 20 de junio de 2002 contra la reforma del desempleo aprobada por decreto ley. Conscientes de que esta huelga moviliza principalmente al sector más “estable” y tradicional de los trabajador@s, las precarias recorren los circuitos de la precariedad femenina a los que la huelga no llega por cuestiones diversas mediante un piquete-encuesta, he aquí las trabajadoras domésticas, cuidadoras, autónomas, asistentas sociales...

El objetivo de llevar la cámara consigo mismas es producir un material audiovisual que sirva para un debate que pueda abrir el proceso a nuevas mujeres y darle una nueva proyección. Tal y como hemos recordado anteriormente, la división y fragmentación del colectivo de trabajador@s derivado de una estrategia neoliberal, hace difícil encontrar puntos de precariedad e identidades comunes desde las que luchar, por eso es de gran importancia para el colectivo no tomar la precariedad desde el victimismo, sino desde un punto de vista de la investigación política y desde la generación de prácticas políticas novedosas, ajustadas a la nueva situación en la que las reglas de mercado laboral nos sumerge.

El tratamiento mediante bloques como “movilidad y fronteras”, “cuerpos relaciones y saberes” o “renta y tiempo”, se basa en pequeños viajes por los distintos territorios de la precariedad, en los que se encuesta a estos sectores femeninos y precarios de una o otra forma, que nos explican de primera mano sus inseguridades, su relación con la realización personal y el reconocimiento laboral, su posicionamiento ante el trabajo según su condición, la disonancia entre aquello estudiado y el trabajo que desempeñan, la capacidad de flexibilidad (que casi siempre afecta en negativo), la promoción, el peso que el Estado descarga en la familia como proveedor de bienestar... todo esto para encontrar puntos comunes en aras de diseñar nuevas pautas de acción concordantes con las nuevas formas de trabajo precario.

En Intermediae se escribió:Eskalera Karakola, conscientes de que la naturaleza de los procesos productivos dentro del nuevo contexto laboral se ha transformado radicalmente hacia una creciente valorización del trabajo inmaterial, no se interrumpe con la Huelga General convocada por los sindicatos el 20J de 2002 y deciden transformar el clásico piquete en un piquete-encuesta: ¿A quién se había convocado a la huelga? ¿En quién se había pensado? ¿Existe un mínimo interés sindical por la realidad de los precarios, de los inmigrantes, de las amas de casa? ¿Acaso el paro detenía el proceso productivo de las trabajadoras domésticas, de las traductoras, diseñadoras, programadoras, de todas las trabajadoras autónomas cuyo seguimiento de la huelga ese día no haría más que duplicar su trabajo del día siguiente? Este pequeño y discreto esbozo de co-investigación fue el punto de inicio de las derivas. El documental está confeccionado como un tapiz de relatos, crónicas, entrevistas y conceptualizaciones que teorizan lo que las derivas van haciendo visible.

Precarias a la deriva es un proyecto de co-investigación entre distintas mujeres que proponen una reflexión y una práctica en torno a las transformaciones del mundo laboral, en grupo o individualmente. Su trabajo insiste en cartografiar la precariedad femenina para identificar vías de acción política. La Eskalera Karakola es un centro que alberga diversos proyectos, todos impulsados por un deseo político de compartir espacios y vidas, de pensar mejor, de desafiar y reinventar el mundo desde una mirada feminista.

En Hamaca se escribió:Toda la labor de recorrer y acompañar los itinerarios de las trabajadoras precarias ha quedado plasmada en este vídeo: A la deriva (por los circuitos de la precariedad femenina), donde el nombre del colectivo se confunde con el título del trabajo, con un doble efecto: a la vez que diluye la autoría de la investigación (verdaderamente coral y polifónica, tramada entre muchas mujeres), pone de relieve que la precariedad más que un adjetivo del trabajo es un modo de la existencia actual. El vídeo está confeccionado como un tapiz de relatos, crónicas, entrevistas y conceptualizaciones que teorizan lo que las derivas van volviendo visible. El proyecto está ubicado en la ciudad de Madrid.

El trabajo de Precarias a la deriva insiste en cartografiar la precariedad femenina para identificar vías de acción política. Contra la privatización de los cuidados se abre todo un repertorio de prácticas: frente a los discursos securitarios y criminalizadores de izquierda y derecha tenemos que tematizar la seguridad como un bien colectivo, proclaman. Otro de los objetivos explicitados es producir espacios de encuentro contra la fragmentación y la soledad de las vidas rotas por la flexibilidad y la desesperación: Esto supone construir y sostener alianzas. Este impulso se ha concretado en la apertura de "Azien" una agencia de asuntos precarios. En este sentido, el trabajo de visibilización y enunciación pública se vuelve clave -sostienen- para hacer de la precariedad y su conexión con la sexualidad y los cuidados un conflicto.

Juan Irigoyen, en Tránsitos Intrusos, el 29 de marzo de 2017, escribió:[...] la precariedad era percibida como una amenaza, pero aliviada por la esperanza de que se tratase de un fenómeno transitorio, o, en el caso contrario, pudiera permitir liberaciones individuales de la misma. Así, cada cual, podía albergar el sueño de que no sería afectado por la precarización, salvaguardando su trayectoria individual del impacto de tan infortunada realidad. Esta posición proyectiva no es casual. Como sociólogo entiendo que las representaciones sociales de una colectividad se encuentran determinadas por el pasado. La movilidad social ascendente de grandes sectores de la sociedad española en el último tercio del siglo XX ha quedado grabada en el imaginario colectivo. Las actuaciones de la gente se encuentran presididas por estas ideas procedentes de ese tiempo. Pero la sociedad ha cambiado, la movilidad ascendente se ha detenido y las ideas que sustentan los proyectos de las personas en la nueva realidad han quedado caducadas.

Ahora la gran precarización se inscribe en los procesos de cambio económico, político y social que caracterizan a la emergencia de la nueva sociedad neoliberal, siempre en tránsito hacia sus formas más avanzadas. La precariedad es un elemento central de su proyecto y las arquitecturas del modelo de sociedad propuesto, que deviene en una condición imprescindible para la totalidad social. Con el paso de los años, la precarización se ha intensificado, en tanto que ha cristalizado una aceptación resignada generalizada. El precepto enunciado por quienes pilotan el proceso de transformación neoliberal, consistente en que “es mejor un trabajo precario que el desempleo”, ha sido aceptado fatalmente por grandes contingentes de jóvenes, que ensayan distintas formas de fuga por el espacio-mundo en búsqueda de una salida individual. [...]


Ficha técnica


Idioma original: Castellano.





¿?Rip VO - AVI





:str: Reproducción:



[ Add all 2 links to your ed2k client ]

Volver a Cine documental

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.