RebeldeMule

Workingman's Death (Michael Glawogger, 2005)

Historia, ciencia, sociedad, política y esos conceptos.
Workingman's Death
Michael Glawogger (Austria, Alemania, 2005) [122 min]

Portada
IMDb
(Wikipedia | Filmaffinity | Página oficial)


Sinopsis:

    Los mineros ucranianos de Donbass, ayer heroicos estajanovistas soviéticos y hoy ilegales que se arrastran por subterráneos a punto de derrumbe en busca de carbón. Y en Indonesia, a veces bajo los flashes de los turistas, otros mineros doblan la espalda transportando cestas de azufre. Port Harcourt, Nigeria: los desolladores se bañan a diario en sangre para ganarse la vida dignamente. En China, la siderurgia tiene severo peligro de muerte, la misma que en Pakistán, donde los obreros son casi funambulistas: a alturas vertiginosas recortan los containers para recuperar el metal. Ojalá fuera verdad que hay oficios para el recuerdo, porque si fuera así, este documental que delata los trabajos más peligrosos ejercidos en este principio de siglo no hubiera podido realizarse.

Carlos Reviriego, en El Cultural, 6 de julio de 2006, escribió:[...] Como campo de análisis para indagar en las fracturas organizativas y el agotamiento del sistema capitalista a nivel planetario, el filme, dividido en cinco capítulos y un epílogo, se presenta como un vailoso testimonio de la extrema situación de múltiples trabajadores en cinco latitudes del planeta. [...] “La conciencia de clase está muriendo”, sostiene Glawogger, posiblemente porque ha filmado la alegría del trabajador en medio de la muerte. [...]

En La cara de Milos, el 25 de abril de 2016, se escribió:«El trabajo es perjudicial para la salud. Es más, el trabajo es asesinato en masa o genocidio. Directa o indirectamente, el trabajo matará a la mayoría de las personas que lean estas palabras», afirma Bob Black en La abolición del trabajo (1986). «Es necesario prohibir el trabajo, no imponerlo» había sentenciado ya Paul Lafargue en El derecho a la pereza (1880), quien también decía «Para el español, en el que el animal primitivo no está aún atrofiado, el trabajo es la peor de las esclavitudes»; y yo, como español, les doy la razón a los dos: soy abolicionista en cuanto al trabajo asalariado se refiere. Y "Workingman’s Death" también.

Michael Glawogger piensa tres cuartos de lo mismo, y así lo demostró en su documental de 2005, "Workingman’s Death" («La muerte del trabajador»), que nos ofrece una visión del trabajo como tortura desde cinco desempeños laborales diferentes en cinco partes distintas del planeta: Ucrania, Indonesia, Nigeria, Pakistán y China. En pleno siglo XXI. Mineros del carbón que trabajan arrastrándose por el suelo en grutas de un metro de alto; mineros de azufre que cargan a sus espaldas entre setenta y cien kilos del amarillo no metal en lo alto de un volcán para descender a pie hasta la ladera; despedazadores de barcos que, soplete en mano y muchas veces sin casco y descalzos, reducen un buque a un millón de piezas a ochenta metros de altura… La mayoría de ellos no sacarán ni diez euros por una jornada que suele durar casi todo el día. Se supone que a los occidentales esto nos debe de hacer estar contentos con nuestro sistema: ¡Gracias, CEOE, por permitirnos tener derechos laborales y seguridad e higiene en el trabajo!

Pero "Workingman’s Death" cuando lo piensa detenidamente se da cuenta de que la diferencia (aunque abismal) es solo de grado, cuantitativa y no cualitativa. Claro que me agrada no tener que jugarme la vida por cuatro perras mal pagadas, pero no es menos cierto que aquí, en la tierra de la libertad y la democracia, conozco a personas (muy cercanas, cercanas, de oídas o por su indiscreto testimonio a pie de estación) que sufren no ya tanto una adicción patológica y enfermiza al trabajo como una absurda veneración de la laboriosidad y cierta dependencia social hacia su profesión. Curiosamente la misma que muestran los protagonistas de "Workingman’s Death", quienes no dejan de dar gracias a Dios, o a quien sea, de poder realizar una actividad que les permita llenarse el gaznate, sobrevivir o, simplemente, consumir, gastar… aunque sea pagando por hacerte una foto con el AK-47 de un soldado. Esa metamorfosis posmoderna de la laboriosidad que muestra "Workingman’s Death" en uno de nuestros mejores amigos, el trabajo (que nos ayuda a superar momentos difíciles, por ejemplo), hunde sus raíces en la época en la que en Europa o en América estaba tan de moda eso de tratar a la clase trabajadora como mercancía; esa en la que los grandes capitalistas hicieron a nuestros bisabuelos o tatarabuelos sentirse afortunados de ganarse un jornal. Esa que se muestra en el "Workingman’s Death" y que aún sigue existiendo…

Porque sí. En otras partes del mundo lo pasan mucho peor en esto de currar, como bien se esfuerza en mostrarnos Michael Glawogger en "Workingman’s Death" con guión pero sin narrador, sin entrevistador, donde son los propios trabajadores quienes cuentan su experiencia y componen la historia. Trabajadores que entre kilometrada y kilometrada de la cima del volcán a la ladera conversan sobre música, y lo mucho que les gusta Bon Jovi o Scorpions, aunque uno de ellos no tenga ni pajolera idea de que lo que le habla el otro. Un documental, "Workingman’s Death", sin apenas sonidos ajenos a la propia realidad laboral, cuyos efectos sonoros son, en un caso muy concreto, poco menos que hórridos. Un documental con una fotografía cruda, decadente, opresiva y misteriosa, donde la denuncia se mimetiza con la resignación. Un documental con un montaje poco innovador pero que alcanza una elocuencia audiovisual y una estética que te inyectan la inquietud en el coco.

En fin: «El trabajo os hará libres» (Arbeit macht frei) que decían en Auschwitz, Dachau y otros campos de trabajo del Tercer Reich…


Ficha técnica

    Guión: Michael Glawogger.
    Productora: Coproducción Austria-Alemania.

Reparto: Documentary.

Premios:

    2006: Premios del cine Alemán: Mejor documental
    2006: Sindicato de Directores (DGA): Nominado a Mejor director / Documental
    2005: Festival de Gijón: Premio Especial del Jurado




DVDRip VO+S - AVI (DivX+AC3 2.0)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
DVDRip
Duración: 121 min.
Tamaño:1.37 GB
Compresor:DivX 5
Resolución:640x352
Bitrate:1142
Framerate:25
A.R.:16/9
Audio: Alemán/Inglés/Mandarín/Ruso/Pashtu/Yoruba/Ibo/Indonés
AC3, 448 kbps





DVDRip VO - AVI (XviD+AC3 2.0)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
MOVIE.NAME....: Workingman's Death
MOVIE.YEAR....: 2005
RELEASE.......: 06/17/07
IMDB.RATING...: 8.2/10
DVD.RELEASE...: 05/11/07
SIZE.......CD1: 700mb
SIZE.......CD2: 699mb
RARS.......CD1: 49 x 15mb
RARS.......CD2: 49 x 15mb
NAME.......CD1: Workingsmans.Death.CD1.2005.DVDRip.XviD-QiX
NAME.......CD2: Workingsmans.Death.CD2.2005.DVDRip.XviD-QiX
RUNTIME.......: 120 min
VIDEO.CODEC...: XviD
VIDEO.QUALITY.: 1147kbs
RESOLUTION....: 592 x 320
ASPECT.RATIO..: 1.85:1
AUDIO.CODEC...: AC3
AUDIO BITRATE.: 448Kbps
FPS:..........: 25
LANGUAGE......: Pashtu, Yoruba, German, English, Ibo, Indonesian
Mandarin, Russian
SUBTITLES.....: English and a lot more
THEATER/STV...: Theater





DVDRip VOS - AVI



[ Add all 4 links to your ed2k client ]

Nota Sab Jun 30, 2007 5:19 pm
Muchas gracias, Ivanjoe.

Dejo aquí también una versión que trae subtítulos en alemán, francés, inglés y castellano, así como escenas eliminadas, making of y comentarios.

[Editado por el comité de RBM para incluir el enlace en el primer mensaje. Muchas gracias, compañero ehlibre.]

Saludos

workingman's

Nota Mar Jul 03, 2007 9:46 am
estoy bajando este documento, quisiera saber como tengo que hacer para ver los subtitulos en español, por favor explicar paso a paso que no soy ducho en la materia.
un saludo.
sobrin

Nota Mar Jul 03, 2007 11:59 am
Bienvenido sobrin.

Pues simplemente seleccionando los subtitulos desde tu reproductor. Te recomiendo que utilices KMplayer o VLC player.

Saludos

Llegué a este documental gracias al tweet del otro día a razón de la #ResistenciaMinera... ¡gran documental! Muy ilustrativo de las condiciones laborales (pésimas no, lo siguiente) de muchas personas en el mundo.

La tercera historia es... brutal. Sangre y vísceras por todos lados, tal vez no sea del gusto para algunas personas (yo casi tuve que dejar esa parte, ciertamente apartaba la mirada constantemente). La segunda historia de las minas de azufre en Indonesia... bueno, simplemente decir que luego leí (que no lo dicen en el documental) que la media de edad de esos trabajadores es de 30 años debido a los gases letales que están obligados a inhalar...

El final me gustó mucho, tanto la parte en Alemania como la de en China. Sobre todo esta última creo que es muy significativa: China, un país comunista, ya no se basa en una economía planeada, sino que impera la regla de los mercados.

En fin, si alguien no ha visto este documental... no sé a qué espera, jeje :D

¡Salud!


Volver a Cine documental

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.