RebeldeMule

Brasilia (J. Pedro de Andrade, 1968)

Historia, ciencia, sociedad, política y esos conceptos.
Brasilia. Contradicciones de una ciudad
Brasília, contradições de uma cidade
Joaquim Pedro de Andrade (Brasil, 1968) [23 min]

Portada
IMDb
(Filmaffinity)


Sinopsis:

    Imágenes de Brasilia en su sexto año de existencia y entrevistas con habitantes de diferentes grupos sociales. Una pregunta estructura el documental: ¿una ciudad enteramente planificada para el desarrollo nacional y la democratización de la sociedad podría eliminar desigualdades?

Braulio García Jaén, en "Brasilia, capital de la esperanza", en Público, el 24 de julio de 2011, escribió:[...] La actual capital brasileña se levantó sobre una enorme meseta desértica situada a unos 900 kilómetros al noroeste de Río de Janeiro. Fue el gran proyecto del entonces presidente Juscelino Kubitschek y tuvo la declarada intención de romper la inclinación atlántica de la estructura del país, trasladando la nueva capitalidad al interior del país, alejada de Río y Salvador de Bahía, ambas relacionadas con el poder colonial. Y tenía que ser también la ciudad que proyectara, a través del urbanismo, una nueva concepción igualitaria y justa de la convivencia social. André Malraux, escritor y ministro francés de Cultura, la definió como la 'capital de la esperanza'.

La idea de interiorizar la capital se había recogido en la primera constitución republicana, tan pronto como 1891. Kubitschek resucitó el proyecto en 1955 y convocó un concurso. Después de que un grupo de expertos de una firma norteamericana propusiera al Gobierno cinco puntos geográficos donde era viable el proyecto, el presidente convocó el concurso. Las propuestas fueron numerosas, casi todas detalladas y minuciosas, pero el ganador fue un arquitecto brasileño, Lúcio Costa, que había enviado su opción esbozada en dos postales.

Aunque Costa fue el encargado de dirigir el plan urbanístico, la fundación de Brasilia se asocia casi más al nombre del que ya entonces era el arquitecto brasileño más famoso y que había sido su alumno: Oscar Niemeyer. Este firmó la mayoría de los edificios públicos que se levantan todavía hoy en Brasilia, convertida en centro de los tres poderes de la democracia (legislativo, ejecutivo y judicial). Niemeyer diseñó también su catedral, una obra de hormigón, techo de cristal y 16 columnas.

La ciudad mantuvo la capitalidad del Estado incluso después la caída del gobierno en manos de los militares a partir de 1964. Es la única ciudad del mundo construida en el siglo XX declarada Patrimonio Histórico y Cultural de la Humanidad por la Unesco. De los 500.000 habitantes para los que fue proyectada como ciudad perfecta, Brasilia acoge hoy a más de dos millones.

Julio Martín Iglesias, en "La utopía de Brasilia o la ilusión de la ciudad socializada", en El Mundo, el 12 de noviembre de 2015, escribió:[...] Se convirtió, en realidad, en una megalópolis muy alejada de la utopía. Una ciudad para el automóvil, una urbe-autopista en la que no existe la escala humana, y sí los gigantescos espacios libres, donde no hay esquinas. Una ciudad en la que se va de casa al trabajo y a unos largos fines de semana para huir hacia lugares más amables. Los obreros, que fueron alojados en barracones en los límites de la zona piloto, se quedaron en la ciudad y llegaron miles de inmigrantes más, creándose una infraestructura periférica de ciudades satélites muy alejada de la planificación inicial de estas como modelo de crecimiento ideal. Niemeyer lo justificó así: "Hoy en día se critica a Brasilia, se la acusa de ser inhumana, fría, impersonal. Vacía, en suma. No es culpa nuestra [de Lúcio Costa y Oscar Niemeyer] si se ha convertido en víctima de la sociedad capitalista".

Oscar Niemeyer, en entrevista con Eric Nepomuceno, en "Inventor de ciudades", en El País, el 15 de octubre de 2006, escribió:Construir una ciudad ha sido fantástico. Le dio al pueblo brasileño la idea clara de que podía lograr lo que se propusiera. Pude hacer una arquitectura que sorprendía. Pero luego el sueño se acabó, precisamente en el día de la inauguración. No subí al palco de las autoridades: me quedé abajo, con los peones que habían trabajado para construir una ciudad donde no podrían vivir. El mundo soñado era imposible. Dejábamos de ser iguales.


Ficha técnica


Idioma original: Portugués.





DVDRip VOS - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Datos del archivo
Idioma: Portugués con subtítulos en español (srt)
Calidad: DVDRip
Resolución: 592x432
Formato: Avi
Tamaño: 200 Mb
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Portada Portada Portada
Portada Portada Portada
Portada Portada





Relacionado:


Volver a Cine documental

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.