RebeldeMule

La leyenda de la montaña Tianyun (Xie Jin, 1980)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.
La leyenda de la montaña Tianyun
天云山传奇 / Tian yun shan chuan qi / Legend of Tianyun Mountain
Xie Jin (China, 1980) [126 min]

Portada
IMDb
(wikipedia | filmaffinity)


Sinopsis:

    1978. A Song Wei, una alta funcionaria del Partido, le llegan tristes noticias de los que fueron, 20 años atrás, su primer amor y su mejor amiga, allá en la montaña Tianyun...

PREACHER en Cine Clásico escribió:La mejor película de 1980 no está firmada por ni por Scorsese ni por Kubrick... La mejor película del año es china y tiene subtítulos del gran Mario Vitale. A pesar del título no se trata de ninguna leyenda sino de un melodrama salpicado de elementos históricos y políticos. La leyenda de la montaña Tianyun supone una ruptura de la tradición propagandística del cine chino respecto a la Revolución Cultural ofreciendo una severa crítica de las campañas antiderechistas. Pero lo más fascinante viene de la estructura narrativa, la historia nos es contada en forma de diversos flashbacks a partir de los más variados recursos (recuerdos, cartas, relatos), alternando el punto de vista (de esta forma nos encontramos con secuencias clave, como el casi-reencuentro de las dos amigas, en diferentes fragmentos del relato y a través de los ojos de personajes distintos) y culminando en el presente de forma trágica y desgarradora. El resultado es una película de personajes, sentimientos, decisiones y consecuencias, todo bajo la batuta de un cineasta de gran sabiduría humana y cinematográfica. Una obra maestra.

En "Érase una vez en Tianyun", en enero de 2010, postcefalu escribió:El 18 de octubre de 2008, a los 85 años, murió, donde había nacido, el cineasta chino Xie Jin. Dentro de unos meses, supongo, debe estrenarse su último trabajo póstumo, “One 2008th”, un film de cuatro episodios donde le acompañan otros tres directores, alguno de ellos discípulo directo me parece, Chen Kaige, Stanley Kwan y Tsui Hark.

Sólo conozco dos películas de Xie Jin y ambas de la misma época, de hace 30 años, con lo que no puedo saber cómo habrá evolucionado su carrera y qué puede ofrecer ahora.

Sólo sé que una de esas películas al menos (la otra, “Mu Ma Ren” del 82 la recuerdo muy vagamente aunque sospecho que tenía mucho que ver con ella) “Tian yun shan chuan qi (La leyenda de la Montaña de Tianyun)”, de 1980, es una obra maestra.

Haber nacido en un lugar como la provincia de Zhejian, en el este del país, y haber vivido en primera persona como le sucedió a Xie Jin, la instauración del régimen de Mao en los 50, permite tener una buena imagen de cómo eran las zonas más pobres de China y qué tipo de revolución llegó realmente a ellas.

Es interesante hacer el esfuerzo mental de calzarse los zapatos del protagonista, el intelectual exiliado (entendió mal "el mensaje" y tomó inciativas que disgustaron al Partido; cometió el error de tener ideas y para colmo no las abandonó) a la remota región de Tianyun, para hacerse una idea de cuál es el destino de los disidentes.

Luo Qun nos es presentado progresivamente, en uno de los mejores retratos “compuestos” (no sólo cuando sale y habla, también mediante libros olvidados en un desván, rumores de terceros, cartas desde el ecuador del film, fotografías...) que haya dado el cine, y esto ayuda sobremanera a comprender el objetivo del film, que es, aparte de contar una historia de amor malograda y recordada, retratar qué fue - y qué queda - de los que tuvieron la personalidad suficiente para tener voz propia aunque supiesen que les iba a costar su propia felicidad. Decían en “J´entends plus la guitare” que no todas las grandes historias tienen grandes finales y ese sentido de derrota reduce el impacto del sentimentalismo y otorga al film un carácter vívido, casi anti-elegíaco, si tal cosa existe.

Abordando el relato desde un prisma muy distinto a cómo lo hizo el Francesco Rossi de “Cristo si è fermato a Eboli” y en cambio recordando a algunas obras de otro cineasta tan poco conocido, para desgracia de todos los que llevamos años rastreando en vano sus films, como el ruso Marc Donskoi, hay en esta película maravillosa (una de las mejores filmadas sobre el desarrollo de un pueblo) un intenso sentimiento, más allá de consignas políticas, de pertenencia a una tierra, tan hostil y que ofrece tan pocas oportunidades a los ojos occidentales como la China comunista, terminando el relato justo en el punto en que empiezan a llegar los cambios que tan amplia e inteligentemente retrata Jia Zhang-ke en la monumental “Zhantai”.

Xie Jin no hace un retrato preciosista y embellecido de esta historia.

Poca gloria hay en tener que vivir una vida (la de él) coartada por las circunstancias y menos aún en sentir que la vivida ha resultado (para la chica que se marchó y renunció a él, Song Wei) tan cómoda como árida.

A Xie Jin le falta - voluntariamente - la distancia suficiente para resultar épico y además prefiere no dar el paso atrás y mirar desde la atalaya del que alecciona sobre su experiencia, esperando impresionar al espectador. Siente la historia demasiado cercana y le afecta tanto como a cualquiera que entre en contacto con ella para pretender adoptar otra postura más fácilmente asimilable a lo autoral y mirarse el ombligo. A ello contribuye el extraordinario trabajo de ambientación del film, nevado en el momento del relato, primaveral en el recuerdo de ella, rápido y dinámico, sin vano paisajismo ni ambiciosas reflexiones históricas en primer plano.

La película materializa de alguna manera la fantasía de "La vida en un hilo" de Edgar Neville: ¿cómo sería la vida de seguir un camino opuesto al tomado? La paciente y callada historia de sacrificio de Feng Qinglan, la amiga de la protagonista, que dedica 20 años de su vida a acompañar al paria Luo Qun no es un camino de rosas pero sí resulta más plena que la de Song Wei, casada todos esos años con el alto funcionario Wu, que no la quiere.

Pertenece Xie Jin a esa estirpe de directores que son capaces de enlazar inextricablemente el presente y el pasado, lo que ha quedado con lo que pudo haber sido, reflejando un sentido de fugacidad de la vida, que es contemplada en continuidad y además es capaz de transmitir todo eso cinematográficamente con herramientas sencillas, cristalinas, comprensibles por cualquiera, nada crípticas.

En pocas películas se refleja tan bien el paso (y el peso) de los años y las decisiones que se tomaron para encaminar la vida.

La Song Wei que recuerda sentada en su despacho, como Gertrud, es y a diferencia del sentimiento de orgullo intacto de esta última, uno de los personajes más derrotados que yo recuerde.

Ni siquiera el final, de alguna manera redentor y que trae nuevas esperanzas, consigue borrar tantos años malgastados.

China's filmmaking master -- Xie Jin

Throughout his career as a filmmaker, Xie Jin was known for his patriotism and intellectual power. He was regarded a legend in Chinese film. Concern for the human condition was a central theme in his works. His career as a filmmaker can be divided into three phases.

The first phase falls between the 1950s to the late 1970s. Among his early works are No. 5 of the Women's Basketball Team, the Red Detachment of Women, and the Sisters of Stage. Among them, No.5 of the Women's Basketball Team is China's first color feature movie on the subject of sports. It follows the careers and romances of Lin Jie and Lin Xiaojie, who are mother and daughter, reflecting the changes in China's sports sector after the liberation in 1949. The movie is marked by an exceedingly beautiful imagery and precise, effective film language. In making the movie, Xie Jin put the focus on portraying the traditional virtues of Chinese women and their relentless struggle for equality.

Throughout his life, Xie Jin refrained from making surrealist movies. He insisted on his responsibility to the motherland and his audiences, considering movies as an epitome of the times.

The second phase starts in the late 1970s. In 1980, the movie "Legend of Tianyun Mountain" marked a departure in Xie Jin's filmmaking approach. Reflections on events in the previous decade became Xie's top concern. Among his major works in the period are Horse Herder, Wreath Under the Towering Mountains, Furong Town, and Qiu Jin the Revolutionary. Furong Town won numerous awards both at home and abroad.

Preoccupied with the interaction between humanity and history, Xie Jin turned his lens to the lives of intellectuals in China. He did a thorough analysis of the fate of intellectuals. In the trilogy of Legend of Tianyun Mountain, Horse Herder, and Furong Town, Xie Jin explored the underlying reasons of the survival and development of the Chinese nation.

Xie Jin was born into a family of scholars in the town of Shangyu in East China. In 1939, he joined the theater circles' resistance efforts against the Japanese Aggression. Since then, his life has been closely linked to the fate of China. His works witnessed the developments of Chinese society through the decades. His movies are considered a presentation of the conscience of China's intellectuals.

In 1989, the movie "Last Nobles" marked another phase in Xie Jin's filmmaking career. Different from all his previous works, the production puts the emphasis on the psychological and spiritual loneliness of its main characters. It was considered an exercise in existentialism.

Xie Jin has created a set of aesthetic values and principles that influenced both his own filmmaking and the Chinese cinema. He is definitely a monumental figure in the 100 years of China's film history. It is impossible to underestimate his value in terms of artistic achievement. It was Xie Jin who has formulated a distinctly Chinese film vocabulary in a time dominated by monotony, ambiguity and chaos.

During his career of more than 60 years, Xie Jin made over 30 movies. Even his last years, he had been active in artistic creation. A couple of months prior to his death, he was engaged as the artistic consultant of the stage drama "Join Me Watching TV".
CCTV


Ficha técnica

    Guión: Lu Yanzhou.
    Fotografía: Xu Qi.
    Música: Ge Yan.
    Productora: Shanghai Film Studios.

Reparto:

    Wang Fuli (Song Wei), Shi Jianlan (Feng Qinglan), Shi Weijian (Luo Qun).

Idioma original: Mandarín.

Género: Drama.





DVDRip VOS - AVI (de acbarra en AllZine) (cito literalmente a PREACHER en Cine Clásico)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Datos técnicos:
AVI File Details I
Name.........: Legend of Tianyun Mountain I (1980).avi
Filesize.....: 700 MB (or 717,708 KB or 734,932,992 bytes)
Runtime......: 00:56:30 (101,612 fr)
Video Codec..: ITU H.26n
Video Bitrate: 1662 kb/s
Audio Codec..: 0x0055(MP3) ID'd as MPEG-2 Layer 1
Audio Bitrate: 64 kb/s (32/ch, stereo) VBR
Frame Size...: 800x336 (2.38:1) [=50:21]
AVI File Details II
Name.........: Legend of Tianyun Mountain II (1980).avi
Filesize.....: 702 MB (or 719,478 KB or 736,745,472 bytes)
Runtime......: 01:04:04 (115,205 fr)
Video Codec..: ITU H.26n
Video Bitrate: 1462 kb/s
Audio Codec..: 0x0055(MP3) ID'd as MPEG-1 Layer 3
Audio Bitrate: 64 kb/s (32/ch, stereo) CBR
Frame Size...: 800x336 (2.38:1) [=50:21]





Relacionado:



[ Add all 4 links to your ed2k client ]

Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.