RebeldeMule

El sargento York (Howard Hawks, 1941)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.
El sargento York
Sergeant York
Howard Hawks (EE.UU. de América, 1941) [134 min]

Portada
IMDb
(wikipedia | filmaffinity)


Sinopsis:

    Alvin York es un joven bala perdida que pasa sus días trabajando en el una tierra poco fértil de Tennessee y las noches bebiendo con sus amigos en un bar y montando escándalos. Se vida dará un vuelco cuando conozca a Gracia, una joven por la que se reformará y se convertirá al cristianismo. Sin embargo, la Primera Guerra Mundial llega a Estados Unidos y los hombres se ven obligados a enrolarse, incluido Alvin. Pacifista convencido, pero con una puntería envidiable, Alvin se convertirá paradójicamente en uno de los mayores héroes de la guerra.

Ficha técnica

    Guión: Abem Finkel, Harry Chandlee y Howard Koch; basado en el diario de Alvin C. York editado por Tom Skeyhill.
    Música: Max Steiner.
    Fotografía: Sol Polito, Arthur Edeson (B&W).
    Productora: Warner Bros.

Reparto:

    Gary Cooper, Walter Brennan, Joan Leslie, Margaret Wycherly, George Tobias, Stanley Ridges.

Idioma original: Inglés.





DVDRip VOS - AVI



[ Add all 8 links to your ed2k client ]

Nota Jue Dic 20, 2007 5:26 pm
Ironías del destino, Warner, esa misma productora, la más liberal de Hollywood, produjo, cuatro años después, una película patriótica sobre la Gran Guerra, que en el ínterin había cambiado de nombre y se denominaba «primera guerra mundial»: El sargento York*, dirigida por Howard Hawks, que ya había realizado, en 1930, una película sobre la guerra, se estrenó en julio de 1941 .

Imagen


Apenas seis meses después, Estados Unidos entró en guerra después del ataque japonés contra Pearl Harbor, pero en el verano de 1941 , a pesar de los desmentidos de la Warner, el objetivo del filme de Hawks era espolear a Estados Unidos para que se uniera a los combates contra los alemanes.

Hasta Pearl Harbor, Hollywood había evitado producir películas antinazis, no sólo por su tradicional prudencia política, sino también por la presión de los círculos proalemanes.

Así, dado que, hasta 1940 las obras cinematográficas norteamericanas carecían casi por completo de connotaciones antinazis, los liberales y las gentes de izquierdas de Hollywood veían legítimo usar el marco de la primera guerra mundial para hacer un llamamiento a la defensa de los valores democrático contra el peligro de la tiranía.

Esa guerra volvía a aparecer caracterizada como una guerra patriótica y justa. En aquella época, las reserva sobre las películas de heroísmo antialemán procedían de la derecha aislacionista.

Howard Hawks, a diferencia de Jean Renoir, no estaba realment interesado en las sutilezas ideológicas relacionadas con el contexto, político.

La Warner Brothers había alabado su trabajo después de que se recusaran otras candidaturas (en aquella época, no escogía el director la película, sino que era el estudio quien contrataba a un realizador para un filme determinado).

El equipo de guionistas estaba encabezado por un miembro del Partido Comunista, Howard Koch, que no tardaría en figurar en la lista negra de la comisión macartista que fue el artífice principal del contenido político del largometraje.

El relato está basado en una «historia verídica». En octubre de 1918, un joven soldado norteamericano llamado Alwin York se lanzó al asalto de una batería de ametralladoras alemanas, mató a veinte soldados y capturó, él solo, a no menos de 132 más.

Ante la necesidad que tenía la sociedad por aquel entonces de héroes, recibió todas la condecoraciones posibles e imaginables, a pesar de los testimonios de sus compañeros de combate, que se atrevieron a poner en entredicho, la veracidad de la hazaña.

Su regreso a Estados Unidos fue festejado, como un triunfo nacional: el detalle más curioso de esta historia es que se trataba del mismo York que se había declarado pacifista cuando lo movilizaron.

Cristiano practicante, en 1917 solicitó que le dispensaran del servicio militar aduciendo objeción de conciencia. El ejército le denegó la petición, y el desgraciado campesino del valle de Tennessee fue destacado a Europa, donde se distinguió por su valor.

En 1941 , York seguía con vida y Hollywood tuvo que tomar precauciones a la hora de recrear el personaje, que interpretó, por petición de York, Gary Cooper.

Después de muchas reticencias, la popular estrella aceptó el papel protagonista e incluso fue galardonada con un Oscar por su interpretación.

El York de Hawks, Koch y Cooper es un personaje que, conforme avanza un relato a simple vista sencillo, se y convirtiendo en una figura mítica norteamericana.

Un joven campesino sin educación que no consigue ganarse la vida ni casarse con su prometida es enviado a una guerra lejana que no considera, cuando menos en un primer momento, como la suya.

Siguiendo el consejo de sus comandantes, York sustituye la Biblia por un libro de historia de la nación norteamericana.

La lectura de esta obra hace del soldado un patriota ferviente, dispuesto a matar para salvar la vida de sus compañeros.

Así, la vía del éxito social abandona el mundo de los negocios para pasar a una guerra nacional que se desarrolla en suelo francés.

Según la visión liberal de la izquierda, lo que lleva a York al éxito y a sobresalir es, precisamente, su convicción.

La primera guerra mundial fue la ocasión soñada por el York pacifista, y la guerra que se atisba será una oportunidad inmejorable para un Estados Unidos aislacionista.

Las escenas bélicas se reconstruyeron con destreza, e incluso con un toque de originalidad, pero el mundo claustrofóbico de las trincheras, que en los años treinta se había convertido en la seña de identidad de la Gran Guerra, cedió su lugar a unos combates de asalto heroicos donde todo era posible.

Así desempolvó la industria el romanticismo del cine mudo para reutilizarlo en las representaciones de la guerra moderna: la película de Hawks sobre la primera guerra mundial serviría de modelo para muchas producciones sobre la segunda guerra mundial.



continuará...

Nota Lun Mar 10, 2008 8:49 pm
Aprovecho para sugerir la película "Les Croix de bois" (Raymond Bernard, 1932): cine/tema5044.html, que es una maravilla.

Un saludo


Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.