RebeldeMule

El viento que agita la cebada (Ken Loach, 2006)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.
El viento que agita la cebada
The wind that shakes the barley
Ken Loach (Irlanda, Reino Unido, Alemania, Italia, España, 2006) [Color, 127 min]

Portada Portada
IMDb
(wikipedia | filmaffinity)


Sinopsis:


Miguel Huertas Maestro, en "El viento que agita la cebada: introducción histórica", en Red Roja, el 1 de diciembre de 2011, escribió:[...] Guerra de la Independencia. En 1919 comienza la guerra entre el recién creado IRA y las fuerzas británicas. El IRA lleva a cabo tácticas de guerra de guerrillas, que se oponen a la confrontación abierta del ejército británico y la brutal represión civil realizada por los Black and Tans ("Negro y Caqui") y los "auxiliares". El gobierno británico es finalmente llevado a la mesa de negociación en 1921. Rehusando Éamon de Valera, presidente del Dáil, comparecer en la negociación si no lo hacía asimismo el monarca del Reino Unido, son el vicepresidente Arthur Griffith y el brillante jefe militar del IRA Michael Collins los responsables de la negociación. Se pacta el Tratado Anglo-Irlandés, por el cual se acepta la creación de un Estado Libre Irlandés, perteneciente a la Mancomunidad Británica de Naciones, reconociendo al monarca británico como su máximo líder y teniendo la obligación de jurarle lealtad. Asimismo, seis condados de los nueve de la provincia de Úlster quedan bajo dominio directo del Reino Unido, así como diversos puntos comerciales y estratégicos a lo largo de toda la isla. Esto produce un desacuerdo entre los líderes irlandeses. La facción pro-tratado defiende que es lo mejor que pueden conseguir si el imperio más poderoso del momento les amenaza con la 'guerra total'; los contrarios al Tratado, bajo la dirección política de Éamon de Valera, rechazan al nuevo Estado y deciden seguir combatiendo por la independencia completa de toda la isla de Irlanda. Así, el IRA anti-tratado se enfrenta al ejército del nuevo Estado liderado por Michael Collins.

Guerra Civil. Durante un año se producen enfrentamientos entre el ejército del Estado Libre de Irlanda y las fuerzas del IRA. Presionados y apoyados por el Reino Unido, el nuevo Estado establece la ley marcial por la cual podía ser ejecutada toda persona que llevase armas o munición, aunque fuese una sola bala, y ejerce una brutal represión sobre los contrarios al Tratado, encarcelando y ejecutando a los disidentes en la cárcel de Kilmainham. A lo largo del conflicto, Arthur Griffith muere “de angustia”, y poco después Michaell Collins es ejecutado por el IRA en Cork. Eventualmente, el ejército del Estado Libre se muestra superior a las fuerzas del IRA, y los militantes anti-Tratado se rinden después de casi un año de guerra civil. [...]

El comité de Rebeldemule, en el canal de telegram, el 16 de marzo de 2017, escribió:Viendo qué es Irlanda hoy, un enclave ultracapitalista, pensamos que llevaba mucha razón Connolly cuando decía que la causa de Irlanda debía ser la causa obrera... porque, de no serlo, la dominación proseguiría su curso bajo otros mecanismos.

Paul Laverty, el guionista, en entrevista con Diagonal, el 7 de octubre de 2006, escribió:[...] Cuando viajas por Irlanda todavía puedes encontrar casas derruidas durante la época del hambre, como testigos de lo que ocurrió. Y hablamos con muchos ancianos, también. Tienen un sentido de la memoria muy vivo. [...] Esta vez no pudimos hablar con nadie que participara directamente en los hechos que se cuentan, casi todos han muerto. Sólo en el estreno de la película acudió un hombre de 104 años. No tenía dientes, pero conservaba bien la cabeza. Vio la película, se acercó y nos dijo: “Sí, fue así”.

Miguel Ángel De Lucas, en "Ken Loach, una mirada incómoda sobre la historia silenciada de Irlanda", en Diagonal, el 7 de octubre de 2006, se escribió:[...] "El viento que agita la cebada", [...] además de la Palma de Oro en Cannes, ya ha conseguido en Irlanda convertirse en la película independiente más vista de la Historia, situarse en el podio de la taquilla francesa e incluso mantenerse entre las cintas más taquilleras del año en Inglaterra a pesar de sufrir la acusación de ser “rabiosamente antibritánica”. En cuanto a su realización, no es difícil entender los motivos del éxito. Un guión descarnadamente realista, unos personajes a los que no cuesta tomarles afecto desde la primera toma y un ritmo de enorme intensidad narrativa [...]

Robert Dwyer Joyce, en "The Wind That Shakes the Barley", escribió: I sat within a valley green,
I sat me with my true love,
My sad heart strove the two between,
The old love and the new love, -
The old for her, the new that made
Me think on Ireland dearly,
While soft the wind blew down the glade
And shook the golden barley.

Twas hard the woeful words to frame
To break the ties that bound us
Twas harder still to bear the shame
Of foreign chains around us
And so I said, "The mountain glen
I'll seek next morning early
And join the brave United Men!"
While soft winds shook the barley.

While sad I kissed away her tears,
My fond arms 'round her flinging,
The foeman's shot burst on our ears,
From out the wildwood ringing, -
A bullet pierced my true love's side,
In life's young spring so early,
And on my breast in blood she died
While soft winds shook the barley!

I bore her to the wildwood screen,
And many a summer blossom
I placed with branches thick and green
Above her gore-stain'd bosom:-
I wept and kissed her pale, pale cheek,
Then rushed o'er vale and far lea,
My vengeance on the foe to wreak,
While soft winds shook the barley!

But blood for blood without remorse,
I've ta'en at Oulart Hollow
And placed my true love's clay-cold corpse
Where I full soon will follow;
And round her grave I wander drear,
Noon, night and morning early,
With breaking heart whene'er I hear
The wind that shakes the barley!

:str: Youtube


Ficha técnica

    Guión: Paul Laverty.
    Música: George Fenton.
    Fotografía: Barry Ackroyd.
    Montaje: Jonathan Morris.
    Dirección artística: Fergus Clegg.
    Vestuario: Eimer Ní Mhaoldomhnaigh.
    Producción: Rebecca O'Brien, Redmond Morris, Ulrich Felsberg, Andrew Lowe, Nigel Thomas, Paul Trijbits.
    Productora: UK Film Council / Sixteen Films / TV3 Television Network Ireland / BIM Distribuzione / Filmstiftung Nordrhein-Westfalen / Matador Pictures / Pathé / Regent Capital / Tornasol Films.
    Estreno en Reino Unido: 23 de junio de 2006.
    Estreno en España: 15 de septiembre de 2006.

Reparto:


Premios: Palma de Oro en el Festival de Cannes (2006).

Idioma original: Inglés, gaélico.





Secuencias:





DVDRip VOS - AVI
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
original name: The Wind That Shakes the Barley
also known as: Vent se lve, Le (France)
ripper: Team DoNE
video codec: XviD MPEG 4 Codec
video bitrate: ~1124 kbps
audio codec: AC3 5.1 448 kb/s total
disks: 2CDs (100x15MB)
aspect ratio: 16:9
resolution: 576x304
genre: Drama / War
runtime: 127 min
country: Germany / Italy / France / UK
language: English
subtitles: English
XviD release: 14/10/2006
DVD release: 06/11/2006
UK.theatre release: 25/06/2006 (105 Screens)
US.theatre release: ??/12/2006 (limited)





DVDRip VE - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
General
Nombre completo : El Viento Que agita La cebada.[Spanish][DVDRip][Xvid].avi
Formato : AVI
Formato/Info : Audio Video Interleave
Tamaño del archivo : 1,36GIB
Duración : 2h 1min.
Tasa de bits total : 1 602Kbps
Aplicación de codifición : VirtualDubMod 1.4.13
Librería de codificación : VirtualDub build 14328/release

Video
ID : 0
Formato : MPEG-4 Visual
Formato del perfil : Advanced Simple@L5
Ajustes del formato, BVOP : 2
Ajustes del formato, Qpel : No
Ajustes del formato, GMC : No warppoints
Ajustes del formato, Matrix : Default (H.263)
Modo Muxing : Flujo de bits empaquetado
ID Códec : XVID
ID Códec/Pista : XviD
Duración : 2h 1min.
Tasa de bits : 1 145Kbps
Ancho : 560pixeles
Alto : 304pixeles
Relación de aspecto : 1,85:1
Velocidad de cuadro : 25,000fps
ColorSpace : YUV
ChromaSubsampling/String : 4:2:0
BitDepth/String : 8bits
Tipo de exploración : Progresivo
Bits/(Pixel*cuadro) : 0.269
Tamaño de pista : 998MB (71%)
Librería de codificación : XviD 1.2.0.dev47 (UTC 2006-11-01)

Audio
ID : 1
Formato : AC-3
Formato/Info : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness : Big
ID Códec : 2000
Duración : 2h 1min.
Tipo de tasa de bits : Constante
Tasa de bits : 448Kbps
Canal(es) : 6canales
Posiciones del canal : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo : 48,0KHz
Velocidad de cuadro : 31,250fps (1536 spf)
Tamaño de pista : 390MB (28%)
Alineación : Dividir a través entrelazado
Entrelazado, duración : 40 ms (1,00fotograma de video)
Entrelazado, duración de precarga : 500 ms





DVDRip Dual - AVI
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Tamaño: 1,37 Gb
Codec video: Xvid 1.1
Bitrate video: 1015 kbt/s
Resolución: 600 x 320 px
Codec audio 1: Ac3 5.1
Bitrate audio 1: 448 kbt/s
Codec audio 2: Mp3
Bitrate audio 2: 128 kbt/s





BDRip VOS - MP4 (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Datos del archivo
Idioma: Inglés con subs en español (srt)
Calidad: BRRip
Resolución: 1280x720
Formato: MP4
Tamaño: 1.02 GB (comprimido)





WEB-DL HD 720p VOS - MKV (cortesía del compañero marlowe62; v. aquí)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Datos técnicos:
** WEB-DL 720p VO+SI(CC) / 1280x720 (16:9 / 1.778) / 02:07:01 (127 m.) / Menú **
## The.Wind.That.Shakes.the.Barley.2006.720p.WEB-DL.DD5.1.H.264-CtrlHD.mkv [4.00 Gb] ##
** IMDb AR 1.85:1 / Language: English, Irish Gaelic, Latin **
** IFC Films/Pathè **

Código: Seleccionar todo
General
Complete name                            : The.Wind.That.Shakes.the.Barley.2006.720p.WEB-DL.DD5.1.H.264-CtrlHD.mkv
Format                                   : Matroska
Format version                           : Version 2
File size                                : 4.01 GiB
Duration                                 : 2h 7mn
Overall bit rate                         : 4 516 Kbps
Encoded date                             : UTC 2013-05-05 04:11:31
Writing application                      : mkvmerge v5.8.0 ('No Sleep / Pillow') built on Sep  2 2012 15:37:04
Writing library                          : libebml v1.2.3 + libmatroska v1.3.0

Video
ID                                       : 1
Format                                   : AVC
Format/Info                              : Advanced Video Codec
Format profile                           : High@L3.1
Format settings, CABAC                   : No
Format settings, ReFrames                : 2 frames
Codec ID                                 : V_MPEG4/ISO/AVC
Duration                                 : 2h 7mn
Bit rate                                 : 4 042 Kbps
Width                                    : 1 280 pixels
Height                                   : 720 pixels
Display aspect ratio                     : 16:9
Frame rate mode                          : Constant
Frame rate                               : 23.976 fps
Color space                              : YUV
Chroma subsampling                       : 4:2:0
Bit depth                                : 8 bits
Scan type                                : Progressive
Bits/(Pixel*Frame)                       : 0.183
Stream size                              : 3.59 GiB (90%)
Language                                 : English
Default                                  : Yes
Forced                                   : No
Color primaries                          : BT.709
Transfer characteristics                 : BT.709
Matrix coefficients                      : BT.709

Audio
ID                                       : 2
Format                                   : AC-3
Format/Info                              : Audio Coding 3
Mode extension                           : CM (complete main)
Format settings, Endianness              : Big
Codec ID                                 : A_AC3
Duration                                 : 2h 7mn
Bit rate mode                            : Constant
Bit rate                                 : 384 Kbps
Channel(s)                               : 6 channels
Channel positions                        : Front: L C R, Side: L R, LFE
Sampling rate                            : 48.0 KHz
Bit depth                                : 16 bits
Compression mode                         : Lossy
Stream size                              : 349 MiB (9%)
Language                                 : English
Default                                  : Yes
Forced                                   : No

Text
ID                                       : 4
Format                                   : UTF-8
Codec ID                                 : S_TEXT/UTF8
Codec ID/Info                            : UTF-8 Plain Text
Title                                    : CC
Language                                 : English
Default                                  : Yes
Forced                                   : No

Menu
00:00:00.000                             : en:Opening Titles
00:08:41.000                             : en:Funeral
00:11:42.000                             : en:The Oath
00:15:17.000                             : en:Field Training
00:20:17.000                             : en:Final Warning
00:25:21.000                             : en:Manhunt
00:29:42.000                             : en:Captured
00:35:37.000                             : en:Singing Support
00:43:07.000                             : en:Escape
00:50:38.000                             : en:Death March
00:56:59.000                             : en:Republican Court
01:05:07.000                             : en:Ambush
01:16:02.000                             : en:Home Invasion
01:22:43.000                             : en:Celebration
01:34:11.000                             : en:Exit Parade
01:39:22.000                             : en:Telegram From Dublin
01:48:48.000                             : en:Weapons Depot
01:52:40.000                             : en:Final Visitor
02:01:55.000                             : en:Last Letter
02:04:30.000                             : en:End Credits





HDRip VE - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
General
Nombre completo : El viento que agita la cebada HDRip.avi
Formato : AVI
Formato/Info : Audio Video Interleave
Formato del perfil : OpenDML
Tamaño del archivo : 1,87GIB
Duración : 2h 7min.
Tasa de bits total : 2 105Kbps
Película : El viento que agita la cebada
Aplicación de codifición : Lavf56.9.100

Video
ID : 0
Formato : MPEG-4 Visual
Formato del perfil : Advanced Simple@L5
Ajustes del formato, BVOP : 2
Ajustes del formato, Qpel : No
Ajustes del formato, GMC : No warppoints
Ajustes del formato, Matrix : Default (MPEG)
Modo Muxing : Flujo de bits empaquetado
ID Códec : XVID
ID Códec/Pista : XviD
Duración : 2h 7min.
Tasa de bits : 1 646Kbps
Ancho : 720pixeles
Alto : 400pixeles
Relación de aspecto : 16:9
Velocidad de cuadro : 23,976 (23976/1000)fps
ColorSpace : YUV
ChromaSubsampling/String : 4:2:0
BitDepth/String : 8bits
Tipo de exploración : Progresivo
Bits/(Pixel*cuadro) : 0.238
Tamaño de pista : 1,46GIB (78%)
Librería de codificación : XviD 64

Audio
ID : 1
Formato : AC-3
Formato/Info : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness : Big
ID Códec : 2000
Duración : 2h 7min.
Tipo de tasa de bits : Constante
Tasa de bits : 448Kbps
Canal(es) : 6canales
Posiciones del canal : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo : 48,0KHz
Velocidad de cuadro : 31,250fps (1536 spf)
Tamaño de pista : 407MB (21%)
Alineación : Alineación entrelazado
Entrelazado, duración : 32 ms (0,77fotograma de video)





HDRip Dual 720p - MKV (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Código: Seleccionar todo
General
UniqueID/String                          : 254142276623045226903387585170674979841 (0xBF3205A644BF8E719B2BC301A2469401)
Nombre completo                          : El viento que agita la cebada 720p.mkv
Formato                                  : Matroska
Formato de la versión                    : Version 4 / Version 2
Tamaño del archivo                       : 4,40GIB
Duración                                 : 2h 7min.
Tasa de bits total                       : 4 965Kbps
Fecha de codificación                    : UTC 2016-10-15 18:57:21
Aplicación de codifición                 : mkvmerge v7.5.0 ('Glass Culture') 32bit built on Jan  4 2015 16:37:25
Librería de codificación                 : libebml v1.3.1 + libmatroska v1.4.2

Video
ID                                       : 1
Formato                                  : AVC
Formato/Info                             : Advanced Video Codec
Formato del perfil                       : High@L3.1
Ajustes del formato, CABAC               : No
Ajustes del formato, RefFrames           : 2marcos
ID Códec                                 : V_MPEG4/ISO/AVC
Duración                                 : 2h 7min.
Tasa de bits                             : 4 130Kbps
Ancho                                    : 1 280pixeles
Alto                                     : 720pixeles
Relación de aspecto                      : 16:9
Modo de velocidad de cuadro              : Constante
Velocidad de cuadro                      : 23,976 (23976/1000)fps
ColorSpace                               : YUV
ChromaSubsampling/String                 : 4:2:0
BitDepth/String                          : 8bits
Tipo de exploración                      : Progresivo
Bits/(Pixel*cuadro)                      : 0.187
Tamaño de pista                          : 3,66GIB (83%)
Título                                   : CtrlHD
Idioma                                   : Inglés
Default                                  : Si
Forced                                   : No
colour_range                             : Limited
colour_primaries                         : BT.709
transfer_characteristics                 : BT.709
matrix_coefficients                      : BT.709

Audio #1
ID                                       : 2
Formato                                  : AC-3
Formato/Info                             : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension            : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness          : Big
ID Códec                                 : A_AC3
Duración                                 : 2h 7min.
Tipo de tasa de bits                     : Constante
Tasa de bits                             : 448Kbps
Canal(es)                                : 6canales
Posiciones del canal                     : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo                    : 48,0KHz
Velocidad de cuadro                      : 31,250fps (1536 spf)
Tamaño de pista                          : 407MB (9%)
Título                                   : Castellano AC3 5.1 @ 448 Kbps
Idioma                                   : Español
Default                                  : Si
Forced                                   : Si

Audio #2
ID                                       : 3
Formato                                  : AC-3
Formato/Info                             : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension            : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness          : Big
ID Códec                                 : A_AC3
Duración                                 : 2h 7min.
Tipo de tasa de bits                     : Constante
Tasa de bits                             : 384Kbps
Canal(es)                                : 6canales
Posiciones del canal                     : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo                    : 48,0KHz
Velocidad de cuadro                      : 31,250fps (1536 spf)
Tamaño de pista                          : 349MB (8%)
Título                                   : Inglés AC3 5.1 @ 384 Kbps
Idioma                                   : Inglés
Default                                  : No
Forced                                   : No

Texto #1
ID                                       : 4
Formato                                  : UTF-8
ID Códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Duración                                 : 2h 2min.
Tasa de bits                             : 0bps
Count of elements                        : 6
Tamaño de pista                          : 210Bytes (0%)
Título                                   : Castellano forzados planos
Idioma                                   : Español
Default                                  : Si
Forced                                   : Si

Texto #2
ID                                       : 5
Formato                                  : UTF-8
ID Códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Duración                                 : 2h 3min.
Tasa de bits                             : 49bps
Count of elements                        : 1454
Tamaño de pista                          : 44,6Kib (0%)
Título                                   : Castellano completos planos
Idioma                                   : Español
Default                                  : No
Forced                                   : No

Texto #3
ID                                       : 6
Formato                                  : UTF-8
ID Códec                                 : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info                            : UTF-8 Plain Text
Duración                                 : 2h 4min.
Tasa de bits                             : 223bps
Count of elements                        : 3049
Tamaño de pista                          : 205Kib (0%)
Título                                   : Inglés completos SDH planos
Idioma                                   : Inglés
Default                                  : No
Forced                                   : No

Menú
00:00:00.000                             : en:Opening Titles
00:08:41.000                             : en:Funeral
00:11:42.000                             : en:The Oath
00:15:17.000                             : en:Field Training
00:20:17.000                             : en:Final Warning
00:25:21.000                             : en:Manhunt
00:29:42.000                             : en:Captured
00:35:37.000                             : en:Singing Support
00:43:07.000                             : en:Escape
00:50:38.000                             : en:Death March
00:56:59.000                             : en:Republican Court
01:05:07.000                             : en:Ambush
01:16:02.000                             : en:Home Invasion
01:22:43.000                             : en:Celebration
01:34:11.000                             : en:Exit Parade
01:39:22.000                             : en:Telegram From Dublin
01:48:48.000                             : en:Weapons Depot
01:52:40.000                             : en:Final Visitor
02:01:55.000                             : en:Last Letter
02:04:30.000                             : en:End Credits

Portada
Portada
Portada





:str: Reproducción:





Relacionado:





Saludos.

[ Add all 6 links to your ed2k client ]

Nota Vie Mar 02, 2007 8:32 am
fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=38384



¡Que viva Ken Loach!


Henri Belin

EUTSI // 29 de septiembre de 2006



Por fin, el otro día me decidí. No me iba a quedar ahí quieto en casa dejando pasar la oportunidad de ver la última película de Ken Loach, por el simple hecho de que había recibido la Palma de Oro en el festival de Cannes 2006. Lo de premiar una obra -aunque sea en Cannes, certamen que mantiene pese a todo cierto nivel de independencia artística-, a uno siempre le resulta un poco sospechoso. Sobre todo cuando se trata de un director habitualmente más bien marginalizado y extraño a los galardones.

Esa desconfianza -quieras que no- siempre está ahí, por simple espíritu de contradicción adolescente, envidia mal digerida o en el mejor de los casos, recelo hacia la función publicitaria que suele desempeñar últimamente este tipo de recompensas, en la política comercial del gran mercado espectacular.

En fin, que en el caso de Ken Loach, el temor a que la recompensa suprema otorgada al "Viento que agita la cebada" coincidiera con una cinta inofensiva y desprovista ya de cualquier fuerza subversiva, me invadió hasta quitarme las ganas en un principio de ver proyectada en pantalla, los restos de la mortaja con que se sepultaba bajo los laureles del olimpo de Cannes, a uno de los cineastas europeos de las últimas décadas más constantes y coherentes en sus compromisos estéticos como políticos.

A ello, tampoco ayudaban los comentarios desolados de la prensa especializada que puso el grito en el cielo cuando el jurado del festival 2006 anunció los resultados de la competición. La película no pasaba según ella, de ser una nueva versión sin sorpresas del ya tradicional y simpático panfleto convencional y académico con el que nos suele entretener cada año el abuelete izquierdista, Ken Loach, con su sarta de buenos sentimientos, sus utopías trasnochadas, y su sentido tan peculiar de la objetividad y de la verdad histórica. Según aquellos primeros comentarios a pie de sala oscura, la falta de renovación del artista británico se plasmaba en la coartada de la reconstitución histórica (los hechos se desarrollan en Irlanda en los años 20), lastrada por su pesadez decorativa e indumentaria.

Por otro lado sin embargo, la elección del jurado de Cannes presidido por el chino hong-kongués Wong Kar Wai, director pasado a la posteridad con el éxito planetario de "In the mood for love", picaba mi curiosidad. Me llamaba la atención que este artista lírico tan exigente y apasionado por las formas, recompensara a un cineasta en las antípodas de su estética cinematográfica, donde hasta el momento el referente político ha brillado por su ausencia.

Total que cuando me senté en la butaca de la sala de proyección, no sabía muy bien a qué atenerme, envuelto por un lado en la sensación de cumplir de modo estúpido, un deber casi ético de solidaridad respecto a Loach -convencido que estaba de no ver nada del otro mundo- pero por otro lado, albergando todavía la esperanza de ser sorprendido por la frescura y la fuerza de una cinematografía que, además de contar con títulos tan destacados como "Agenda oculta", "Riff-Raff", "Lloviendo piedras" y el desgarrador "Ladybird, Ladybird", aún daba hasta tan solo dos años, con la película "Sixteen", claras muestras de su vitalidad y de no haber renunciado a nada.

Los primeros minutos de proyección no tardaron en disipar las nubes de escepticismo que se cernían sobre el último trabajo del director británico, imponiendo en pocos planos y de forma casi milagrosa, la transparencia de un sistema estético donde el mundo representado se ofrece al espectador como una evidencia. En efecto, en el dispositivo de Loach, los límites del encuadre no parecen coincidir con los de la ficción sino con los de una especie de ventana abierta al mundo, donde tanto la distancia temporal e incluso ficcional que nos separan de la época y de la historia narrada, quedan como anuladas en beneficio de un efecto de realismo imparable. Un sistema donde la fotografía cuidada de Barry Ackroyd y las tomas planas de los actores, centradas a altura de hombre, sin valorización de sus figuras, impone también de entrada ese cuño de autenticidad que constituye la marca de fábrica de Loach. De hecho, la representación, en la escena inaugural, del reñido partido de hockey sobre hierba que disputan los personajes en medio de la naturaleza lluviosa y grisácea del campo irlandés -cuya evocación referencial, nunca se pierde en la trampa del canto lírico y empalagoso al país-, marca gracias a un montaje anti-efectista, las pautas de una puesta en escena sobria y a ras del suelo, que nos sumerge de inmediato con realismo en la Irlanda de los años 20 donde el IRA ha declarado la guerra al Imperio Británico.

Estas primeras imágenes de libertad lúdica y desenfado deportivo que recrean, a modo de frontispicio, los fundamentos estéticos de la gramática visual de Loach, son también cruciales para el resto de la película.

Para empezar toman un relieve político evidente en el contexto colonial británico de la época, al ser el hurling una modalidad más salvaje y típicamente irlandesa de hockey sobre hierba, cuya peculiaridad radica en que se desarrolla en un espacio de juego mucho más abierto que el de la cancha acotada habitualmente reservada para el hockey. Estamos aquí ante un espacio de juego sin límites, en el que el campo irlandés por completo constituye en sí un área de juego potencial, pudiendo seguir los jugadores en su lucha por la pelota hasta donde ésta les lleve. La libertad de movimiento y la relación fusional al espacio irlandés, desprovistas de coacciones, contrasta inevitablemente con las limitaciones drásticas impuestas por la presencia británica que prohíbe las reuniones de más de tres personas, y por tanto ese tipo de juego. En este sentido, la escena inaugural funciona, además de manifiesto estético, como la metáfora deportiva de una utopía independentista presentada como algo tan natural y legítimo como un juego o un partido entre los diversos miembros de una comunidad. La transparencia y aparente naturalidad del sistema estético de Loach no hace más que remarcar la evidencia del mensaje.

Por otro lado, la entrega -o mejor dicho el compromiso físico- que demuestran en el juego esos hombres-jugadores perdidos en la niebla del vahído de sus alientos, que no dudan en pelearse con fiereza por la pelota recurriendo a la amplia gama de golpes, zancadillas o empujones a disposición de su instinto de juego, pero luego unidos en la amistad de las risas y las burlas de los comentarios post-partido, marcan también un claro antes en la película: una especie de Edén utópico primordial de las relaciones humanas, donde la violencia del compromiso deportivo y el respeto del otro se ven codificados por las reglas del juego. Un mundo que los planos siguientes y el resto de la cinta no tardan en desbaratar, con la irrupción violenta de la guerra, donde la desaparición de las reglas de juego y los falsos códigos de honor inherentes a la lucha de guerrilla anuncian también las futuras disensiones internas que, a medida que avanza el conflicto, aparecen dentro del equipo independentista.

Porque más que una película específica sobre la historia del conflicto irlandés -la lucha que permite la firma del tratado de 1923 que decreta la partición de Irlanda en dos zonas, una de mayoría católica que accede a la independencia y otra protestante, que se mantiene bajo dominio inglés- "El viento que agita la cebada" aparece sobre todo como una reflexión en torno al compromiso político en su versión más absoluta quizás -la de la lucha armada- y como un estudio de los mecanismos que rigen una organización militarizada y jerarquizada como puede ser el IRA.

En ese sentido, el compromiso o la entrega física de los jugadores durante el partido no tarda en chocar con las realidades mucho más complejas del compromiso ideológico. La trayectoria del personaje principal, Damián O'Donovan (Cillian Murphy) es a este respecto bastante explícita. Primero reacio a tomar las armas junto a sus camaradas de juego por pensar que la lucha del IRA contra Inglaterra es demasiado desigual y que sólo se puede saldar por la derrota, el joven médico recién diplomado al que le espera una plaza en Londres decide enrolarse en la filas del IRA, después de verse confrontado no sólo a la violencia que desatan los ingleses sobre sus compatriotas sino también al ejemplo del compromiso político de otros combatientes anónimos. Llegan los días de formación en los que los jugadores de la escena inaugural se entrenan duramente en las montañas irlandesas con sus palos de hockey a modo de fusil. En esa fase de preparación al combate, integran el sentido de la disciplina y de la jerarquía del IRA que según les dicen y repiten, es imprescindible en la lucha por cuestiones evidentes de supervivencia. Las órdenes, así como las consignas tácticas, suelen llegar de lejos, desde más arriba, un arriba borroso e invisible que comunica por trocitos de papel endebles con sus bases, sin que éstas puedan intervenir sobre el rumbo global de la lucha.

Llega la prueba del fuego, las primeras acciones, los primeros muertos. Poco a poco, aunque el personaje quede convencido de la necesidad de alcanzar el objetivo final de la independencia, el idealismo del compromiso inicial deja lugar a un pragmatismo desencantado respecto a los métodos utilizados en esta guerra. La violencia de un bando aunque parezca justificada responde a la del otro. Desde ese punto de vista, las acusaciones de maniqueísmo dirigidas contra la representación de unos ingleses muy malos y deshumanizados, frente a la de unos combatientes irlandeses buenos y justificados en su violencia, no aguanta el visionado de la película.

Si Ken Loach no vacila en escenificar duramente la crudeza de la represión británica mediante una puesta en escena sencilla que recalca su brutalidad, tampoco oculta la de los resistentes patriotas irlandeses. En un apartado íntimo con su novia, el personaje principal confiesa que le parece haber perdido toda sensibilidad y haberse transformado en una simple máquina de matar. Es que las reglas de la lucha son bastante implacables para el que se muestra débil o hace peligrar el equilibrio del equipo. Y los que están encargados de aplicar el castigo sufren porque son humanos. Así es como Cillian se ve obligado a matar a uno de sus amigos de infancia que tras su detención por los ingleses denuncia a su grupo. La ejecución del potentado responsable del arresto de todo el grupo, víctima política del conflicto -quizás más "justificable" por su colaboración con el ocupante-, tampoco es representada como muy gloriosa.

En otra escena, la duda se extiende a todo el grupo después de una celada tendida en el monte a una columna de soldados ingleses que no deja a ninguno de éstos en vida y donde las bajas en el grupo del IRA son más importantes que previsto: muchos de sus miembros rompen a llorar, se llevan las manos a la cara. El jefe del comando, viendo el peligro, les hace cuadrarse gritándoles consignas, recordándoles que forman un ejército, de liberación sí, pero un ejército al fin y al cabo, discurso que concluye con esta frase: "Si los ingleses quieren introducir la barbarie en Irlanda, nosotros les responderemos con la misma barbarie".

Loach, al contrario de lo que se le acusa en esta película, huye de todo idealismo de postal, recalcando de modo implacable la transformación ineludible que viven los combatientes involucrados en la lucha, sin tampoco proponer por ello una mirada ingenua que condena el recurso a la violencia. La guerra y la lucha aunque necesaria y justificada por la aspiración a la independencia sirve aquí de pretexto al director para ahondar en su investigación de los límites del ser humano confrontado a esa experiencia límite de la lucha armada y del autoritarismo que supone. Por ello, las escenas de hastío y de escepticismo son interesantes y realistas: los personajes de Loach dudan, se cansan y aspiran a llevar una vida normal, lejos del furor de la guerra a cuya obligación no pueden sustraerse. Se muestran también fríos, cobardes y calculadores, como cuando, escondidos en el sotobosque, asisten sin reaccionar a la intervención de un grupo de soldados ingleses que arrasa y quema una granja, violentando y torturando a las mujeres que viven ahí. La lógica colectiva (la supervivencia del grupo del IRA con su capacidad operacional) aplasta la lógica individual de estas mujeres sometidas a la tortura. Poco a poco, se hacen cada vez mayores e ineludibles los compromisos que los combatientes se ven obligados a negociar tanto con su conciencia como con sus ideales de partida. Lo que en la perspectiva de Loach conduce a la derrota final, ya que el tipo de organización y de relaciones internas a la formación guerrillera condicionan las capitulaciones futuras decididas desde arriba. Es el dime cómo luchas o dime cómo te organizas, y te diré adónde llegarás: la práctica política en su modalidad más concreta define aquí la ideología y los objetivos últimos del grupo independentista.

La cuestión social acaba completando esa visión desencantada del compromiso político, al firmarse el tratado de independencia que acepta la rama mayoritaria y disciplinada del IRA. Al ser una lucha subvencionada desde el principio por los grandes propietarios y potentados irlandeses, la cuestión social no se toma en cuenta en el tratado de independencia que acaba aceptando el régimen monárquico como marco institucional del nuevo estado, sin alterar en nada la organización social que motivaba el combate del IRA. La disciplina y la jerarquía de la organización que ha firmado el tratado mediante su rama política -el Sinn Féin- se impone entonces con todo su rigor a los que no la aceptan y siguen la lucha. Los compañeros de lucha de ayer se transforman en enemigos y el conflicto colonial desemboca en guerra civil. De nuevo, como en "Tierra y Libertad" (1994), Loach mete el dedo en la llaga ahí donde más duele, haciendo la crónica desencantada del naufragio de un proyecto político desvirtuado en su última fase, por el peso de las formaciones cuya organización disciplinada y jerarquizada, si bien nacen de las condiciones de la lucha, hipotecan irremediablemente las capacidades de reacción de las bases que la constituyen. De ahí que, como es habitual en Loach, el director deje mucho espacio a las asambleas de combatientes (de trabajadores en otras películas), donde la palabra circula libremente, lejos de todo autoritarismo, mediante una puesta en escena a ras del suelo donde todos los personajes y las palabras que pronuncian, se mantienen sobre un pie de igualdad. El parentesco con "Tierra y Libertad" se hace evidente a nivel temático en esa lógica que sacrifica el proyecto político utópico en beneficio de una postura más autoritaria. En ese sentido, los combatientes y miembros del IRA que acaban aceptando el tratado lucen los mismos uniformes que los miembros del ejército republicano estalinista que acaba con las milicias poumistas de "Tierra y Libertad".

Sin embargo, la puesta en escena de "El viento que agita la cebada" está mucho más lograda en la búsqueda de la autenticidad, que nunca se sacrifica en esta cinta en beneficio de efectos melodramáticos ramplones que le quitaban fuerza a muchas escenas de "Tierra y Libertad" por el recurso en particular del ralentí. Como los buenos vinos, Loach sigue mejorando sus propuestas con el tiempo, eliminando las escorias lacrimosas de algunos de sus trabajos anteriores. Con lo cual, no os dejéis embaucar por la caricatura del cine de Loach y corred a ver este viento regenerador que agita su último trabajo.

Nota Vie Mar 02, 2007 10:12 am
Os propongo jugar al juego de las siete manipulaciones.

Leamos una crítca publicada:


Ken Loach, el agitador


Ganó la Palma de Oro en el último Festival de Cannes; sin duda, una sorpresa. «El viento que agita la cebada» es una película impecable, siempre y cuando sea Ken Loach quien la haya firmado, pues lleva impreso su estilo seco pero también maniqueo hasta casi lo impúdico; tan comprometido con la mirada de su autor que renuncia por completo a desviar ni un milímetro la vista.


Dos aspectos resaltan de esta historia sobre la lucha independentista de Irlanda: la primera es que los ingleses, o sea, todos los ingleses sin excepción, son unos psicópatas que disfrutan haciendo daño a los demás, que violan, matan y torturan sólo para divertirse; y así se les retrata en todas las escenas en que aparecen. El segundo aspecto resaltable es algo más profundo y mejor trabajado, pues contiene todo ese material eterno de las grandes tragedias: la traición, la lucha, los principios, el desencanto, el sacrificio..., naturalmente del único lado que se contempla y se explora: la resistencia del IRA a la ocupación británica.


Loach sitúa la acción en un ambiente campesino y hacia 1920, inmediatamente antes del tratado anglo-irlandés suscrito por Michael Collins. Y la enfoca en dos hermanos, que encarnan los vaivenes y culebreos de la «acción revolucionaria». En términos generales, «El viento que agita la cebada» es lo que se suele denominar una película fría, no tanto por la temperatura de sus personajes o sus acciones, que son una olla hirviendo, sino por el modo severo con el que trata a sus personajes, incluso los más cercanos.

Esta frialdad o severidad queda impresa en escenas profundamente violentas, como la del insoportable ajuste de cuentas al indefenso jornalero que los traiciona, o la escena del soldado que los salva de la prisión por problemas de conciencia, o esa otra que ya es habitual en el cine de Loach en la que de forma aparentemente repentina se celebra una asamblea en la que se discuten, como a espaldas del guión, asuntos profundamente ideológicos.


Son bien conocidos tanto Ken Loach como su cine, y a nadie debería de pillar por sorpresa ni su punto de vista ni el modo de reflejarlo. Tampoco, la solidez de su puesta en escena o su intensidad narrativa y el buen gusto general en el aliño, desde la música a los tonos y las interpretaciones siempre sorprendentes. Una película sólo lastrada por el propio lastre de su director, incapaz de que no se le convierta en caricatura su dibujo de la opresión, de la resistencia, de la política y de los sentimientos e ideología.
E. RODRÍGUEZ MARCHANTE

http://www.abc.es/20060915/espectaculos ... 50249.html






Después de ver la película , humildemente creo que la crítica honrada sería esta:


Ken Loach, el historiador


Ganó la Palma de Oro en el último Festival de Cannes; lo cual no es una sorpresa. «El viento que agita la cebada» es una película impecable, pues lleva impreso su mejor estilo, personajes creíbles en un momento histórico real hasta casi lo impúdico; tan comprometido con la verdad histórica que renuncia por completo a desviar ni un milímetro la vista del cómo fueron realmente los hechos relatados.


Dos aspectos resaltan de esta historia sobre la lucha independentista de Irlanda: la primera es que los ingleses, o sea, todos los tres ingleses suboficiales chusqueros sin excepción, son unos psicópatas que disfrutan haciendo daño a los demás, que violan, matan y torturan sólo para divertirse y cumplir ordenes y así se les retrata en todas las escenas en que aparecen.
Contrastando con la actitud más civilizada de la tropa y el nihilismo profesional de los oficiales.

El segundo aspecto resaltable es algo más profundo y mejor trabajado, pues contiene todo ese material eterno de las grandes tragedias: la traición, obtenida por amenazas y extorsión, la lucha, los principios, el desencanto ante la traición de la burguesía irlandesa, el sacrificio al que no dudan someter esta burguesía a aquellos que le ayudaron cuando ya no le son útiles..., naturalmente del único lado que se contempla y se explora: la resistencia del IRA a la ocupación británica, para no ser reiterativo con la otra visión que ya la tenemos en múltiples películas, telediarios y libros de historia espuria.


Loach sitúa la acción en un ambiente campesino en el que los que se comprometen con la lucha son profesionales y obreros especializados y hacia 1920, inmediatamente antes del tratado anglo-irlandés suscrito por Michael Collins en aquella época en la que gracias a la revolución de Octubre, la emancipación de la clase obrera europea, parecía posible.

Y la enfoca en dos hermanos, que encarnan los valores y responsabilidad de la «acción revolucionaria». En términos generales, «El viento que agita la cebada» es lo que se suele denominar una película realista, no tanto por la credibilidad de sus personajes o sus acciones, que son seres humanos con un código moral, sino por el modo sincero con el que trata a sus personajes, incluso los más canallas.

Esta credibilidad queda impresa en escenas que en manos de los telediarios de nuestra época serían profundamente violentas, pero que en manos de Loach simplemente reflejan como se procede en tiempos de guerra con los traidores como la de la ejecución necesaria del digno jornalero que los traiciona, o la escena del soldado que los salva de la prisión por de solidaridad con su causa y que se pasa a su bando, o esa otra escena que ya es habitual en el cine de Loach en la que de forma aparentemente repentina se celebra una asamblea en la que se discuten, como a justificación de toda la película, asuntos profundamente ideológicos cómo son la traición del nacionalismo irlandés a la causa de la emancipación de los trabajadores - aliados necesarios- a los que se criminaliza a continuación del Tratado de Collins y contra la opinión del 70% del IRA de la época.


Son bien conocidos tanto Ken Loach como su cine, y a nadie debería de pillar por sorpresa ni su punto de vista ni el modo de reflejarlo, honrado y valiente.

Tampoco, la solidez de su puesta en escena o su intensidad narrativa y el buen gusto general en el aliño, desde la música a los tonos y las interpretaciones siempre sorprendentes.

Una película respaldad por el propio lustre de su director, capaz de que no se le convierta en caricatura su retrato demoledor de la opresión, de la resistencia, de la política y de los sentimientos e ideología.


uno que no es E. RODRÍGUEZ MARCHANTE



Francamente el marchante (marchante. Persona que comercia o trafica, del diccionario) se le trabucaron las palabras en el world.

Aunque creo que la actividad de su cpu es directamente proporcional a las verdades desplazadas :mrgreen:

Este mensaje esta dirigido al jefe de redacción del ABC por si nos está leyendo:

Señor jefe del traficante: su empleado se ha ganado el sueldo. Sus lectores no irán a ver la película y por supuesto creerán que saben de que va, cuando cómo se ha leído es fácil comprobar que es imposible saberlo en función de la crítica publicada.


Una película con todos los ingredientes para una buena sobremesa: lucha de clases, lucha armada, nacionalismo, traición, conciencia de clase... 8-)

Próximamente en su Cineclub (espero)

adelante

Nota Lun Mar 05, 2007 10:12 pm
Ya está bajando, muy interesante!!!

Loach realiza declaraciones a La Jornada de Mexico y parece que tambien hay juego de las siete diferencias en Albion:




Hoy, la lucha es contra los intereses de los grandes negocios: Ken Loach


TANIA MOLINA RAMIREZ

http://www.jornada.unam.mx/2007/05/09/i ... e=a10n1esp



A lo largo de su vida, el director inglés Ken Loach ha contado historias de hombres y mujeres comunes que luchan por la justicia y la libertad. Ha puesto en la pantalla grande a los trabajadores indocumentados en Los Angeles; los sandinistas nicaragüenses de los años 80; los españoles republicanos de los años 30, y, en su más reciente cinta, The wind that shakes the barley -ganadora de la Palma de Oro en la pasada edición del festival de Cannes y que será proyectada en el 27 Foro Internacional de la Cineteca Nacional-, a los irlandeses defensores de la independencia, en los años 20.

Loach, en entrevista telefónica con este diario, desde Inglaterra, opinó:

"Hoy, la esencia de la lucha es contra los intereses de los grandes negocios, especialmente los grandes negocios de Occidente. Creo que la esencia de la lucha es desarrollar un movimiento internacional de trabajadores. Dentro de las fronteras nacionales no podemos ganar porque el capital se mueve por el mundo, de un país a otro, buscando mano de obra barata, buscando gente que pueda explotar más eficientemente. Mientras la izquierda siga dividida, dentro de nuestros propios países, no podremos enfrentar al capital internacional".

El hecho de que Loach se incluya, que hable de "nosotros" y no de "ustedes", no es fortuito. El inglés siempre ha tenido, como se dice, el corazón del lado izquierdo.

Respecto de cómo ve las posibilidades de que se cree un movimiento internacional de trabajadores, dijo:

"Los signos más positivos provienen de tu parte del mundo, de América Latina".

Contrario a otros creadores en Occidente que creen tener derecho -y la información suficiente- como para opinar de todo, Loach, de 70 años, se contuvo:

"No conozco mucho, por tanto me rehuso a decir gran cosa, pero desde fuera parece como si los mayores avances tienen lugar en los países de Sudamérica".

Es cosa conocida, sin embargo, el profundo interés y atención que el inglés pone en lo que pasa en distintas partes del mundo. Tan es así que durante la conversación con este diario insiste en que la reportera le diga algo sobre la actualidad en México.

Sus cintas han tratado sobre distintos puntos del planeta, entre ellos Chile. En la película 11'09"01 (cortos de 11 directores provenientes de 11 países), el personaje de la historia de Loach, el chileno Pablo, le escribe a los estadunidenses una carta sobre el otro 11 de septiembre, el de 1973 en Chile, en la cual incluye una cita de San Agustín que dice que la esperanza tiene dos hijas: el enojo por cómo están las cosas y el valor para cambiarlas.

Recordado sobre la frase, el cineasta añade:

"Supongo que se necesita otra hija más fea: la organización. Eso es lo que carecemos: movilización y organización. Y siempre es lo más difícil porque la aspiración no sirve de nada sin organización. Y creo que nuestra organización, la de la izquierda, ha sido muy débil".

En el caso del llamado Pueblo de Seattle -y ahora altermundismo-, Loach opinó:

"No estoy seguro que haya avanzado gran cosa. La gente ha trabajado muy duro, como siempre. El problema que tenemos en Occidente, y lo veo desde la perspectiva británica, es que el control que ejerce el gobierno a través de los medios es muy fuerte. Y si bien la gente dice cosas radicales, el establishment logra prevenir la emergencia de cualquier organización alternativa creíble. La política, aquí, es un asunto muy estéril porque los tres partidos principales prácticamente dicen la misma cosa".

Los movimientos surgidos de Seattle no han sido lo suficientemente fuertes. Y, en contraste, "la necesidad no podría ser mayor. No sé, quizá soy demasiado pesimista. Claro que hay que apoyar a todos los que trabajan y se organizan lo mejor que pueden, pero, siendo realistas, creo que tenemos un largo camino por recorrer. ¿A ti qué te parece?"

Un rincón de Irlanda en los años 20

The wind that shakes the barley (traducida como Vientos de libertad) está situada en un rincón de Irlanda, en los años 20. "La lucha era por liberarse de un imperio. Los ingleses habían usado Irlanda como colonia durante muchos siglos, para obtener mano de obra y alimentos baratos. Habían explotado la tierra de los irlandeses, tenían leyes represivas que favorecían a los terratenientes ingleses.

"Era el típico caso de una colonia que busca la independencia, pero algunos querían establecer una sociedad más igualitaria, un estado socialista. Recuerda, esto ocurrió justo después de 1917, dos o tres años después, así que la clase dominante estaba muy inquieta ante la posibilidad de que estuviese surgiendo un estado de los obreros, del pueblo."

O sea, había dos luchas: "Una antimperialista y otra, mucho menos numerosa, por establecer un estado obrero". La primera "se ganó sólo en parte; pero la lucha socialista se perdió".


En la cinta, con rigor histórico, Loach presenta discusiones intensamente dramáticas e inteligentes entre los rebeldes irlandeses, acerca de cuál era el tipo de país que anhelaban crear, con algunos argumentando que ellos no luchaban simplemente por un cambio en el color de la bandera.

También presenta la terrible división entre los irlandeses que estaban en favor o en contra de la firma, en 1921, del Tratado Anglo-Irlandés (establecía un Estado libre irlandés que seguía siendo "dominio" del Imperio Británico).

Loach logra transmitir convincentemente las razones que todos tenían para mantener tal o cual postura.

Esto es más que una lección de historia en la cual hay buenos y malos. Como suele ocurrir en sus cintas, el cineasta habla sobre lo compleja -y a la vez simple- que es la naturaleza humana, sobre las decisiones cruciales que los personajes tienen que tomar y sobre cómo estas decisiones definen quiénes son, ponen a prueba su integridad.

"La manera en la cual comprendes la historia determina cómo comprendes el presente", dijo Loach.

El revuelo que provocó la cinta en Inglaterra e Irlanda al parecer es una prueba de la gran amenaza que representa revivir la memoria.

El año pasado, cuando proyectaron The Wind... en Cannes (y ganó el premio principal), "tuvimos algunos ataques muy feroces en la prensa británica, por parte de gente de derecha, editorialistas y periodistas, y de algunos políticos", contó.


Un pasado muy actual

Pero la embestida surgía no sólo del potencial peligro que representa para el poder un replanteamiento del pasado, sino también por su actualidad, porque "lo que los ingleses hicieron en Irlanda durante muchos años, los ingleses y los estadunidenses lo hacen hoy en Irak y en otros países".

Curiosamente, tras "seis o siete artículos muy agresivos, se olvidaron del asunto. No hubo debate. Hubo un arranque de insultos, luego poca respuesta, y después no quisieron seguir escribiendo al respecto. Es como si hubieran tratado de matar (la cinta) dos veces: atacándola y luego con el silencio".

En cambio, en Irlanda "hubo un buen debate, muy productivo, porque los irlandeses se saben la historia, la mayoría de los ingleses no".

También, claro, los movió:

un reconocido escritor republicano "dijo que lloró y lloró durante toda la película.

"No los motivaba para volver a tomar un fusil, el debate era muy reflexivo. Creo que reconocieron que eso fue lo que ocurrió. Y no es que nadie sepa, sino que simplemente nunca se habla de ello. Esas eran las historias que todos conocían, pero que nunca habían estado en la pantalla. Nunca había sido reconocido públicamente. Eso fue importante."


The wind that shakes the barley se exhibe el 13 y 14 de mayo, en el marco del 27 Foro Internacional de la Cineteca Nacional.
.


adelante

Nota Mar Oct 01, 2013 6:13 pm
[Editado por el comité de RBM para incluir todo el contenido en el primer mensaje. Muchas gracias, compañero marlowe62.]


Salud.



Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.