RebeldeMule

Memories (K. Otomo, K. Morimoto, T. Okamura, 1995)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.
Memories
Memorîzu / メモリーズ
Katsuhiro Ôtomo, Koji Morimoto, Tensai Okamura (Japón, 1995) [113 min]

Portada Portada
IMDb
(Wikipedia | Filmaffinity)


Sinopsis:

    [fuente] Tres historias de animación manga, basadas en tres historias gráficas cortas del maestro Katsuhiro Ôtomo, creador de "Akira":

    "Rosa Magnética" (dirigida por Koji Morimoto) está basada en un manga de Otomo, en el que dos astronautas, siguiendo una señal de auxilio, son arrastrados al mundo fantástico creado por los recuerdos de una mujer.

    "Bomba Fétida" (dirigida por Tensai Okamura) es la historia de un joven químico que se transforma por accidente en un arma biológica imparable que se encamina directamente a Tokio.

    "Carne de Cañón" (dirigida por el propio Katsuhiro Ôtomo) describe un día en la vida de una ciudad cuya única razón de ser es lanzar cañonazos a un enemigo desconocido.

Pedro Vasallo Alcedo, en "Melancolía de un pasado presente. “Memories” de Otomo, Morimoto y Okamura", en Harlan, el 2 de septiembre de 2014, escribió:[...] El nexo de unión de las tres obras es la figura del director Katsuhiro Otomo, los tres segmentos están escritos por él, y son una expansión de su obra gráfica anterior. No obstante, pese a la disparidad existente entre los tres bloques, el que se encuentra más fuera de lugar es "Bomba fétida", que se distancia de la visión melancólica que se mantiene en los otros dos y en la gran mayoría de los capítulos del cómic. Reflejando el temor a los avances tecnológicos contemporáneos que ya se mostraba en Akira, este capítulo arremete contra las industrias farmacéuticas, en una crítica a los efectos secundarios y los estragos que pueden causar peligrosas medicinas. La hipocondría que se extiende por el Japón actual, unida a la insoportable polución que obliga a muchos a caminar por la calle con mascarillas para minimizar los daños, se dan cita en este pieza. La parodia y la comicidad toman el primer plano, con un personaje patán y crispante, el histrionismo llega a sus más altas cotas cuando es bombardeado por miles de aviones de guerra que destruyen la ciudad entera sin acertarle siquiera por casualidad. Pese a que por la propia esencia del proyecto el todo no tiene que resultar perfectamente uniforme, ni busca serlo (no hay más que ver el estilo de dibujos de cada uno), este segmento desentona claramente de los otros dos.

Para el fragmento que se reserva Otomo, "Carne de cañón", el artista experimenta con un trazo de carboncillo que ensucia y afea aún más el triste futuro, casi steampunk, que recrea. El amargo lienzo muestra una ciudad cuyo único cometido es lanzar cañonazos a unos enemigos inexistentes; en su correspondiente skyline tan solo asoman las gigantescas torretas de guerra, los niños se instruyen desde la más tierna infancia para que aprendan a hacerse cargo de las maquinarias bélicas, y todos sus habitantes trabajan para mantenerlas en funcionamiento. La violencia y la venganza han obnubilado a estos hombres y mujeres, que tras tantos años en guerra no saben contra quién combaten, o si todo es una estrategia del gobierno, que busca simplemente mantener ocupados y asustados a sus habitantes con la finalidad de tenerlos controlados. Aún con la profunda reflexión que se puede extraer de este fragmento, el guión es muy simple, depositando la totalidad del peso en el lucimiento de la animación. Otomo prefiere colocar en primer término la expresividad de sus dibujos y la plasticidad de sus personajes, para que ellos muestren con imágenes lo que realmente quiere transmitir el autor. De los tres segmentos es el más breve y el más anodino, de ahí el reto que afronta su director a la hora de conferirle interés y fuerza a esta pequeña premisa.

[...] "Rosa magnética" habla sobre la imposibilidad del olvido, del pesado lastre que supone cargar con un pasado que no ha sido posible superar. Eva no puede soportar su pérdida, al igual que el astronauta Heinz tampoco puede perdonarse la muerte de su hija por un error suyo, y es esta debilidad la que aprovecha el fantasma de la cantante para retener a la nave de los basureros. Aún con ecos del Arthur C. Clarke de 2001. Una odisea en el espacio, la mayor influencia que se respira en este segmento es la del escritor polaco de ciencia-ficción Stanislaw Lem. En su inmortal novela Solaris, el astronauta Kelvin llega a un planeta que es capaz de generar de forma corpórea los más profundos deseos de aquellos que se acerquen en exceso a su atmósfera, de esta forma su protagonista ve la reconstrucción de su mujer Harey, que terminó con su vida suicidándose a causa de una terrible depresión. El aislamiento absoluto al que se ven abocados tanto Kelvin como Eva o Heinz es lo que les lleva a rememorar una y otra vez sus peores recuerdos, encontrándose a solas con ellos e impidiendo así que logren la catarsis en una espiral de tristeza imposible de revertir. [...]

El comité de Rebeldemule, en el canal de telegram, el 18 de diciembre de 2017, escribió:La primera historia versa sobre una diva retirada que vive en un Día de la Marmota astral, por motivos que retratara como nadie Wilder en "El crepúsculo de los dioses". La adicción al aplauso y la sonrisa ajena crea monstruos, un ecosistema inerte en el que quedan atrapados fascinantes y fascinados. No hay que ir a la prensa del corazón, haced etnografía de asamblea: el patrón narcisista vive en esa risa que se eleva por sobre el resto para hacerse notar o en quien cierra los turnos de palabra con propósitos distintos a la clarificación y la síntesis.

La segunda historia es una sátira sobre la sociedad del riesgo. Advertía Anguita este noviembre sobre el presentismo lelo en el que vive el 99%: «la convicción íntima de una parte importante de la población y de los poderes institucionales de que el futuro no existe y a lo que debemos aspirar todo lo más es a que el edificio no se desmorone; y, si lo hace, que no se nos caiga encima. Luis XV pasó a la Historia (y después Alfonso XIII porque lo repitió) al decir: après moi le deluge, "detrás de mí que venga el diluvio"». Nucleares, cambio climático, biotecnología, superpoblación... capitalismo... Que el desastre lo arreglen o traguen las generaciones venideras. Si las hay.

La clave de la tercera historia, una guerra eterna de una ciudad móvil contra otra, está cuando el hijo pregunta al padre: "¿contra quién luchamos?", y este le espeta: "Ya lo entenderás cuando seas mayor". Es el mismo diálogo que se da cuando un niño ve a alguien durmiendo en la calle por primera vez: "¿por qué existe la gente pobre?". Respuesta, haberla hayla, pero asumirla presupone tal inhibición de los sentidos y tantas capas de incoherencia que sólo cabe en una sensibilidad abollada por los golpes: eso que llamamos madurez.


Ficha técnica


Idioma original: Japonés, inglés, italiano.





HDRip Dual - AVI (XviD-AC3) (fuente)





:str: Reproducción:





Relacionado:



[ Add all 4 links to your ed2k client ]

Gracias a lineaghost.

Otra extraodinaria y clásica película del cine de animación japonés, con tres historias, a cada cual mejor; aunque a mí personalmente “Bomba Fétida” me pareció superoriginal. Los amantes del anime siempre disfrutaran de un cine como éste.


Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.