RebeldeMule

Doña Clara (Kleber Mendonça Filho, 2016)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.
Doña Clara
Aquarius
Kleber Mendonça Filho (Brasil, 2016) [140 min]

Portada
IMDb
(Wikipedia | Filmaffinity)


Sinopsis:

    [fuente] Clara, una ex-crítica musical de Recife de 65 años, vive retirada en un edificio particular, el Aquarius, construido en la década de 1940 sobre la chic avenida Boa Viagem, que bordea el océano. Un importante promotor ha comprado todos los apartamentos, pero ella se niega a vender el suyo y emprende una guerra fría contra la empresa que la acosa. La estresante situación le perturba y le lleva a pensar en su vida, en su pasado, en sus seres queridos.

Nando Salvà, en "'Doña Clara': de lo íntimo y lo político", en El Periódico, el 9 de marzo de 2017, escribió:[...] "Doña Clara" deslumbra como parábola política y como retrato personal. Mientras retrata a una mujer que entra en guerra con los especuladores que tratan de comprarle su casa, el director Kleber Mendonça Filho habla con elocuencia de una sociedad en la que los valores tradicionales corren el riesgo de ser aniquilados en pos del máximo beneficio y, a la vez, de cómo una canción o un objeto funcionan como custodios de ese tesoro que son los recuerdos. Y lo hace con gran sutileza, expresándose sobre todo a través de gestos llenos de elegancia y sensualidad.

El director Kleber Mendonça Filho, en entrevista con Begoña Piña para Público, el 9 de marzo de 2017, escribió:Creo que Doña Clara es la historia de alguien que se encuentra y se enfrenta a las leyes sociales establecidas y a las leyes fijadas por el mercado. Las leyes del mercado dominan la vida social del mundo moderno. Pero Clara no piensa así, piensa diferente, y al hacerlo se convierte en un acto político. Cuando una mujer dice ‘no’ al acoso sexual, es un acto político. Cuando una mujer dice ‘no’ a tener salarios más bajos, es un acto político. Necesitamos una sociedad de muchos ‘noes’. [...] En Recife, en el área litoral hay un par de edificios de 40 pisos. Las ciudades están plagadas de shopping centers enormes con miles de plazas de estacionamiento y eso chupa oxígeno y ataca la vida orgánica de la ciudad. Clara intenta luchar contra ese sistema mecanizado. Esas dos torres de las que hablo son un símbolo de la corrupción en Recife, varios políticos tienen curiosamente apartamentos ahí.

[...] Doña Clara piensa como yo, ella suma experiencias del pasado, el presente y el futuro. Por eso, ella es el elemento que debe ser sustraído, restado, por la sociedad de mercado. Su hija es más joven, pero irónicamente es mucho más vieja que su madre. La madre es más libre y mucho más joven. [...] Creo que el resto de los personajes jóvenes son unos ignorantes, es la ignorancia de la juventud. Es una cosa que discutimos con los actores. La arrogancia de los jóvenes está basada en la certeza de que ellos entienden de qué va la vida y en realidad no entienden nada.

Federico García Serrano, en "Doña Clara. La dignidad de resistir", en El Puente Rojo, el 21 de abril de 2017, escribió:[...] Doña Clara muestra en su propio cuerpo las cicatrices de una vida dura (la supervivencia al cáncer y la amputación de un pecho), ganando el respeto de su comunidad que nace de la autoridad moral, de la integridad, cumpliendo el rol que la vida le depara como referente familiar en una cultura determinada por el matriarcado. Pero muy especialmente, doña Clara representa la supervivencia de los elementos identificativos de la juventud, la alegría de vivir, de disfrutar de su cuerpo, de la música, de la playa, de las relaciones humanas...

[...] De la película de Kleber Mendonça Filho se ha señalado, a raíz de su presentación en el pasado Festival de Cannes, el momento político y los paralelismos con la corrupción y las amenazas golpistas que vivía Brasil. En qué medida el film es una pieza del proceso de repolitización del cine brasileño es algo evidente, que se verá con mayor dimensión en los próximos años, cuando tal vez el futuro resuelva las incertidumbres que hoy asolan a la sociedad brasileña, pero al menos en las intenciones declaradas y en el pequeño merchandising emprendido en torno al film se hacen referencia a estas conexiones, a las que los críticos europeos son siempre sensibles, posiblemente porque el tema no nos es en absoluto ajeno. Se han señalado la persecución política sufrida por la película de Mendonça Filho en su país, siendo oficialmente ignorada para su candidatura a los Oscars, reconocimiento en parte enmendado por los César franceses, al tiempo que un escándalo inmobiliario similar al que se denuncia en la película implicaba a las autoridades gubernamentales...


Ficha técnica


Reparto:


Premios:

    2016: Premios César: Nominada a Mejor película extranjera.
    2016: Festival de Cannes: Sección oficial largometrajes a concurso.
    2016: Festival de Mar del Plata: Mejor actriz (Sonia Braga) y Premio del Público.
    2016: Premios Independent Spirit: Nominada a mejor película extranjera.
    2016: Festival de Valladolid - Seminci: Sección oficial.
    2016: Festival de La Habana: Sección Oficial de largometrajes a concurso.
    2016: Premios Fénix: Mejor dirección y actriz (Sonia Braga).
    2017: Premios Platino: Mejor actriz (Sonia Braga).

Idioma original: Portugués.





HDRip VE - AVI (fuente)





Micro HD 720p (fuente)





Micro HD 1080p (fuente)





HD 1080p - MKV (fuente)


Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.