RebeldeMule

Allende en su laberinto (Miguel Littín, 2014)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.
Allende en su laberinto
Miguel Littín (Chile, Venezuela, 2014) [90 min]

Portada
IMDb
(Wikipedia | Filmaffinity | Cine Chile)


Sinopsis: Una mirada desde la ficción, pero con base en datos reales, sobre lo que ocurrió dentro del Palacio de la Moneda, en Santiago de Chile, el 11 de septiembre de 1973, durante esas últimas horas en la vida del presidente Salvador Allende, el día del golpe de estado que cambió la historia del país y de toda Latinoamérica.

En Cubadebate, el 12 de noviembre de 2015, se escribió:“El arte es un instrumento para hablarle a la gente de lo injusto”, aseguró en Ecuador el cineasta chileno Miguel Littín, al presentar su más reciente película, "Allende en su laberinto". La obra narra las últimas horas en la vida del presidente chileno Salvador Allende, quien se suicidó el 11 de septiembre de 1973 para evitar ser capturado por los organizadores de un golpe de Estado que sumió al país en una dictadura militar durante 16 años.

“Hasta la última gota de suspiro que tenga en la vida seguiré luchando mediante el cine, que es lo único que sé hacer”, aseveró el director de 70 años, defensor a ultranza del Movimiento del Nuevo Cine Latinoamericano y uno de sus fundadores. “Este filme lo hice porque era una deuda con mi historia, con Chile y con América Latina: Allende es el mayor aporte que Chile le puede entregar al mundo”, sostuvo. Según el director, su objetivo fue contar la historia de un ser humano, el Allende que él conoció, el hombre que veía todos los días, y para esto además apeló a la memoria de muchos, se pasó años entrevistando a los sobrevivientes del Palacio de La Moneda, sede del gobierno, en aquel momento. “Los hechos que están en mi película podrán cuestionarse pero no se pueden negar”, sentenció el realizador.

El filme recrea una historia y un imaginario con una sucesión de grandes primeros planos o “big close up” la mayor parte del tiempo, pero Littín insiste en que ve la vida así y esa historia en particular. A esto suma el hecho de haber filmado la obra en Caracas, por lo cual su escenografía no podía ser lo externo al Palacio. “Mi escenografía eran los rostros de los personajes, entonces fue una forma de contar la historia un poco más personal, porque lleva un cierto nivel de poesía y de abstracción el hecho ver la historia a través de los ojos de otra gente y para eso necesité hacer primeros planos, a los que yo no le tengo miedo”, comentó. Littín incluso admitió actores no profesionales en varias escenas porque dice ser capaz de trabajar con quien tenga al lado, solo le importa transmitir la veracidad de los sentimientos.

Cuenta que fue mucho más enamorado de lo que aparece en la película, pues era imposible que pasara una mujer hermosa frente a él y se quedara callado, y si había una flor se la regalaba, eso lo vio con sus propios ojos un día en el Palacio de la Moneda y decidió incluirlo en el testimonio fílmico. A pesar de algunas críticas, el realizador pregunta por qué creer que el 11 de septiembre de 1973 el presidente iba a solo a tirar tiros y dejar de ser el caballero galante que siempre fue.

El director dos veces nominado al Oscar y galardonado con varios Premios Ariel, entre otros, dice no querer competir más en ningún certamen porque los premios desvirtúan la verdadera razón del cine, que es la fiesta de mirar películas diversas. Así que el próximo mes de diciembre presentará su nueva película en el Festival del Nuevo Cine Latinoamericano que cada año se celebra en La Habana, Cuba, pero fuera de concurso.

Tras tantos años de experiencia profesional, siente el cine como un medio de expresión y un deber, su retrato de Allende despierta ternura, confianza, fuerza, y el final -anticipado lógicamente por el espectador- tiene un matiz de regalo tal vez al valiente luchador, al amigo. En medio de la confusión y el nervio, del humo y la destrucción, unos hombres armados le pasan por al lado a un cadáver, uno de los tantos que habría en La Moneda aquel día, solo unos instantes después alguien en el filme y el público se percata de que ese cadáver, uno entre tantos, es Allende. Descendía de una familia aristocrática, pero desde joven se apegó al ideario socialista, y Littín subraya en el filme su agrado por mezclarse con el pueblo, como alguien más, y cumplir los designios populares a conciencia. Allende sí sabía por qué moría, no era inocente, era culpable de querer que seamos más libres, aseveró el extraordinario cineasta.

Ascanio Cavallo, en "Allende en su laberinto", en El Mercurio, el 4 de abril de 2015, escribió:[...] El laberinto físico es justamente La Moneda, sus salones, sus pasillos, por los que el Presidente transita sin dirección, a medida que las malas noticias se acumulan y los guardias se distribuyen por el edificio. La dimensión material del laberinto adquiere su rasgo caótico desde la mitad exacta del metraje (45 minutos), cuando se inicia el bombardeo. Las imágenes del exterior son muy escasas: Littin convierte a la historia en un drama de interiores, cerrado, de cámara.

El otro laberinto, el principal, es el que va por dentro, el que confronta a Allende consigo mismo, lo que en un momento llama "la gran paradoja": intentar la revolución sin armas. Littin hace que el vocero de la posición revolucionaria sea el periodista Eduardo "Perro" Olivares (Horacio Videla), que lo insta a no negociar ni rendirse. Allende mantiene su posición institucionalista, pero los hechos lo contradicen y hasta parecen dividir su conciencia, lo que convierte a Olivares en una figura casi tan importante como la de Allende, compañero y némesis, admirador y crítico a un mismo tiempo. Cosa curiosa, el cineasta no pone en duda el suicidio de Olivares -hasta lo escenifica-, como sí lo vuelve a hacer con el del Presidente.

Littin se toma copiosas licencias históricas: releva a unos personajes y omite a otros, altera la secuencia de los hechos, injerta ideas fantasiosas (el dirigente-vocero de la Unidad Popular, guardias que se apostan en los techos, un mensaje que llega en moto, bomberos en medio del asalto, regueros de cadáveres y así por delante) y hasta explora en pasajes oníricos. Todo esto es usual y se realiza en función de la progresión dramática, a condición de que no se confunda en modo alguno con la historia real.

Solo que aquí, por debajo del texto, parece deslizarse un tercer laberinto, acaso más secreto, el del propio Littin: encerrado en este palacio humeante, Allende le resulta una figura más enigmática, contradictoria, a la que admira y no logra aprehender, que se le escapa, como ya lo sugerían de manera más oblicua "Los náufragos" e "Isla 10". "Allende en su laberinto" es un testimonio abierto y doloroso de esa imposibilidad.


Ficha técnica
Guión: Miguel Littín.
Fotografía: Cristián Petit-Laurent.
Productora: Zetra Films, La Taguara Fílmica.

Reparto: Daniel Muñoz (el presidente Salvador Allende), Aline Küppenheim (la secretaria Miria Contreras), Horacio Videla (el periodista Augusto Olivares), Juvel Vielma (Jano, militante del GAP), Gustavo Camacho (el médico Danilo Bartulin), Jean Franco de Marchi (Joan Garcés, asesor del presidente), Marcos Moreno (el asesor de prensa del gobierno Carlos Jorquera), Orlando Hernández (general Sepúlveda), Gregory Maldonado (Julio Chacón, militante del GAP), Roque Valero, Rodolfo Gómez (Osvaldo Puccio, secretario personal del presidente), José Roberto Send (Osvaldo Puccio hijo)...









DVDRip VO - AVI (XviD+MP3) [Fuente: Clan Sudamérica]
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Código: Seleccionar todo
General
Complete name                    : D:\Incoming\Allende.En.Su.Laberinto.(Spanish).DVD-Rip.XviD-mp3.(clan-sudamerica.net).avi
Format                           : AVI
Format/Info                      : Audio Video Interleave
File size                        : 700 MiB
Duration                         : 1h 30mn
Overall bit rate                 : 1 080 Kbps
Writing application              : VirtualDubMod 1.5.4.1 (build 2178/release)
Writing library                  : VirtualDubMod build 2178/release

Video
Format                           : MPEG-4 Visual
Format profile                   : Streaming Video@L1
Format settings, BVOP            : Yes
Format settings, QPel            : No
Format settings, GMC             : No warppoints
Format settings, Matrix          : Custom
Codec ID                         : XVID
Codec ID/Hint                    : XviD
Duration                         : 1h 30mn
Bit rate                         : 956 Kbps
Width                            : 720 pixels
Height                           : 304 pixels
Display aspect ratio             : 2.35
Frame rate                       : 23.976 fps
Resolution                       : 24 bits
Colorimetry                      : 4:2:0
Scan type                        : Progressive
Bits/(Pixel*Frame)               : 0.182
Stream size                      : 620 MiB (89%)
Writing library                  : XviD 66

Audio
Format                           : MPEG Audio
Format version                   : Version 1
Format profile                   : Layer 3
Codec ID                         : 55
Codec ID/Hint                    : MP3
Duration                         : 1h 30mn
Bit rate mode                    : Variable
Bit rate                         : 111 Kbps
Minimum bit rate                 : 128 Kbps
Channel(s)                       : 2 channels
Sampling rate                    : 48.0 KHz
Resolution                       : 16 bits
Stream size                      : 72.1 MiB (10%)
Alignment                        : Aligned on interleaves
Interleave, duration             : 24 ms (0.58 video frame)
Interleave, preload duration     : 165 ms
Writing library                  : LAME3.98r
Encoding settings                : ABR
Language                         : Espanol


Imagen
Imagen
Imagen





Relacionados: [etiqueta] UP (1970-1973) y pinochetismo (1973-1990) en Chile

Volver a Largometrajes de ficción

cron
Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.