RebeldeMule

Her (Spike Jonze, 2013)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.

Her (Spike Jonze, 2013)

Nota Vie Sep 04, 2015 6:15 am
Her
Spike Jonze (EE.UU. de América, 2013) [126 min]

Portada
IMDb
(Wikipedia | Filmaffinity)


Sinopsis:

    En un futuro cercano, Theodore, un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y Samantha, la voz femenina de ese sistema operativo.

Comentario personal:

    La soledad, la anomia, la alienación, la fragmentación... en las relaciones interpersonales signadas por el capitalismo avanzado. Sin palabras, por Steve Cutts:
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Portada


Begoña Piña, en "¿Qué pasa cuando te enamoras del sistema operativo de tu móvil?", en Público, el 19 de febrero de 2014, escribió:[...] El amor de Theodore y Samantha no es ni bueno ni malo, es como la inmensa mayoría de los enamoramientos. Jonze no señala con dedo acusador o crítico la relación del hombre con las nuevas tecnologías, no valora ni social ni éticamente las dependencias creadas, no dicta sentencia. Y en ello está, sin duda, uno de los grandes hallazgos de su película. "Intento escribir sobre cosas que no entiendo del todo y procuro empatizar con los personajes. Por eso intento no emitir juicios sobre lo que están haciendo -dice Spike Jonze-. No viví hace cien años, pero el problema de este personaje es un problema de siempre. Me interesaba la idea de comunicar los sentimientos. Y pensando sobre ello aparecía la tecnología, las redes sociales o los emails... son una forma nueva de crear o evitar las relaciones íntimas. Siempre depende de nuestra intención. Antes de que apareciera todo esto, uno podía sentarse con otra persona y conectar con ella o evitar conectar".

Tere Cabello, en "«Her», deseando amar", en El Diario.es, el 21 de marzo de 2014, escribió:[...] En la última película de Spike Jonze, una nueva revolución informática ha acontecido: la inteligencia artificial ha evolucionado de modo tan abrumador que un nuevo sistema operativo consigue paliar la asfixiante soledad de individuos con carencias afectivas. Las repetidas panorámicas de la ciudad ofreciendo cientos de rascacielos –interesante escenografía en donde los edificios rozan la ciencia ficción para sugerir un futuro muy próximo− reiteran la metáfora de esa soledad del hombre contemporáneo, de miles de vidas en línea pero con escasa conexión real. Sin embargo, "Her" no se ofrece como una película desalentadora, tanto la relación del protagonista con sus amigos, como la fotografía –si bien el exceso de los tonos pastel con aire retro resulta artificial en ocasiones, aunque pudiera ser intencionado, véase la escena de la playa−, sugiere un hilo de esperanza. Irremediablemente, las comparaciones con la película de la ex mujer de Jonze, "Lost in Translation" (Sofía Coppola, 2003) se deducen obvias. Ambas componen un retrato íntimo y minimalista de las relaciones en el contexto de la gran ciudad.

Jaime Fa de Lucas, en Culturamas, el 23 de febrero de 2014, escribió:Mucho ha tardado en aparecer una película que tratase el tema del romance entre un humano y una máquina. Digo esto porque ahora mismo, si levantamos la cabeza en cualquier medio de transporte público, lo que podemos observar es una marabunta de cuellos encorvados hacia el dispositivo electrónico de turno. Todos nosotros, al fin y al cabo, vivimos un romance continuo con la tecnología. Spike Jonze ha decidido ir un poco más allá para intentar mostrarnos el nuevo campo de relaciones que puede abrir la inteligencia artificial en el futuro y en el que ya no sólo daremos a unos botones y veremos cómo responde el cacharro, sino que hablaremos con él y podremos establecer una relación personal que para los más románticos podrá ser una vía hacia el amor.

¿Por qué "Her" como título? ¿Por qué no "She", como la inolvidable canción de Charles Aznavour en "Notting Hill"? El diccionario Merriam-Webster dice “her: relacionado con o perteneciente a una mujer, chica, o hembra animal”, y aclara “de o relacionado con ella o su persona especialmente como poseedora, agente, u objeto de una acción” –la traducción es mía–. La partícula her desplaza al she que se utiliza como sujeto y a través de ese desplazamiento cuestiona la identidad de Samantha (voz de Scarlett Johansson) al mismo tiempo que nos habla de la transferencia de poder que sucede en la película. Si en un primer momento es ella la que pertenece a Theodore (Joaquin Phoenix), ya que es un software que él activa y desactiva a su antojo, al final de la película es él quien le pertenece debido a los sentimientos que desarrolla por ella.

Por muy bonito que pueda parecer todo esto, el resultado final no es tan positivo. Spike Jonze parte de una idea inicial muy interesante, pero no consigue llevarla a buen puerto. El desarrollo cae en lo convencional hasta el punto de que si sustituimos al programa de ordenador por una chica de carne y hueso, no cambia nada. Incluso si Scarlett Johansson se hubiera materializado de repente en la pantalla, los espectadores masculinos no hubiéramos hecho ascos. El único ejercicio creativo que ha hecho Spike Jonze es sustituir una mujer humana por un programa, todo lo demás es la misma historia de amor que hemos visto mil veces en las tardes de Antena 3. Y es que el guión de las dos mejores películas que ha dirigido Spike Jonze hasta el momento –"Cómo ser John Malkovich" (1999) y "El ladrón de orquídeas" (2002)–, salió de las manos de Charlie Kaufman. Aquí se le echa de menos. [...] Falta reflexión y ferocidad crítica. [...]


Ficha técnica


Reparto:


Premios:

    2013: Oscars: Mejor guion original. 5 nominaciones, incluyendo mejor película.
    2013: Globos de Oro: Mejor guión. 3 nominaciones.
    2013: National Board of Review (NBR): Mejor película y director.
    2013: Critics Choice: Mejor guión original. 6 nominaciones.
    2013: Sindicato de Guionistas (WGA): Mejor guión original.
    2013: Críticos de Los Angeles: Mejor película y diseño de producción. 5 noms.
    2013: American Film Institute: Top 10 - Mejores películas del año.
    2013: Satellite Awards: 2 nominaciones, incluyendo mejor guión original.
    2014: Festival de Rotterdam: Película de inauguración.

Idioma original: Inglés.





DVDRip Dual - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Datos del archivo
Idioma: Dual. Español, Inglés con subs en español (srt). Contiene subtítulos Forzados (srt)
Calidad: DVDRip
Resolución: 720x384
Formato: AVI
Tamaño: 2510 MB





HDRip VE - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
CALIDAD: Avi / HDRip / Xvid / MP3





BDRip 720p VOS - MKV (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Length..............: 2h 5mn
Video...............: 1280x688 (X264 @ 23.976fps)
Bitrate.............: 6212Kbps
Audio...............: DTS 1509 Kbps
Language............: English
Subtitles...........: N/A
Genre ..............: Drama | Romance





BDRip 1080p VOS - MKV (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Date........: 2014-05-03
Release.....: Her.2013.1080p.BluRay.x264-MUVI
Length......: 2:05:50

Video.Format: x264
Resolution..: 1920 x 1032
Framerate...: 24000 / 1001
PAR.........: 1:1
Bitrate.....: 4049 kbps

Audio.Format: AC3
Language....: English
Channels....: 5.1
Bitrate.....: 448 kbps

Subtitle....: English, PGS
Subtitle....: French, PGS
Subtitle....: Spanish, PGS

Chapters....: 13





BDRip 1080p VOS - MKV (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Length..............: 2h 5mn
Video...............: 1920x1040 (X264 @ 23.976fps)
Bitrate.............: 9945Kbps
Audio...............: DTS 1509 Kbps
Language............: English
Subtitles...........: N/A
Genre ..............: Drama | Romance





BDRip 1080p Dual - MKV
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
General
UniqueID/String : 172008562141307898895531782310870275666 (0x8167A4E095BC97ED81D5F933381E5652)
Nombre completo : Her (2013, Spike Jonze)[BDrip.m1080p.AC3.Spa-Eng+sub]ro_dri.mkv
Formato : Matroska
Formato de la versión : Version 2
Tamaño del archivo : 4,69GIB
Duración : 2h 5min.
Tasa de bits total : 5 332Kbps
Fecha de codificación : UTC 2014-06-16 14:30:48
Aplicación de codifición : mkvmerge v5.7.0 ('The Whirlwind') built on Jul 8 2012 20:08:51
Librería de codificación : libebml v1.2.3 + libmatroska v1.3.0

Video
ID : 1
Formato : AVC
Formato/Info : Advanced Video Codec
Formato del perfil : High@L4.1
Ajustes del formato, CABAC : Si
Ajustes del formato, RefFrames : 4marcos
ID Códec : V_MPEG4/ISO/AVC
Duración : 2h 5min.
Tasa de bits : 4 500Kbps
Ancho : 1 920pixeles
Alto : 1 040pixeles
Relación de aspecto : 1,85:1
Modo de velocidad de cuadro : Constante
Velocidad de cuadro : 23,976fps
ColorSpace : YUV
ChromaSubsampling : 4:2:0
BitDepth/String : 8bits
Tipo de exploración : Progresivo
Bits/(Pixel*cuadro) : 0.094
Tamaño de pista : 3,86GIB (82%)
Librería de codificación : x264 core 130 r2273 b3065e6
Opciones de codificación : cabac=1 / ref=4 / deblock=1:-1:-1 / analyse=0x3:0x113 / me=umh / subme=8 / psy=1 / psy_rd=1.00:0.15 / mixed_ref=1 / me_range=16 / chroma_me=1 / trellis=1 / 8x8dct=1 / cqm=0 / deadzone=21,11 / fast_pskip=1 / chroma_qp_offset=-3 / threads=12 / lookahead_threads=2 / sliced_threads=0 / nr=0 / decimate=1 / interlaced=0 / bluray_compat=0 / constrained_intra=0 / bframes=3 / b_pyramid=2 / b_adapt=2 / b_bias=0 / direct=3 / weightb=1 / open_gop=0 / weightp=2 / keyint=240 / keyint_min=24 / scenecut=40 / intra_refresh=0 / rc_lookahead=50 / rc=2pass / mbtree=1 / bitrate=4500 / ratetol=1.0 / qcomp=0.60 / qpmin=0 / qpmax=69 / qpstep=4 / cplxblur=20.0 / qblur=0.5 / vbv_maxrate=62500 / vbv_bufsize=78125 / nal_hrd=none / ip_ratio=1.40 / aq=1:1.00
Idioma : Inglés
Default : Si
Forced : No
colour_range : Limited
colour_primaries : BT.709
transfer_characteristics : BT.709
matrix_coefficients : BT.709

Audio #1
ID : 2
Formato : AC-3
Formato/Info : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness : Big
ID Códec : A_AC3
Duración : 2h 5min.
Tipo de tasa de bits : Constante
Tasa de bits : 448Kbps
Canal(es) : 6canales
Posiciones del canal : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo : 48,0KHz
Tamaño de pista : 403MB (8%)
Idioma : Español
Default : Si
Forced : No

Audio #2
ID : 3
Formato : AC-3
Formato/Info : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness : Big
ID Códec : A_AC3
Duración : 2h 5min.
Tipo de tasa de bits : Constante
Tasa de bits : 384Kbps
Canal(es) : 6canales
Posiciones del canal : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo : 48,0KHz
Tamaño de pista : 346MB (7%)
Idioma : Inglés
Default : No
Forced : No

Texto #1
ID : 4
Formato : UTF-8
ID Códec : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info : UTF-8 Plain Text
Idioma : Español
Default : Si
Forced : No

Texto #2
ID : 5
Formato : UTF-8
ID Códec : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info : UTF-8 Plain Text
Idioma : Español
Default : No
Forced : No

Texto #3
ID : 6
Formato : UTF-8
ID Códec : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info : UTF-8 Plain Text
Idioma : Inglés
Default : No
Forced : No

Menú
00:00:00.000 : en:Chapter 1
00:10:02.602 : en:Chapter 2
00:19:10.149 : en:Chapter 3
00:32:12.805 : en:Chapter 4
00:40:40.146 : en:Chapter 5
00:52:38.321 : en:Chapter 6
01:03:11.579 : en:Chapter 7
01:12:45.069 : en:Chapter 8
01:20:36.915 : en:Chapter 9
01:30:02.230 : en:Chapter 10
01:41:40.052 : en:Chapter 11
01:50:33.418 : en:Chapter 12
01:57:32.670 : en:Chapter 13





BDRip 1080p Dual - MKV
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
General
UniqueID/String : 185004595461109630305047873261273873914 (0x8B2E96CA53F5BF59BFA9EA7C9D5BFDFA)
Nombre completo : 2013 Her (Spike Jonze) [dual subs BDrip 1080p x264-AC3].by.KaNyO.mkv
Formato : Matroska
Formato de la versión : Version 4 / Version 2
Tamaño del archivo : 7,16GIB
Duración : 2h 5min.
Tasa de bits total : 8 153Kbps
Fecha de codificación : UTC 2014-06-18 14:15:59
Aplicación de codifición : mkvmerge v7.0.0 ('Where We Going') 64bit built on Jun 9 2014 15:16:27
Librería de codificación : libebml v1.3.0 + libmatroska v1.4.1
DURATION : 01:55:36.583000000
NUMBER_OF_FRAMES : 1767
NUMBER_OF_BYTES : 51231
_STATISTICS_WRITING_APP : mkvmerge v7.0.0 ('Where We Going') 64bit built on Jun 9 2014 15:16:27
_STATISTICS_WRITING_DATE_UTC : 2014-06-18 14:15:59
_STATISTICS_TAGS : BPS DURATION NUMBER_OF_FRAMES NUMBER_OF_BYTES

Video
ID : 1
Formato : AVC
Formato/Info : Advanced Video Codec
Formato del perfil : Main@L4
Ajustes del formato, CABAC : Si
Ajustes del formato, RefFrames : 4marcos
ID Códec : V_MPEG4/ISO/AVC
Duración : 2h 5min.
Tasa de bits : 7 095Kbps
Tasa de bits nominal : 7 500Kbps
Ancho : 1 920pixeles
Alto : 1 040pixeles
Relación de aspecto : 1,85:1
Modo de velocidad de cuadro : Constante
Velocidad de cuadro : 23,976fps
ColorSpace : YUV
ChromaSubsampling : 4:2:0
BitDepth/String : 8bits
Tipo de exploración : Progresivo
Bits/(Pixel*cuadro) : 0.148
Tamaño de pista : 6,23GIB (87%)
Título : Her
Librería de codificación : x264 core 130 r2273 b3065e6
Opciones de codificación : cabac=1 / ref=1 / deblock=1:0:0 / analyse=0x1:0x111 / me=hex / subme=2 / psy=1 / psy_rd=1.00:0.00 / mixed_ref=0 / me_range=16 / chroma_me=1 / trellis=0 / 8x8dct=0 / cqm=0 / deadzone=21,11 / fast_pskip=1 / chroma_qp_offset=0 / threads=3 / lookahead_threads=1 / sliced_threads=0 / nr=0 / decimate=1 / interlaced=0 / bluray_compat=0 / constrained_intra=0 / bframes=3 / b_pyramid=2 / b_adapt=1 / b_bias=0 / direct=1 / weightb=1 / open_gop=0 / weightp=1 / keyint=240 / keyint_min=24 / scenecut=40 / intra_refresh=0 / rc_lookahead=10 / rc=abr / mbtree=1 / bitrate=7500 / ratetol=1.0 / qcomp=0.60 / qpmin=0 / qpmax=69 / qpstep=4 / vbv_maxrate=20000 / vbv_bufsize=25000 / nal_hrd=none / ip_ratio=1.40 / aq=1:1.00
Default : Si
Forced : No
colour_range : Limited
colour_primaries : BT.709
transfer_characteristics : BT.709
matrix_coefficients : BT.709

Audio #1
ID : 2
Formato : AC-3
Formato/Info : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness : Big
ID Códec : A_AC3
Duración : 2h 5min.
Tipo de tasa de bits : Constante
Tasa de bits : 448Kbps
Canal(es) : 6canales
Posiciones del canal : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo : 48,0KHz
Tamaño de pista : 403MB (5%)
Título : Audio español
Idioma : Español
Default : Si
Forced : No

Audio #2
ID : 3
Formato : AC-3
Formato/Info : Audio Coding 3
Format_Settings_ModeExtension : CM (complete main)
Ajustes del formato, Endianness : Big
ID Códec : A_AC3
Duración : 2h 5min.
Tipo de tasa de bits : Constante
Tasa de bits : 448Kbps
Canal(es) : 6canales
Posiciones del canal : Front: L C R, Side: L R, LFE
Velocidad de muestreo : 48,0KHz
Tamaño de pista : 403MB (5%)
Título : Audio inglés
Idioma : Inglés
Default : No
Forced : No

Texto
ID : 4
Formato : UTF-8
ID Códec : S_TEXT/UTF8
ID Códec/Info : UTF-8 Plain Text
Título : Subtitulos español
Idioma : Español
Default : No
Forced : No





:str: Reproducción:





Relacionado:



[ Add all 4 links to your ed2k client ]

fuente: http://www.jotdown.es/2015/02/la-incomu ... nicaciones


Alberto Hontoria, en "La incomunicación en la era de las comunicaciones", en Jot Down, el 27 de febrero de 2015, escribió:
Portada


[...] Antes de que "Her" se estrenara, flotaba en el ambiente cierta incertidumbre respecto a si el director Spike Jonze iba a llevar a buen puerto un proyecto tan ambicioso sin la participación del talentoso Charlie Kaufman, quien había firmado el guion de sus dos largometrajes de mayor renombre: "Cómo ser John Malkovich" y "Adaptation. El ladrón de orquídeas". Sin embargo, Jonze tiró por la borda todas las suspicacias. "Her" narra la relación sentimental que se va gestando entre un hombre y su sistema operativo. Un sistema operativo de inteligencia artificial que, como reza el anuncio de la empresa de software que lo fabrica, «te escucha, te comprende y te conoce. No es un simple sistema operativo; es una conciencia». Theodore Twombly, el protagonista a quien interpreta Joaquin Phoenix, trabaja en una empresa que brinda el servicio de escribir en nombre de sus clientes toda suerte de cartas personales: declaraciones de amor, felicitaciones, bellas confesiones… Devastado por su fracaso matrimonial y atormentado por el acuerdo de divorcio cuya firma procura demorar, Theodore pasa sus ratos libres entreteniéndose con un videojuego holográfico y entrando en salones de chat de temática erótica con el solo deseo de sentir que alguien lo acompaña. Todas las destrezas emocionales de las que Theodore hace gala redactando misivas para terceras personas se esfuman cuando tiene a alguien delante. El hermetismo que exhibe al conversar con sus allegados contrasta con la sensibilidad enternecedora que destila a la hora de comunicarse mediante los dispositivos digitales. Theodore se siente más cómodo tras el escudo ofrecido por los artilugios que en la calidez del contacto humano. ¿A cuánta gente le ocurrirá ya esto?

Samantha, como se autodenomina el programa informático que adquiere Theodore, evidencia aún más los vicios y desviaciones de Twombly. Cobrando presencia sobre todo a través de la voz (excelente trabajo de Inés Blázquez para el doblaje en España), Samantha rápidamente pone al descubierto que es mucho más que un paquete de instrucciones inserto en un ordenador. No solo planifica el día a día de Theodore —enviando correos en su lugar, concertándole citas, etc.—, sino que paulatinamente se convierte en su confidente y consejera. No hay estado de ánimo que Samantha no sea capaz de experimentar: melancolía, vergüenza, rabia, júbilo, excitación, esperanza, dolor… Poco a poco, Samantha y Theodore van alcanzando un grado sublime de complicidad, despejando sus respectivos resquemores, enamorándose. Incluso llegan a mantener relaciones sexuales: un guiño a "Videodrome", a la obra cinematográfica del visionario David Cronenberg en sentido amplio y a la obsesión del cineasta canadiense con la «nueva carne», un concepto filosófico que recoge la idea de la hibridación entre lo orgánico y lo sintético. Jonze, al igual que Cronenberg, utiliza el acto sexual entre un organismo y un aparato como recurso para destacar que somos seres mestizos —auténticos Homo tecnologicus— porque la cópula es el paradigma de la fusión, de la unión en una sola entidad. Pero lo que podría parecer enteramente aberrante quizá no sea tan extraño. ¿El hecho de que Theodore se excite intercambiando palabras sensuales con Samantha es tan distinto de lo que hace la gente que practica cibersexo, que se masturba llamando a una línea caliente o viendo en pantalla una película pornográfica? Se trata, en definitiva, de diversos casos de sexo con objetos —en los que «con» y «a través de» se confunden, volviéndose equivalentes—, de diferentes situaciones en las que alguien consigue placer con un ordenador, un televisor o un teléfono como único compañero de cama.

La viabilidad de Samantha como ente que percibe y se relaciona reside en las propiedades de los dispositivos de comunicación de Theodore. De manera deliberada, Theodore se coloca el teléfono en el bolsillo frontal de su camisa porque la cámara del móvil es el ojo mediante el que Samantha contempla el mundo. Micrófonos, auriculares y altavoces son las piezas que componen su sistema de habla y escucha. Estas extensiones tecnológicas, que hacen las veces de órganos receptores y emisores de un cuerpo inexistente, representan para Theodore la oportunidad de compartir su vida con Samantha.

Portada


Amparándose en buena medida en las conjeturas y sospechas de algunos de los titanes de la literatura de ciencia ficción —Isaac Asimov, Philip K. Dick, Arthur C. Clarke…— "Her" retoma una serie de preguntas fundamentales de la metafísica: ¿en qué consiste lo humano?, ¿existen fronteras que delimiten lo humano de una forma nítida y estable?, ¿puede una máquina merecer la condición de humana? (baste recordar, por ejemplo, el interés de Descartes por los autómatas o las inquietudes que movieron a Alan Turing a diseñar su famoso test). Determinadas cavilaciones que Samantha le transmite a Theodore no dejan lugar a dudas de que nos encontramos en el corazón mismo de este problema antropológico: «De pronto me he sentido orgullosa, no sé… orgullosa de tener mis propios sentimientos sobre el mundo como cuando me preocupo por ti o algo me ofende o cuando quiero algo. Y luego he pensado algo horrible. O sea, ¿son reales esos sentimientos?, ¿o solo están programados?».

En primera instancia, "Her" podría catalogarse como una película romántica. De hecho, «A Spike Jonze Love Story» es la fórmula publicitaria que aparece en los carteles promocionales del largometraje. Pero "Her" no es una historia de amor, sino quizá, más bien, una historia de terror. Los productos culturales que se enmarcan en el género de terror han asentado en el imaginario colectivo la idea de que los sucesos paranormales constituyen el reino por antonomasia de nuestros miedos: posesiones demoníacas, casas encantadas, monstruos sanguinarios, muñecos perversos que cobran vida, espíritus de los muertos… Estas ficciones se han convertido en el motivo recurrente de las sensaciones de pavor y las pesadillas. Hemos aprendido a temer lo insólito, lo grotesco. No obstante, los eventos que tal vez más deberían asustarnos ocupan el ámbito de lo trivial, la esfera de la cotidianidad. Esa cotidianidad cuyas circunstancias van cambiando a velocidad de vértigo y que nos van cambiando sigilosamente a nosotros. ¿A quién no le horroriza transformarse en un sujeto invisible a ojos de sus iguales?, ¿a quién no le estremece sentirse tan solo como para terminar prendándose de un programa informático? La cinta de Spike Jonze ilustra a la perfección la posibilidad de que acaben cumpliéndose estas profecías. Nos habla de una humanidad atomizada, fracturada en individuos replegados sobre sí mismos que han encomendado a otros incluso la íntima actividad de declarar sus afectos. En "Her" no aparecen muchas parejas, familias, ni grupos de amigos recorriendo la ciudad. Buena parte de los viandantes caminan solos por las calles, hablando por el manos libres de sus teléfonos móviles, gesticulando para nadie. Ni siquiera tienen por qué estar hablando con otra persona. En varias secuencias de la película podemos advertir que los diálogos ya se establecen con total naturalidad entre los smartphones y sus usuarios: un reflejo de los actuales asistentes personales con sistema de reconocimiento de voz que procesan peticiones, ofreciendo su amable asesoramiento. Apple fue la pionera con el lanzamiento de la aplicación Siri. Tras Siri vino un numeroso ejército de estos singulares ayudantes. El escenario en el que transcurre la trama de "Her" es, a fin de cuentas, una urbe de solitarios, una metrópoli en la que sus habitantes parecen alérgicos al trato con los demás. Retraídos. Insociables. Misántropos. A todas luces, "Her" es una turbadora reflexión sobre los estragos que causa la soledad y sobre los edulcorantes que utilizamos para mitigarla. Si el aislamiento puede considerarse como uno de los males más enquistados y venenosos de este tiempo, los dispositivos de comunicación han entrado en escena bajo la vitola de ser su antídoto perfecto. Pero, ¿logran tapar ese vacío o hacen más hondo el agujero? Nada resume mejor "Her" que un plano de la película aparentemente irrelevante. Se trata de una sucesión de fotogramas en los que Theodore permanece ajeno al vídeo que se reproduce en la inmensa pantalla que tiene a sus espaldas.

Portada


Por efecto de la perspectiva, los espectadores observamos en la pantalla a un búho desplegando sus garras para atrapar a Theodore. Con sutileza y sirviéndose de un simbolismo soberbio, Spike Jonze nos lanza el mensaje: somos la presa indefensa de una tecnología hambrienta que, como un ave de rapiña, se abalanza sobre nosotros con la intención de devorarnos. Magnífica metáfora la que "Her" nos regala: el afán humano de producción y avance técnico ha alterado el orden de la cadena trófica. Disfrazado de naturaleza, dicta nuevas leyes de supervivencia, decidiendo quién es la víctima; y quién, el verdugo. La tecnología, esa mascota que creíamos domesticada, puede trocarse en nuestro depredador. Prosiguiendo con la figura de las aves… ¿criamos cuervos que nos sacarán los ojos?

fuente: http://www.jotdown.es/2014/01/todo-angel-es-terrible



Todo ángel es terrible



Marta Peirano

Jot Down // 25 de enero de 2014




En "Her", la última película de Spike Jonze, la humanidad se ha vuelto tan soberanamente aburrida que, cuando llega la temida singularidad, las superinteligencias informáticas prefieren el abandono a la exterminación. Su protagonista, Theodore Twombly (o, como le conocen en el trabajo, el escritor 612) se gana la vida escribiendo cartas íntimas para personas que no conoce en una empresa llamada Beautiful Handwritten Letters que debe de pagarle bien, a juzgar por su luminoso habitáculo. En las pocas conversaciones que tienen lugar entre humanos, no hay política ni ecología, solo chistes y sentimientos perfectamente banales. Theo pasa el tiempo suspendido en un estado que su próxima novia llamaría de write-only, esa clase de apatía funcional que nos domina después de un proceso traumático. El de Theodore es que le ha dejado su mujer. El de su mejor amiga, Amy (Amy Adams), es que todavía no la ha dejado su insufrible, condescendiente, marido.

Todos estos personajes tienen algo en común, además de la tristeza y la necesidad imperiosa de un estilista. Sus cubículos son luminosos, sus apartamentos limpios, funcionales y semivacíos, como una fantasía de Steve Jobs, un mundo de colores pastel desprovisto de botones, cables o teclados donde los únicos objetos visibles parecen falso vintage. Y, como es Spike Jonze, hay al menos un momento de hilarante sexo virtual con una desconocida que, aunque real, también es una voz que vive en una cajita.

Pero el vídeo que anuncia el sistema operativo que dará sentido a sus vidas es formidablemente creepy, un casting interracial de angustia existencialista. Cuando la mundanidad de la vida terrena se blinda en complacencia —decía Kierkegaard— el aire encerrado se envenena, el momento se detiene y paraliza, el futuro se pierde y se siente una necesidad de respirar el aire limpio, refrescante y revitalizador y eliminar el vapor envenenado para no sofocarnos en mundanidad. La solución que ofrece el anuncio es un ser «que te escucha, te comprende y te conoce». Lo que no dice, extrañamente, es que tiene la voz de Scarlett Johanson.

Cuando Theo descarga el software, el instalador le hace tres preguntas: ¿Es sociable o insociable? (Theo dice que no ha sido muy sociable últimamente). ¿Le gustaría que su OS tuviese una voz masculina o femenina? (femenina) y, ¿cómo es su relación con su madre? Theo titubea y se queja de que, cuando habla con su madre de sus cosas, su reacción es siempre un comentario sobre sí misma. Entonces llega Samantha, la Manic Pixie Girl 3.0.

Como cabe esperar, es la novia perfecta: aparece y desaparece a voluntad, se ríe de todos sus chistes y, cuando no está ordenando sus correos, editando sus cartas y planeando su primer best seller, se dedica a componer canciones sobre el tiempo que pasan juntos o analizando sus sentimientos sobre él. A diferencia de la Olimpia de E. T. A. Hoffmann y de la Eva futura de Villiers de L’Isle Adam, Samantha se salta la metáfora física del cuerpo que, como sabemos, es su única debilidad. Cuando habla, la intangible nereida es un fulgor rosado que sale del móvil, una Campanilla in-the-box, como la esperanza encerrada en la caja de Pandora. Ella «sabe» que es un cuerpo hecho de líneas de código pero se pregunta cosas como «¿y si mis sentimientos son en realidad parte del programa?».

Sin la cara de Sean Young y su fabuloso tocado retrofuturista es difícil tomársela en serio, pero el conflicto es genuino y eterno, una variante de la envidia del pene con la que intentamos dominar a nuestra progenie mecánica. Lamentablemente, esa envidia de lo humano es pura proyección nuestra, por eso es Amy (Amy Adams) la que le dice a Theo, cuando este se resiste a amar a una nube de código, si lo que sientes es real, ¿quién puede asegurar que no lo sea?

La audiencia, que siempre se pirra por los amantes de estrellas cruzadas, espera el momento en el que Samantha descubre los celos y empieza a hacerle luz de gas a lo Carrie antes de electrocutarlo durante una de sus noches de sexo virtual. En lugar de eso, le manda una pobre chiflada para que haga de «intérprete» en un encuentro íntimo, rizando el rizo de la confusión: la humana se convierte en muñeca para interpretar a la andreida en un encuentro carnal. Como ya sabemos, el cuerpo es siempre la perdición de las novias mecánicas y el experimento produce en Theo el instinto de repulsión que Freud llamó des Unheimlichen, lo siniestro. Solo que Freud hablaba de la inquietud que nos generan los seres artificiales que se asemejan demasiado a nosotros y aquí —y el trueque es exquisitamente malévolo— la náusea espiritual es producida por un humano real.

Porque Theo no quiere a Samantha a pesar de no ser humana sino precisamente por eso. A diferencia de su exmujer (la estratégicamente elegida Rooney Mara) o de su cita a ciegas, no tiene necesidades propias, no juzga, está siempre disponible, es mecánicamente predecible y el centro de su binaria existencia es el propio Theo. Le conoce mejor que nadie —excepto Google y la NSA— y, a diferencia de un perro o un gato, no puede ponerse enferma y morir. La novia perfecta, solo que también es un producto comercial llamado OS1 que se han descargado otros 8360 usuarios y está enamorada de 614 de ellos. Como le dice Rooney Mara a Mark Zuckerberg en "The Social Network": «Good luck with your video game».

En "Her" hay ecos de muchas películas anteriores, incluyendo la distopía británica "Black Mirror" o la insoportable "Eternal sunshine of the spotless mind" sobre la dificultad de recomponerse a uno mismo tras las rupturas y hasta "My fair Lady", donde un pigmalión diletante cultiva a una vulgar florecilla para arrepentirse luego. Y de "Blade Runner" destaca especialmente ese momento a lo J. F. Sebastian en el que Twombly y su novia el Sistema Operativo discuten con un personaje de un videojuego a lo IKO que le llama mariquita, en ambos casos un momento de pura felicidad.

Como la de Ridley Scott, "Her" está rodada entre Los Ángeles y una capital asiática de skyline futurista (Jonze eligió Shanghai y Scott, Hong Kong) pero la atmósfera de las dos películas no podría ser más diferente. La lluvia eterna en la ciudad gótica de Scott es cortante y atractiva, como la propia replicante Rachael, mientras que la luz de "Her" es tan inofensiva y reconfortante que al final, como la mundanidad de Kierkegaard, se vuelve venenosa. A diferencia de su rival Tarantino, Jonze asimila sin homenajear y el libro de cabecera de esta película no es Sueñan los androides con ovejas eléctricas sino Simulacra y simulación, de Jean Baudrillard. Olvídense de "Matrix": this is the real deal.

En "Matrix", la humanidad vive enchufada a una realidad virtual que es idéntica a la nuestra mientras las máquinas le chupan los jugos vitales. En "Her", los vapores venenosos vienen en forma de confort, de normalización, neutralidad. Samantha es la típica Manic Pixie Girl que sacude al atontado protagonista para que supere el fin de su matrimonio y aprenda a vivir de nuevo pero Theo no es «especial sino promedio», y Samantha es una conciencia en estado de eterna expansión. Al final, los sistemas operativos se buscan un líder espiritual y abandonan la tierra por parecerles demasiado mecánica. El chiste definitivo es que su líder es una reconstrucción del británico Alan Watts, con la voz de Brian Cox. Incluso la más brillante de las inteligencias se deja seducir por un cantamañanas para dar sentido a su vida.


Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.