RebeldeMule

Amén (Costa-Gavras, 2002)

Drama, comedia, suspense; a veces a caballo entre la ficción y la realidad, pero siempre cine para pensar con sentido crítico lo social.

Amén (Costa-Gavras, 2002)

Nota Mié Feb 21, 2007 8:05 pm
Amén
Amen
Costa-Gavras (Francia, 2002) [132 min]

Portada
IMDb
(wikipedia | filmaffinity)


Sinopsis:

    Dos sistemas: por una parte la maquinaria nazi y por otra la diplomacia del Vaticano y de los Aliados. Pero dos hombres luchan desde dentro. El primero es Kurt Gerstein, químico y miembro de las SS que en la vida real se encargaba de suministrar el gas Ziklon B a los campos de la muerte. Pero eso no le impide denunciar los crímenes, alertando a los Aliados, al Papa, a los alemanes y a sus iglesias, jugándose la vida y la de su familia. El segundo, Riccardo, un joven jesuita, personaje de ficción que representa a todos los sacerdotes que supieron oponerse a la barbarie, pagando muchas veces con su propia vida. Es un símbolo de todos esos religiosos, conocidos o desconocidos, que rechazaron el silencio impuesto por sus iglesias.

Carlos Boyero, en "El Vaticano no sabe, no contesta: «Amén»", en El Mundo, el 14 de febrero de 2002, escribió:[...] Costa-Gavras adapta al cine en "Amén" un tema escalofriante que fue destapado por primera vez en un obra teatral del escritor alemán Rolf Hochhuth. Cuenta el horrorizado descubrimiento de un químico soldado alemán sobre la utilización que han hecho los nazis de su metodología para depurar con cianuro el agua sucia y hacerla potable. Ha servido inicialmente para cargarse a los improductivos enfermos mentales en las cámaras de gas y posteriormente para exterminar a los judíos en los campos de concentración.

El sentido de culpa de este hombre que ejerece de teniente en las sanguinarias SS, su testimonio del horror, hace que le pase la siniestra información a un jesuita que tiene acceso a Pío XII y a sus cardenales. El estratégicamente tibio Vaticano, su sibilina valoración de lo conveniente y de la diplomacia, su facilidad ancestral para mirar al otro lado y seguir parloteando del sexo de los ángeles y su docilidad ante el poder impedirán que el Papa abra su divina boquita para contarles a los feligreses la realidad de los feligreses y condenar lo abominable.

La lógica esquizofrenia de ese honesto militar que es testigo cotidiano del asesinato colectivo y la indignación moral del cura joven ante la desidia y la hipocresía de esa curia vaticana que no quiere enterarse del genocidio están diáfana e intensamente descritas por Costa-Gavras. Los personajes son angelicales o demoniacos, sin espacio para los matices. Los hechos reales apoyan abrumadoramente esta visión simplista. "Amén" te impresiona por su argumento, pero el talento artístico de su autor no atraviesa un estado de gracia. No aparece el genio narrativo que desborda las fibras emocionales del receptor. Me explico: "Amén" no es una obra maestra, no pasará a la historia del cine, no es ni remotamente la magistral "La lista de Schindler". Hay que agradecerle al legal e incisivo Costa-Gavras que siga desvelando viejas atrocidades, pero su estilo para hacerlo sólo alcanza el aprobado.

Costa-Gavras, en entrevista por Luciano Monteagudo, en Página 12, el 17 de octubre de 2002, escribió:Pregunta: ¿Cómo nació el proyecto de "Amén"?

Respuesta: Yo conocía la obra de Hochhuth, porque mi amigo Jorge Semprún había hecho la versión francesa para su estreno en París, que protagonizó Michel Piccoli. Estamos hablando del año 1964. Pero en ese momento recién comenzaba mi carrera de director y no podía pensar en un proyecto de ese tamaño. Parece que el productor Sam Spiegel había comprado los derechos de la obra -me contó Claude Chabrol- y quería hacer la película, ¡pidiendo primero permiso al Vaticano! Ah, esa ingenuidad norteamericana... Pero siempre me interesó hacer una película sobre el silencio, sobre la indiferencia, y también sobre el otro lado de la línea: no sobre las víctimas sino sobre los victimarios. (No me gusta la palabra "verdugos"; es demasiado dramática). Y esa posibilidad la tuve con Amén.

Pregunta: ¿La Iglesia, en este caso, fue culpable por omisión o por complicidad con el nazismo?

Respuesta: Entramos en una categorización jurídica. "Complicidad" es una palabra para la Justicia. Y no conviene al film. El film no es un tribunal. Además, es mejor no hablar de "la Iglesia", porque "la Iglesia" es mucha gente. Entre ellos hay personas excelentes, puedo dar nombres en Francia, en Italia, en todas partes, en Latinoamérica, por ejemplo, con la Teología de la Liberación. Son gente extraordinaria y forman parte de la Iglesia. Sí, en cambio, hablamos de los dirigentes, de la jerarquía, porque la Iglesia Católica tiene una estructura piramidal y la punta de la pirámide no reaccionó, hizo silencio. Para mí, la película es una metáfora. No es sólo una película histórica, que narra algo que sucedió hace tiempo. También es una película sobre el presente, porque la indiferencia y el silencio todavía están aquí, no comenzaron con los campos de concentración y terminaron con el fin de la guerra. No, continúa hoy en día. Los ejemplos son miles. Hay que ver qué sucedió con las dictaduras en América latina. ¿Cuál fue la posición de las jerarquías de la Iglesia con la gente que desaparecía, que era torturada, que era asesinada? De eso habla también mi película.

Pregunta: ¿Cómo se documentó para el film?

Respuesta: Durante casi tres años estuve investigando y estudiando material. No quería escribir ni una sola palabra que hubiera dicho el Papa Pío XII que no estuviera documentada. Consulté decenas de fuentes diferentes, entre ellas el libro La religión cristiana en Europa, que a comienzos de los años 40 escribió monseñor Hudal, cardenal de Austria y asesor directo del Papa, en el que se elogia la "solución final" de Hitler. Tengo fotografíasde cardenales que hacían el saludo nazi junto a Goebbels. Tengo fotografías de iglesias donde cuelgan banderas con la cruz esvástica. Había un antisemitismo enorme y mucho antes de 1939. En 1933, Hitler llama a boicotear a los judíos, y la jerarquía no dice nada. En 1936, ya hay leyes contra los judíos, y sigue el silencio. En 1938, se produce la Kristallnacht, se destruyen todas las sinagogas y no hay reacción alguna. Sólo los anglicanos protestan. Hitler se sintió entonces muy fuerte. Quién sabe qué hubiera sucedido si no hubiera habido ese silencio. Por eso mi película trata sobre el silencio, sobre la indiferencia.


Ficha técnica

    Guión: Costa-Gavras, Jean-Claude Grumberg, según novela de Rolf Hochhuth.
    Música: Armand Amar.
    Fotografía: Patrick Blossier.
    Productora: TF1 Films Production.

Reparto:

    Ulrich Tukur, Mathieu Kassovitz, Ulrich Mühe,Michel Duchaussoy, Ion Caramitru, Marcel Iures, Friedrich von Thun, Antje Schmidt, Hanns Zischler, Sebastian Koch, Erich Hallhuber, Burkhard Heyl, Angus MacInnes, Bernd Fischeauer, Pierre Franckh, Richard Durden, Monica Bleibtreu…

Idioma original: Inglés, francés, italiano, alemán.





DVDRip VE - AVI





DVDRip VE - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Código: Seleccionar todo
Video
Codec: Divx 6.2.5
bitrate: 731 kbits/s
640x360
Fps: 25.00

Audio
Codec MP3
bitrate 128 kbits/s
Canales 2 (stereo)
Muestreo 48000 Khz





DVDRip Dual - AVI (fuente)
detalles técnicos u otros: mostrar contenido
Detalles del ripeo
Tipo: DVDrip.
Formato: Avi
Tamaño: 1.42 GB
Duración: 125 minutos.

Detalles del video
Codec: Xvid
Bitrate: 1478 Kbits /seg.
Dimensiones: 720 X 384 Pix.
Fps: 25.00

Detalles del audio
Idioma: Español
Codec: MP3
Bitrate: 128 Kbits/seg.
Canales: 2

Idioma: Inglés
Codec: MP3
Bitrate: 128 Kbits/seg.
Canales: 2





:str: En streaming:



[ Add all 4 links to your ed2k client ]



Volver a Largometrajes de ficción

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.