RebeldeMule

Grupo Arbeit

Libros, autores, cómics, publicaciones, colecciones... La lectura refuerza poderosamente la razón.

Grupo Arbeit

Nota Lun Oct 20, 2008 2:38 pm
Grupo Arbeit

Portada
(página del grupo)


Introducción

    El Grupo Arbeit es un colectivo cercano que se dedica a indagar sobre la dominación ideológica, el lenguaje propagandístico y la expresión artística de la industria del entretenimiento y del consumo en las sociedades capitalistas posmodernas. El grupo ha asentado un enfoque pedagógico crítico aumentando y afilando sus instrumentos de análisis a través de la práctica en cursos, encuentros y talleres con diferentes colectivos. Propone desvelar la ideología dominante de los mass media proporcionándonos herramientas para descubrir las contradicciones de nuestro mundo.

    El Grupo Arbeit ha abierto además el espacio La Muchacha Bolchevique: arte, literatura, cine y música contra las élites. Con fuentes para encontrar de manera rápida en la red los originales, información sobre las obras y los autores, vídeos y canciones on-line... Hay algunas entradas sobre Quintín Cabrera (con letras, mp3 y vídeos), Violeta Parra, Víctor Jara y José Afonso. También facilitan documentales interesantes.




Poesía



[ Add all 2 links to your ed2k client ]

LA MONSERGA DEL MAL DÍA
GRUPO ARBEIT



Les ofrecemos aquí un poemario colectivo (trabajado desde la reflexión común, y no desde el sagrado individuo) que, esperamos, aporte algo a nuestra brega.

La burguesía domina política y económicamente el planeta. Su ideología, por tanto, ha alcanzado la cota de verdad natural y universal. Ella nos dice que existe algo llamado el "ámbito cultural", una supuesta esfera de la existencia completamente separada de las contigencias vitales, de las condiciones en que trabajamos, consumimos y nos relacionamos. La ideología burguesa afirma que una cosa es la vida, tan prosaica la pobre, y otra cosa bien distinta la cultura.

Desde esta perspectiva sólo hay dos posibilidades. Para la inmensa mayoría, una cultura pop de entretenimiento para las masas que nos masajea el cerebro a través de anuncios publicitarios, canciones pegadizas, ídolos televisivos, seriales enlatados y una amplia variedad de productos simbólicos con que entretenernos y conseguir olvidar la realidad. Lo que no halla lugar en estos productos, no existe. Lo que existe, por necesidad, acabará apareciendo en estos productos. En cualquier caso, esta cultura del entretenimiento consigue que, apartando la mirada, demos por buena nuestra propia explotación. Pero para una inmensa minoría también existe la cultura de élites. En la cúspide de este ámbito cultural está el selecto club de los llamados a leer a Dante en dialecto; en sus bases, una legión de intelectuales y artistas que disertan sobre la obra de Wong Kar Wai o los fundamentos de la libertad. La función de esta élite cultural no es otra que custodiar los valores eternos de la belleza, la inteligencia y la espiritualidad, haciéndonos creer que existen valores inmateriales y preciosos ajenos a las condiciones de atrocidad del capitalismo. Esta cultura de élites ofrece lo mismo que cualquier otra religión: consuelo oscurantista. Tanto mayor será su éxito en un momento histórico en que muy pocos parecen estar tentados a contactar con la Blanca Paloma. La cultura pop, tan mundana la pobre, se mueve en una pura contigencia incapaz de explicar nada. La cultura de élite, tan eleveda la muy estúpida, en una pura idealidad que trata de explicar todo sin cambiar nada.

El sumo sacerdote de la alta cultura es, sin duda, el Poeta. Siguiendo la ideología burguesa romántica, Poeta es aquel Individuo que, en contacto con las más altas esferas del Espíritu, es capaz de traducir en palabras o imágenes lo Esencial. O dicho de una manera aún más tonta, Poeta es aquel que transforma sus experiencias concretas en valores universales. O en los términos más bajos, el de los libros de texto, el Poeta expresa sus ideas y sentimientos. Si los poemas de los místicos estaban llenos de emociones y conceptos caídos del Cielo Divino, en la literatura del Poeta todo surgue desde el epicentro del Cielo Burgués: la sacrosanta Libertad Individual.

El dominio de la ideología burguesa ha conseguido, aparentemente, hacer desaparecer cualquier atisbo de lucha de clases en el ámbito de lo simbólico. Para nosotros, los trabajadores, las canciones, los cuentos y los poemas nos han servido como vehículo de la memoría de las luchas, de sus fracasos y de sus éxitos, de nuestra identidad de clase, de las consignas válidas para la organización. La doble cultura burguesa, para las masas y para las élites, obra como un anestésico: promete hacernos eliminar el dolor al tiempo que la memoria. Su cultura nos duerme. Sin embargo, por aquí y allá, no deja de aparecer quien insista en considerar el poema, la canción, la narración, la imagen como una máquina de guerra.

Ese es el caso de algunos miembros del Grupo Arbeit que se obstinan en trabajar juntos para reconstruir una poesía trabajadora, vehículo de la memoria de la lucha, herramienta del enfrentamiento y almacen de las consignas de clase. La nuestra pretende ser una poesía contra los Poetas, un panfleto, una pedrada en el escaparate de la cultura mercantil y burguesa, una palabra no separada de la vida y sus contingencias, donde las emociones no caigan de la indeterminación celeste, sino que se levanten desde la servidumbre terrenal.



LA MUERTE -TV
1.
Somos del tamaño de lo que vemos;
pero cuanto más pulgadas la tele,
nosotros más pequeños.
2.
Seguro, caliente, aburrido,
frente a la tele, entretengo,
como todo el mundo, el tiempo.
Y, así, desesperado, la espero.
3.
Ya todos lo saben:
habrá tele y fútbol
y recuento de cadáveres.

DE MADRID, AL MIEDO.
1. Manrique dicat:
nuestras vidas
son las autopistas
que dan al supermarket
que es el morir.
2.
Panta rea:
nadie muere atropellado
dos veces
en la misma autovía.
3.
Espejos, cuchillos y laberintos:
lo que Borges quiso describir
sin duda
era un Ikea
4.
Cristo sermonea desde su despacho de la SGAE:
El que esté libre de mercado
que tire la primera piedra.

AQUÍ AFUERA.
Aquí ved bien clara la grieta.
Se agiganta con un rumor tan cotidiano
que nadie lo oye apenas.
Oídlo pues ha sonado
el primer clarín de una guerra
que transcurre aquí afuera,
porque nosotros somos el clarín,
porque nosotros somos la guerra,
porque nosotros somos la grieta.

QUE NO CUNDA EL DESÁNIMO.
Reincidid, recaed,
tropezad cien veces con la misma piedra
y después, otra vez.



Portada



Usted, como buen burgués, tiene la superstición de lo selecto, que es la más plebeya de todas. Es usted un cursi.
Antonio Machado.


En el año 2004, arbeit-x, miembro del Grupo Arbeit, encontró un método de escritura colectiva de poesía que llamó "Congregación Telepoiética de Patafísica" (CTP, en adelante). Como en el propio caso del Grupo Arbeit, primero fue el método. La cosa funcionaba así: alguien enviaba a otro alguien unos versos; la receptora debía a su vez contestar completando, ampliando, reformulando, corrigiendo, parafraseando, transformando o generando otros versos. En principio, el método de comunicación se estableció a través de esos nefandos chismes llamados teléfonos móviles (o celulares) y sus no menos nefandos esemeses. La cosa parece simple, pero resultó no serlo. Para empezar, las participantes en este intercambio renunciaban de manera expresa, pero también casi sin darse cuenta, a dos dimensiones de la creatividad que suelen darse por hechas. La primera era que nunca se podía saber cuándo la obra estaba acabada. En ocasiones, una misma idea y unos mismos versos fueron reformulados en distintas tentativas y en distintos (des)aciertos. Esas tentativas daban lugar, a su vez, a desviaciones del tema o de la forma a los que ya sólo cabía un vago parentesco con el original. Y en otras ocasiones, la respuesta a unos versos hacía proliferar nuevos temas y versos en un diálogo poético sin fondo. A la segunda renuncia (sin duda relacionada con la primera), los miembros de Arbeit ya estaban algo acostumbrados: nadie podía atribuirse una Autoría Individual sobre los resultados. Todos (pero un Todos que no era la suma de Unos) eran (ir)responsables de los escritos.

Para gran sorpresa, la fórmula cuajó durante meses y los móviles de los primeros miembros comenzaron a resonar a cualquier hora del día (y de la noche) aportando versos en que pensar y a que responder. Muchos de esos mensajes comenzaron a ser de auténticos desconocidos. Arbeit-y pronto se dio cuenta de que, si recibíamos mensajes de auténticos desconocidos sólo anunciados por oscuros números de teléfono, esto significaba que la CTP empezaba a gravitar en torno a nodos de comunicación anónimos. Así que, de pronto, aparecieron las Vicesatrapías de la CTP. Esto es, los nudos de la red. A la vez, los miembros nos comenzamos a llamar Vicesátrapas y a tratarnos de Vd. y en femenino (dado que todos somos personas, de género gramatical femenino). Nuestra vicesatrapía ha recibido varios nombres, dependiendo de qué acto estuviera acometiendo, pero en definitiva la podríamos llamar Vicesatrapía Arbeit. Al tiempo, se acumulaban versos y versos y más versos. Arbeit-x, definitivamente rebautizado Vicesátrapa Ph, fue recogiendo con tesón variantes de variantes, inventando categorías e inventariando muestras. Por otro lado, algunas de la Vicesatrapías de las que aún conocíamos llevaban la CTP a recitales, libros, presentaciones y otros actos. La CTP llegó así a un encuentro de poesía en Pekín y a otro en Moguer, que desde aquí sepamos.

Agotado el asunto de los esemeses (al menos, agotado en esta vicesatrapía), la CTP pasó a otros medios: una página wiki alojada por las compañeras del MLRS, intercambio por correo-e y también trabajo colectivo presencial en talleres. Nuevos proyectos aparecían en el horizonte. Máquinas automáticas de fabricación de literatura burguesa, generación de apócrifos, apropiación y re-escritura de libros enteros de terceros poetas y un largo etcétera.

Ofrecemos aquí una colección de lo que sus insignificancias, las vicesatrapas de Arbeit, consideran aciertos de lo común en este ¿disparatado? Juego.

***

Los quehaceres cotidianos,
los proyectos de futuro,
el castigo del trabajo:
no consuela el mal de muchos
a los que somos demasiados.


Todos los días lo mismo
se acaba y vuelta a empezar
y aunque nos cueste aguantar
este Sísifo fascismo
ajo agua y trabajar.

***

Antinana de la mañana.


Despierta, mi bien, despierta,
despierta, despierta ya:
suena, suena y resuena
el despertador del capital…


Revolución [sbr]


Mañana por la mañana
no abandones tú la cama
ni tu mantita de lana
deja que le salgan canas
a las barbas de tu ama,
¡sé revolución que brama!


Revoluignición:


Vayamos a quemarlo todo,
pero no por quemarlo todo
sino por volverlo a sembrar.

***

Es preciso, vital,
que el transeúnte dormido
perciba con claridad
el anuncio imperativo
de la sacra publicidad:
sed envidiados y envidiad.

***

Paria y famélico arsenal
este lumpen proletario
al que nadie le ha enseñado
a leer El Capital
prende hogueras con los coches
en la noche suburbial.


Y el obrero hoy de traje
en su casa preocupado
porque aún no se ha comprado
una plaza de garaje.

***

Sabor, sudor, saber, sangre.
Todo se compra y se vende,
por venderse. Hasta el hambre.


Volver a Biblioteca

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.