RebeldeMule

FOURIER, Charles (1772-1837)

Libros, autores, cómics, publicaciones, colecciones...
Charles Fourier

Portada
(Wikipedia)


Introducción

    [fuente] Filósofo y economista francés, teórico del llamado socialismo utópico, nacido en Besançon (Francia) en 1772 y fallecido en París en el año 1837.


    Su vida

    Hijo único de un rico comerciante en paños, desde muy pequeño se interesó por el estudio de la naturaleza humana. Durante algunos años siguió los pasos de su padre, lo que le permitió viajar por Europa (recorrió Francia, Alemania, Bélgica, Holanda, Suiza y Rusia). La Revolución francesa causó el derrumbe del negocio familiar en 1793. Entre 1800 y 1815 residió en Lyon, donde entró en contacto con los problemas sociales. Sirvió en el ejército y, tras obtener su licencia absoluta en 1826, se instaló definitivamente en París donde trabajó como empleado y y como viajante de comercio.


    Su pensamiento

    Su propia experiencia como comerciante le hizo aborrecer la especulación y el espíritu mercantil, de ahí que se convirtiera en uno de los detractores más férreos del sistema y la sociedad capitalista. Ya desde 1798 comenzó a reflexionar sobre los abusos y la irracionalidad del capitalismo y pasó a hacer una crítica total de la organización social y a construir un mundo imaginario donde no existían las lacras sociales. Trabajó aisladamente al margen de las corrientes filosófico-sociales de la época, y construyó un nuevo régimen social que había de estar en armonía con las leyes fundamentales del universo. Afirmaba la bondad congénita de las pasiones humanas. Para él, la base fundamental del hombre eran sus pasiones naturales, y la atracción era la ley básica de la naturaleza. La infelicidad del hombre se debía a los obstáculos para la consecución de sus deseos e instintos, sobre todo, en el marco de la familia y el comercio: la familia porque fragmenta la sociedad y fomenta la hipocresía, el adulterio y la mezquindad de sentimientos, al basarse en el egoísmo de la pareja y la represión sexual, además de aprobar la inferioridad social de la mujer; y el comercio porque es una actividad fraudulenta y porque la riqueza que fomenta es también causa de la pobreza.

    Para Fourier las reformas y las revoluciones políticas, los sistemas filosóficos y el progreso económico y científico han agravado los males del sistema; el orden social existente mutila al hombre y crea un desequilibrio entre la miseria y la abundancia. Fourier proponía fundar un orden social, no basado en el igualitarismo ni en el comunitarismo, sino en la armonización de las discordias sociales. Llamaba a la asociación de todos los hombres en una inmensa cooperativa de producción y consumo, donde los intereses individuales no se opusieran a los colectivos. Defendía un sistema en el que todas las capacidades encontrasen su aplicación, con trabajo libre, variado, atractivo, que fuese un derecho y se aplicase al bienestar universal. Pretendía reunir los tres elementos, capital, trabajo y talento, y asociar a los hombres en grupos, series y falanges. Estas asociaciones recibirían el nombre de "falansterios" y se organizarían con unas 1.600-2.000 personas, que habitarían en unidades urbanísticas, con un terreno adjunto. Vivirían de la agricultura, la industria y la artesanía que ellos mismos elaborarían en su trabajo, libre y atractivo, rotando por cada actividad a lo largo del día. Gozarían de actividades intelectuales y, sobre todo, lúdicas. Los viajes serían abundantes; y el amor, libre y múltiple. El matrimonio y la familia desaparecían, la educación de los niños era colectiva y se produciría la emancipación de la mujer.

    La culminación de este proceso llegaría con la instauración de un nuevo tipo de sociedad, que Fourier denominó armonía, donde el individualismo desaparecería, aunque no creyó necesaria la desaparición de la propiedad privada ni de la desigualdad. Esbozó una metafísica, psicología y sociología nuevas, impregnadas de un vago misticismo. En ella radicada su utopía. Consideró que el solo ejemplo de un falansterio llamaría al resto del mundo a asociarse de la misma forma, lo que daría lugar a una fase que Fourier denominó garantismo. Sin embargo, nunca consiguió el apoyo necesario para llevar a cabo su prueba. Los ensayos que se pusieron en práctica tanto en Francia como en América fueron un fracaso.


    Sus obras

    Las principales obras en las que Fourier plasmó su pensamiento son: Théorie de l'unité universelle. Traite d'association domestique el agricole (1822), Le Nouveau monde industriel el sociétaire (1829), La Fause industrie (dos volúmenes, 1835-1836) y Le Nouveau Monde amoreux, publicada en 1967.




Narrativa





Relacionado:


Volver a Biblioteca

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.