RebeldeMule

ZAPICO, Alfonso

Libros, autores, cómics, publicaciones, colecciones...

ZAPICO, Alfonso

Nota Jue Mar 16, 2017 8:33 pm
Alfonso Zapico

Portada
(Wikipedia | Twitter | Facebook)


Introducción

    [fuente] Nacido en Blimea, un pueblo de los Valles Mineros asturianos, Alfonso Zapico se diplomó en Ilustración y Diseño por la Escuela de Arte de Oviedo. Realizó ilustraciones y otros trabajos gráficos para editoriales nacionales y regionales (libros de texto, dibujos animados, páginas web) todas de carácter infantil y juvenil, y trabajó como ilustrador en un proyecto de la Consejería de Educación del Principado de Asturias desde el año 2005.

    Fue colaborador habitual del periódico regional La Nueva España y publicó historietas y tiras cómicas en diversas revistas juveniles y digitales de Asturias. Su primer libro de historietas, La guerre du professeur Bertenev, fue publicado en Francia por Éditions Paquet y recibió el Prix BD Romanesque en el FestiBD Ville de Moulins en 2007, siendo editado posteriormente por Dolmen en España en 2009. También colaboró en otro álbum colectivo, Un jour de mai, editado en la primavera del 2007 por Paquet, con guión del francés Régis Hautière.

    Su primer obra larga para el mercado español fue Café Budapest (Astiberri, 2008), por la que le fue concedido el Premio Josep Toutain al autor revelación en el Saló del Còmic de Barcelona de 2009.

    En 2009, su proyecto Dublinés, una biografía del escritor James Joyce, le hizo ganar una beca en la Maison des Auteurs de la ciudad francesa de Angulema, donde reside actualmente.

Miguel Munárriz, en Zenda, el 28 de abril de 2016, escribió:Alfonso Zapico, contador de historias

Hace un tiempo me encontré con mi amigo, el fotógrafo Asís Ayerbe, y me habló de Alfonso Zapico (Premio Nacional de Cómic, 2010). Asís cree en las relaciones cósmicas, y como Zapico y yo somos asturianos, y él había publicado la novela gráfica La balada del Norte, y yo tuve una experiencia que duró ocho años como subdirector de ESM, una revista de minería, pensó: “Estos dos tienen que conocerse”, y nos puso en contacto mediante un mail cuyo Asunto rezaba: PRESENTACIÓN CIBERNÉTICA, que decía: “Siempre me alegra poner en contacto a tipos valiosos. Este es un buen ejemplo. Cada uno ya sabe quién es el otro, de manera que: unidos quedáis”.

Aunque ya estábamos unidos por las historias que Alfonso ha volcado en sus libros, ahora lo estamos más firmemente, y hasta me he atrevido a pedirle una de sus viñetas para que saludara la salida de Zenda. A vuelta de correo —como decíamos cuando escribíamos cartas y tarjetas postales— Zapico envió esta que encabeza hoy mi post. En nombre de Zenda y de sus ciudadanos, agradezco que él esté también con nosotros en pleno corazón de Ruritania.

La balada del norte (I) es una historia que comienza en Madrid en 1933, en el momento en que el intelectual Tristán Valdivia debe regresar a Asturias por motivos graves de salud. Aquí intentará comenzar de nuevo en el caserón familiar, propiedad de su padre, el marqués de Montecorvo, un anciano aristócrata dueño de la Compañía Minera del Noroeste, envuelto en el fragor de la II República, de cuyo Régimen dijo un historiador que no había conocido ni un solo día de tranquilidad.

La evolución de Tristán al conocer a Ibáñez, un periodista de un diario obrero, a Apolonio, el rudo capataz, y sobre todo a Isolina, una de las sirvientas en casa de su padre, con la que empezará a surgir una hermosa atracción, serán piezas fundamentales inmersas en el conflicto latente de la Revolución de Asturias de 1934. El 5 de octubre de aquel año trabajaban en las cuencas mineras asturianas 90.000 mineros y en su levantamiento habían entrado en Oviedo, se habían apoderado de los fusiles de la Fábrica de Armas, cortando toda comunicación con el resto del país. Bien es verdad que las condiciones de los trabajadores de la mina, entonces, eran las más infames de toda Europa, incluida Rusia, según palabras de un ingeniero de minas inglés, amigo del periodista Henry Buckley, que narró de primera mano aquellos acontecimientos. El final de la primera parte de La balada del Norte tiene un tono épico porque es cuando comienza la revuelta minera, protagonizado por los revolucionarios, por Tristán y por el marqués, en una escena que deja al lector sin aliento y a la espera del segundo volumen. En este, Zapico tendrá que contar lo que pasó durante y después, es decir, cuando el gobierno Lerroux decide recurrir a dos jóvenes generales, Franco y Goded, o cuando ese gobierno comprende que la solución debe llegar desde Marruecos desde donde hacen desembarcar en las costas de Asturias al Tercio de la Legión que se nutre de 10.000 soldados, más otros de las tropas regulares marroquíes. Mientras tanto, Mieres, Laviana y Campomanes son un campo de batalla con la policía y una huelga general se suma en un clamor en favor de los mineros que sufren poco después la más grande represión que vieron los tiempos.

Pero todo esto es historia, de la que Zapico se documenta con profesionalidad. Luego hay que contarla como lo hace él, con su dibujo firme y trémulo aunque pueda sonar contradictorio, con un dominio creativo impresionante; con la voz personal de alguien sensible que consigue que el lector le siga fielmente, igual que hicieron entonces los mineros con la República, porque en los años treinta, aunque las condiciones laborales eran, como dije, infames, la política republicana había rebajado los horarios y elevado los salarios. Y como escribió Buckley, “ahora que la República estaba en peligro los mineros se echaban a la calle para defenderla”.

Alfonso Zapico es, ya lo hemos visto, un sabio creador de atmósferas. Lo mismo con La balada que con sus otras obras: Dublinés (2011), La ruta Joyce (2011), Café Budapest (2008)… todas publicadas en la editorial Astiberri. Zapico le da un aire especial a sus dibujos, impone a sus personajes una gracia personalísima; impregna con tinta negra algunas de sus viñetas para diferenciar una situación de otra (como en La Balada del Norte, por ejemplo, cuando nos adentra en la mina), pero sobre todo, lo que consigue Alfonso Zapico en todas sus historias es veracidad, que mezcla con la melancolía de algunas de las situaciones, con las tiernas y emotivas historias de amor. Alfonso Zapico es un documentado soñador de utopías, lo que viene a ser una especie de optimista informado. De sus historias no se sale igual que se ha entrado. A sus historias se entra siempre expectante, y el lector avanza intentando calmar las tripas que rugen de emoción, o frenar el corazón, que se acelera a medida que se adentra en el libro. Un ejemplo: en Café Budapest, desde la página 46 hasta la 58 ocurre un vertiginoso ir y venir de sucesos en lugares distintos a la vez, que se van contando en cada viñeta. Desde “El 19 de noviembre de 1947 en Jerusalén”, a “Mismo día, misma hora. Una asamblea de las Naciones Unidas está a punto de comenzar en Nueva York”; “En el primer piso de un café de la ciudad vieja, Sherintza Damjanich observa su foto de bodas”, “El representante de Filipinas en la Asamblea de la ONU hojea la prensa…: Una historia contada con frenesí que bascula en la resolución del nombramiento del Estado de Israel. La algarabía en las calles, la felicidad que se verá truncada por el conflicto entre palestinos y musulmanes en una tierra que hasta entonces era un ejemplo de armonía y de convivencia entre árabes, judíos y occidentales. Y mientras tanto, el violinista Chaskel, el muchacho judío protagonista de esta historia, y la árabe Yaiza, conductora de un camión de frutas, se enamoran y viven su romance en ese tiempo hostil, que aún hoy no tiene visos de arreglarse.

Con Dublinés, Alfonso Zapico ha trabajado durante tres años para acercarnos la vida de James Joyce y la de su tiempo, de las ciudades en las que vivió, desde Dublín a Trieste, pasando por París y Zúrich, así como de escritores como Ezra Pound, Virginia Woolf, Paul Valéry, Ernest Hemingway, T. S. Eliot…, un doble acercamiento a Joyce al que Zapico vuelve con un cuaderno de viaje: La ruta Joyce, en el que está el proceso de gestación de Dublinés.

Todo en Alfonso Zapico es importante porque en lo que hace busca la reconstrucción del diálogo y nos hace reflexionar. Yo quiero agradecerle su esfuerzo y su arte y animarle para que en Zenda encuentre a un grupo de ciudadanos que, mediante la literatura, nos mantengamos en pleno diálogo con el mundo. Y también a Asís Ayerbe por su intermediación amorosamente cibernética.


Premios

    - 2008 Premio Haxtur al "Mejor Guion" por Café Budapest en el Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias
    - 2008 Premio Haxtur al "Finalista más votado por el Público" por Café Budapest.
    - 2008 Nominado al Premio Haxtur a la "Mejor Historia Larga" por Café Budapest.
    - 2009 Premio Haxtur al "Mejor Historieta Corta" por el trabajo colectivo Un buen hombre.
    - 2009 Nominado al Premio Haxtur a la "Mejor Historia Corta" por La guerra del profesor Bertenev.
    - 2012 Premio Nacional de Cómic 2012 por Dublinés.
    - 2015 Premio Haxtur al "Mejor guión" por La Balada del Norte.
    - 2015 Nominado al Premio Haxtur a la "Mejor Historia Larga" por La Balada del Norte




Secuencia

    Portada




Bibliografía básica

    Café Budapest
    Astiberri Ediciones (España, 2008) [168 pág]
    (Entrecómics | Tebeosfera | Kozmicbooks)

    Portada

    Sinopsis: Yechezkel Damjanich es un joven violinista judío que vive con su madre en la desolada Budapest de 1947. Un día, recibe una carta desde Jerusalén enviada por su tío Yosef, del que no sabe nada desde hace 12 años, y al que su madre aborrece sin razón aparente. Huyendo de la miseria, ambos llegan a Palestina en un convulso momento político, justo antes de que los ingleses abandonen la región.
    El tío Yosef regenta el Café Budapest, un pintoresco local cercano a la ciudad vieja, donde coexisten judíos, árabes, occidentales… Un efímero oasis de armonía donde las notas del violín de Yechezkel no tardarán en dar paso al estruendo de los obuses Davidka, las bombas árabes, el odio y la destrucción. El Café Budapest se convierte en un pequeño escenario donde se reflejan el caos y la barbarie presentes en toda Palestina.

    eLink de eMule Cafe.Budapest-por.ner0-CRG-SPANISH.comic.cbr  [57.62 Mb] / [La Mansión del CRG]

    :down: Descarga directa: Uploaded / [Cómic Alt]





    Dublinés
    Astiberri Ediciones (España, 2011) [232 pág]
    (Guia del cómic | Tebeosfera | Zona Negativa I Historia y cómic)

    Portada

    Sinopsis: "Dublinés es una obra llena de detalles, está centrada en la vida de James Joyce y recorre con el autor los momentos, las conversaciones, las penurias y las aventuras con las que se fue construyendo una de las grandes figuras del siglo XX. Es, además, un cautivador viaje en tren por las ciudades por las que fue pasando la vida de este irlandés universal.

    Procura sentarte antes de que el tren se ponga en marcha y ya está. Si sigues las instrucciones y con la ayuda de Dios, te encontrarás con un irlandés que está escribiendo novelas o bebiendo cerveza. Es posible que le veas vacilándole a Yeats o riéndose de Proust en su propia cara. Si te lo cruzas, conviene no molestarle... Es mucho mejor reírse con él."

    eLink de eMule Alfonso Zapico - Dublinés (CRG).cbz  [82.52 Mb] / [La Mansión del CRG]

    :down: Descarga directa: Uploaded / Mediafire / [Cómic Alt]





    La ruta Joyce
    Astiberri Ediciones (España, 2008) [208 pág]
    (Biblioasturias | Tebeosfera | 20minutos)

    Portada

    Sinopsis: La ruta Joyce es un cuaderno de viaje, el recorrido por las ciudades que visitó Alfonso Zapico tras los pasos de James Joyce en su arduo proceso de documentación e investigación, que permitiría la realización de la novela gráfica Dublinés (Astiberri, 2011), así como por otras urbes que visitó el dibujante asturiano y que fueron decisivas en el proceso de creación de la obra sobre el genial escritor irlandés.

    Así, asistimos a las más diversas peripecias que le llevaron a Zapico por Dublín, Trieste, París y Zúrich –las cuatro ciudades más importantes en la vida de Joyce–. En esas cuatro etapas de la ruta tras los pasos del escritor del Ulises se intercalan otros tantos episodios “más cortos, pero importantes en la estructura y la gestación del proyecto”, precisa Alfonso Zapico, que le llevan a la localidad francesa de Angoulême, donde se realizó buena parte de la novela gráfica.

    eLink de eMule Alfonso Zapico - La Ruta Joyce (CRG).cbz  [72.27 Mb] / [La Mansión del CRG]

    :down: Descarga directa: MEGA / [How to Arsenio Lupin]





    La guerra del profesor Bertenev
    DOLMEN (España, 2011) [87 pág]
    (Guía del cómic | Tebeosfera (Reseña) | El lector impaciente)

    Portada

    Sinopsis: Moscú, 1853, en una Rusia que vive días inciertos bajo la tiranía de su zar, un prestigioso profesor de nombre Bertenev es enviado forzosamente al frente de Crimea por prácticas subversivas contra el poder establecido. Durante una carga inglesa en la que su batallón está siendo aniquilado, Bertenev se bate en retirada cual desertor para acabar siendo capturado por el Capitán Townsend. Conducido a un campo de prisioneros donde casi es asesinado por desertor por sus compatriotas, será allí donde el Capitán Townsend lo cogerá a su servicio y establecerán un particular vínculo, fruto del cual el uno irá aprendiendo del otro y verán los claroscuros de la sociedad en que viven.

    eLink de eMule La.guerra.del.profesor.Bertenev-por.ner0-CRG-SPANISH.comic.cbr  [46.64 Mb] / [La Mansión del CRG]

    :down: Descarga directa: Uploaded / [Cómic Alt]





    El otro mar
    Astiberri Ediciones (España, 2013) [56 pág]
    (Fan Cueva | Tebeosfera | Sigue al conejo blanco)

    Portada

    Sinopsis: En el año 1500, un hidalgo extremeño llega a las costas de América. Es un aventurero, como tantos otros, que se enriquece para arruinarse pronto, viaja como polizón a Tierra Firme (istmo de Panamá), lucha, conspira y destruye para levantar nuevas ciudades. Se gana el título de gobernador de Veragua y, un día, este Vasco Núñez de Balboa escucha una fabulosa historia de boca de un cacique indígena: la historia del “otro mar”. Según las palabras del indio kuna, “al sur de las montañas de la selva del Darién existía un inmenso océano, desconocido para el hombre blanco y a cuyas orillas habitaban poderosas tribus ricas en oro y metales preciosos”. Quién sabe si fue la ambición, la avaricia o la locura lo que empujó a aquellos hombres a adentrarse en aquella provincia inhóspita. Quién sabe qué vivió realmente Vasco Núñez de Balboa aquellos días de incertidumbre y penuria.

    Cuenta el autor que fue difícil empatizar con un personaje como Núñez de Balboa. Desde nuestra mentalidad del siglo XXI cuesta ponerse en la piel de un hombre que, como muchos otros que fueron al Nuevo Mundo, no tenía ningún interés ni aprecio por las culturas autóctonas y que contribuyó vivamente a su exterminio. Un personaje con matices, cuya ansia por la exploración y los descubrimientos, por siempre ir un poco más allá, es lo poco que lo redime. Zapico intenta, en este sentido, presentarlo de una forma vitriólica, para que sea el lector el que juzgue los hechos.

    eLink de eMule El otro Mar.Alfonso Zapico.2013 (Bostamr) CRG.cbr  [49.00 Mb] / [La Mansión del CRG]





    La balada del norte
    Astiberri Ediciones (España, 2015) [232 pág]
    (Zona Negativa | Tebeosfera | Historia y cómic)

    Portada

    Sinopsis: Madrid, 1933. Tristán Valdivia, periodista sin periódico, editor sin éxito y amante sin ilusión, abandona la capital para volver al norte. Allí le espera su padre, el Marqués de Montecorvo. Son tiempos difíciles para el país, inmerso en las convulsiones de la Segunda República, y el viejo aristócrata debe mantenerse a la cabeza de su feudo particular: la Compañía Minera del Noroeste. De la negrura de los valles mineros de Asturias surgen personajes luminosos, y bajo el ruido atronador de las minas de carbón se escucha el susurro de una canción antigua. Los viejos y nuevos tiempos chocan brutalmente poniendo a prueba al protagonista, y pronto, a la Humanidad entera. Ése es el sonido de la gestación de la Revolución Asturiana del 34.

    Zapico opta por una estrategia narrativa clásica, que consiste en fundir la trama histórica, la revolución minera, con una trama inventada protagonizada por Tristán, el hijo de un marqués que posee varias minas y que vuelve al hogar paterno aquejado de una grave enfermedad, para vivir una historia de amor. Al mismo tiempo, sin proponérselo, se verá involucrado en la conspiración minera para derribar a los caciques. Toda la cuestión histórica se ha trabajado a conciencia. Zapico documenta el periodo y lo recrea de manera plausible, no sólo en los escenarios y en aspectos obvios como los vehículos o la ropa, sino también en las actitudes y en el modo de hablar de los personajes, muy local. Las historias ambientadas en el pasado tienden a menudo a proyectar actitudes contemporáneas en la gente de entonces, casi siempre por facilitarnos que sintamos empatía por ellos y nos identifiquemos en sus vivencias. Pero aquí, si salvamos la historia de amor, más tópica —tampoco es completamente imposible en la España de los años 30, sólo improbable—, nos encontramos con personas violentas, machistas y clasistas, como debe ser. Apolonio, un jefe de mina, es el mejor ejemplo. Cae simpático, es uno de los héroes, pero también es muy bruto, y posesivo con su mujer y su hija. Esa dualidad del personaje, que es extensible a casi todos los demás, es una clara muestra de la intención de Zapico respecto a la cuestión moral, pero también respecto a la histórica: la balada del norte intenta mostrar que la historia nunca ha sido una lucha entre buenos y malos absolutos. Que los seres humanos nos equivocamos.

    :str: Entrevista: youtube

    TOMO I En este primer tomo, Zapico expone el contexto previo al estallido de la Revolución: la proclamación de la República, la represión política seguida por los gobiernos derechistas, la ebullición obrera y la brutalidad laboral. No había límites. A la mina bajaban menores de 16 años. El alcoholismo acababa de enterrar lo que no mataba el carbón. “La gente tenía una vida miserable”, subraya el autor, que comenzó el proyecto hace más de tres años. “Los sueldos eran cada vez más bajos y cada vez pasaban más hambre. Además los mineros tenían pánico a las noticias que llegaban de Europa, con el auge de los fascismos”.

    En Asturias triunfó lo que no prosperó en otro lado. Los sindicatos hicieron una tregua en sus hostilidades recíprocas y convocaron una huelga revolucionaria. Algunas páginas de La balada del norte evocan al "Novecento" de Bertolucci, con sus marchas de explotados, conscientes de que su poder reside únicamente en la suma, en la intimidación que ejerce la masa cuando se dispone a todo. “Creo que he peleado bien. Quizá porque no tenía gran cosa que ganar”, escribió Albert Camus después de la fracasada revolución asturiana. Puede que los mineros no tuvieran gran cosa que ganar, pero desde luego no tenían nada que perder.

    eLink de eMule La Balada del Norte 01.Alfonso Zapico.2015 (Bostamr) CRG.cbr  [116.33 Mb] I [La Mansión del CRG]

    :down: Descarga directa: MEGA


[ Add all 6 links to your ed2k client ]

Volver a Biblioteca

Antes de empezar, un par de cosas:

Puedes usar las redes sociales para enterarte de las novedades o ayudarnos a difundir lo que encuentres.
Si ahora no te apetece, puedes hacerlo cuando quieras con los botones de arriba.

Facebook Twitter
Telegram YouTube

Sí, usamos cookies. Puedes ver para qué las usamos y cómo quitarlas o simplemente puedes aceptarlo.